eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Feliz año 1959

- PUBLICIDAD -
Madrid celebra la preparación de la Nochevieja con una gran asistencia

EFE

Termina el Año del Señor de 2013 y hacemos balance de lo que ha dado de sí, aunque otros autores opinan que más bien ha dado de no. Según los chinos, este 4710 ha sido el año de la serpiente, sin señalar a Montoro, que eso está muy feo. Si nos ponemos folclóricos y tomamos como referencia el origen de España, es el 521 desde la última muda de Isabel la Católica y la conquista de Granada, otro año de la marmota, sobre todo para el millón y pico de parados andaluces que siguen mano sobre mano. Como país multicultural que somos, también diremos que según el calendario hebreo hemos sobrevivido al 5772, un año muy jodío, y si vemos el calendario musulmán, hemos dejado atrás el 1424 de la Hégira, un año en el que hemos ido de la ceca a la meca. Como ven, se mire por donde se mire, un mal año, que no impide que el que empieza ahora vaya a ser peor y tengamos que contarlo sobre el almanaque del Corazón de Jesús, que ese sí es un verdadero taco, cagüen la leche que mamaron todos, sobre todo los del PP.

Para empezar, estrenaremos el año con una subida de la luz que nos va a dejar fríos, sobre todo a las 200.000 familias andaluzas que viven por debajo del umbral de la pobreza. Aunque en esto de congelarse, tampoco deberíamos quejarnos mucho, que agradecidos quedaríamos si nos congelaran el sueldo, que así al menos no bajaría aún más como pretende Fátima Báñez con la segunda vuelta de la reforma laboral. Virgencita del Rocío, que nos quedemos como estamos.

Y por si la luz no fuera suficiente, también se aplicará el incremento de los copagos sanitario, educativo, farmacéutico y otros, que no citamos textualmente para no darles ideas, y el decremento de los impuestos para los ricos, que son los únicos que pueden generar puestos de trabajo. En China.

El aborto de Gallardón

También este año que comienza será el de la reforma del aborto, dictada por las hermanas ursulinas para que con sus santas enseñanzas iluminen las pobres mentes de nuestras niñas y sean mujeres sumisas de provecho el día de mañana. El ministro de Gracia y Justicia, el niño Gallardón, se ve que tiene un horóscopo chino y ya sabe que este año es el del caballo, en cacharrería.

No se quedará atrás el entrar en la cacharrería, pero con las patas por delante, el ministro de Orden Público, Jorge Fernández, que seguirá poniendo cuchillas para que las gentes de color (negro) no molesten a los españoles de bien, que para estar verdaderamente bien también necesitan que los desarrapados patrios contengan sus envidias y no se manifiesten, sobre todo a la hora de comer, que no es agradable ver pobres cuando se sirve el caviar Beluga. Por lo tanto, se aprobará la ley de vagos y maleantes y se multará a todos aquellos que se pasen un pelín. Para asegurar la paz social, una tanqueta de agua disolverá las manifestaciones. Lo que hace tener estudios.

Por todo ello es por lo que rogamos a nuestra recién estrenada presidenta, Susana Díaz, que no se desanime y luche como gata panza arriba a base de recursos constitucionales, resistencia pasiva e incluso resistencia activa, ya que es nuestra gran esperanza blanca, a pesar de su oscuro pasado catequista. Para devolver la pelota de la Historia, sería poéticamente justo que desde Andalucía se iniciara la reconquista, con la ayuda del también gobierno izquierdista de Asturias, que en esto de reconquistar ellos tienen más experiencia.

Así pues, y visto el viaje en el tiempo que el PP nos prepara, les deseo a todos unas felices fiestas y un próspero año 1959, que precisamente fue el año del cochino, sin señalar ni a Franco ni a Rajoy.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha