eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

VÍDEO | Un concejal del PP de Sevilla cuenta cómo hizo "un favor" a una empresa ahora investigada

Un concejal popular, entonces delegado de Economía, narra cómo en 2011 puso en contacto al líder de la presunta red de adjudicaciones irregulares de contratos públicos con un mando de la Benemérita

Declara que hizo de intermediario para facilitar la instalación de un "parquecito" infantil en el acuartelamiento de Montequinto de Dos Hermanas

"Después me he dado cuenta que algunos favores hay que pensárselos dos veces", dice Gregorio Serrano

- PUBLICIDAD -

Pasó hace casi cinco años pero el actual concejal y entonces delegado de Empleo, Economía, Turismo y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla Gregorio Serrano ha tenido que hacer memoria para relatar ante la comisión de investigación sobre los contratos adjudicados a Fitonovo, cuyos directivos habrían repartido dádivas y comisiones a cambio de contratos públicos, cómo medió entre la empresa y la Guardia Civil, y cómo se gestó el "favor" que quiso hacer a ambas partes.

"Yo, como un español más, entendía que tenía que echarles una mano o hacerles un favor. Después me he dado cuenta que algunos favores hay que pensárselos dos veces antes de hacerlo pero bueno, yo lo volvería a hacer exactamente igual", dice Serrano en otro pasaje de su relato (la cuestión directamente relacionada con su gestión para el "parquecito" se encuentra entre los minutos 17'20" y 21' aproximadamente y sucesivos), donde señala que no le pidió a la empresa "un certificado de antecedentes penales a futuro", defendiendo que "no sabía nada" de las irregularidades que tres años después se destaparían.

El concejal ha trasladado a la comisión de investigación su intención de ayudar a Fitonovo, "que trataba con el Ayuntamiento los temas de parques y jardines", al tratarse la Guardia Civil de "un potencial cliente que le podría interesar para darle contratos y cosas".

Serrano, representante del PP en la propia comisión y que ha insistido en que en aquellos momentos no imaginaba que esa empresa, Fitonovo, dirigida por "un chico muy agradable y educado" (José Antonio González Baró), con proyectos "muy interesantes" de aparcamientos, temas deportivos e intención de invertir hasta 50 millones de euros en su ciudad, pudiera liderar una trama presuntamente delictiva como la que trascendió el 11 del 11 de 2014 con la 'Operación Enredadera'.

"Para congraciarse con el nuevo equipo de Gobierno"

En el sumario judicial, que se desarrolla paralelamente a la comisión que busca responsabilidades políticas, se apunta que la construcción del "parquecito" le salió gratis a la Guardia Civil y al Ayuntamiento, que se adjudicó sin licitación y que el dueño de Fitonovo había reconocido que la habría hecho "para congraciarse con el nuevo equipo de Gobierno", recién llegado al Consistorio, con Juan Ignacio Zoido a la cabeza.

El entonces delegado de Economía, según explica, creía que no hacía nada malo poniendo en contacto a la empresa y a "un Cuerpo tan querido por todos los españoles", que hace una "gran labor en muchísimos municipios". La instalación de un parque infantil en el acuartelamiento de Montequinto trascendió un mes después de la operación policial cuando se levantó el secreto de sumario. La investigación de la Guardia Civil indicaba incluso que el PP financió su campaña electoral con 'mordidas' de Fitonovo. La Audiencia Nacional asumió finalmente el caso al abarcar las diligencias diferentes provincias.

Los exconcejales del Ayuntamiento de Sevilla Alfonso Mir (PSOE), Maximiliano Vílchez (PP), Francisco Manuel Silva (IU-CA) y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (PSOE) también comparecieron este miércoles. Vílchez atribuye la designación del exjefe del servicio de Parques y Jardines Francisco Amores a su currículum y Celis negó que el PSOE se financiase con Fitonovo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha