eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

¿Qué es 'Fitonovo', la empresa señalada en la Operación Madeja?

El grupo sevillano dedicado a "ofrecer servicios medioambientales a entidades públicas y privadas" está en la base de una organización criminal que se habría dedicado a lograr contratos públicos a través de sobornos durante nueve años.

- PUBLICIDAD -
Logotipo de la empresa 'Fitonovo'.

Logotipo de la empresa 'Fitonovo'.

Nuestros horizontes son verdes, dice el eslogan de Fitonovo. Pero la empresa sevillana visualizó una perspectiva más oscura. Ligada al soborno, según se desprende de la investigación de la Guardia Civil. Habilitó "una red de contactos con funcionarios corruptos" y así lograba contratos públicos, mediante regalos y 'mordidas' camufladas en una contabilidad paralela. De 2003 a 2012 repartió, supuestamente, hasta 2 millones de euros entre trabajadores de distintas administraciones y políticos de todos los colores. ¿Y qué es Fitonovo?

Nadie atiende el teléfono de la empresa con sede en Salteras (Sevilla). La web dice: Esta página está en construcción, pronto estará disponible, disculpe las molestias. El grupo empresarial creado en 1990 está declarado en concurso de acreedores por el Juzgado de lo Mercantil número uno desde que la jueza Mercedes Alaya ordenara la detención de sus propietarios al hilo de la operación 'Madeja'. "La fidelidad y confianza que sus clientes depositan en esta empresa, reconociendo su capacidad de trabajo, la consolidan como líder en el sector", vendía la información de la compañía.

Especializada en "ofrecer servicios medioambientales para entidades públicas y privadas", llegó a tener "un equipo formado por más de 700 profesionales altamente cualificados dotados con la tecnología más avanzada". Salía al mercado como "referente en el diseño, creación y mantenimiento de parques y jardines". Está inscrita como empresa, por esto, en la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

Contratos a cambio de "dádivas"

Y Fitonovo se convirtió en contratista habitual de numerosas administraciones públicas. A cambio, según la investigación, de "múltiples dádivas o regalos de distinta naturaleza" como dinero o vehículos. Las prácticas ilícitas descubiertas "causaban un grave daño al interés público". Alaya ha citado en la tercera fase de 'Madeja', la operación 'Enredadera', a los responsables de la sociedad, ya detenidos el pasado año y a quienes amplía los delitos que se les imputan: contra la Administración Pública, blanqueo de capitales, alteración de precio en concurso y subasta pública, falsedad en documento mercantil, delitos contra la Hacienda Pública y organización criminal.

La Fiscalía de Sevilla solicita por esto  fianzas de responsabilidad civil por valor de 3,5 millones de euros para los empresarios del grupo sevillano, Rafael González Palomo, dueño, y su hijo y administrador, Juan Antonio González Baró, además del administrador de otra empresa, Fiverde, Ángel Manuel Macedo. Todos están en libertad con cargos. La magistrada ha ordenado el ingreso en prisión eludible bajo fianza de 180.000 euros para el director comercial de Fitonovo, Juan Andrés Bruguera, mientras el propio asesor jurídico, Carlos Gamito, ha sido detenido también en el operativo.

En la primera fase de la investigación, el propio administrador confesó la entrega de 700.000 euros en 'mordidas'. Con esto, según la Guardia Civil, la organización criminal inflaba facturas, modificaba pliegos de contratación y asesoraba sobre la forma de ganar concursos licitados. La trama creó además una contabilidad paralela para nutrirse de facturas falsas con las que pagaba sobornos.

La mujer de González Palomo, Pilar Baró, fue detenida con anterioridad. También fueron imputados un trabajador y el responsable de la gestoría que llevó las cuentas de la empresa, Francisco Orozco, que comparecieron en sede judicial y quedaron en libertad sin fianza.

85.000 euros en una caja de zapatos

Los "diversos expedientes de contratación" analizados en el operativo y las concesiones que salpican a administraciones locales, provinciales y regionales han llevado ahora al arresto de 32 personas por parte de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. Uno de ellos, Antonio Miguel Ruiz Carmona, recibió 85.000 euros del grupo Fitonovo en una caja de zapatos, según la jueza Alaya.

enredadera

Un coche sale de la Diputación de Sevilla con uno de los detenidos. / Foto: Luis Serrano

En Jaén fue detenido el segundo teniente de alcalde del ayuntamiento de La Carolina, Cristóbal Pérez, donde agentes de la UCO han incautado información relacionada con la empresa sevillana. Fitonovo ha realizado tres obras para el municipio. En Granada, una antigua empleada del mismo grupo acabó detenida y en Canarias, el delegado de Fitonovo quedó en libertad con cargos tras prestar declaración y el presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo, confirmó que la institución tenía  tres acuerdos de mantenimiento de carreteras con el mencionado grupo.

El grueso de la investigación, la operación 'Madeja', parte de la relación que Fitonovo tenía con el que fuera director del área de Vía Pública del Ayuntamiento de Sevilla, Domingo Enrique Castaño. Tras el concurso público para la adquisición de un derecho de opción de compra de terrenos de Mercasevilla, su patrimonio personal ascendió de manera considerable y sin justificar, según la Guardia Civil. Las pesquisas dedujeron que Castaño había recibido de la sociedad Fitonovo múltiples regalos de distinta naturaleza. En julio del año 2013 se iniciaron los registros y se practicaron las primeras detenciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha