eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Belchite rinde el primer homenaje a los supervivientes de la batalla en su 80 aniversario

Es el primer  homenaje que realiza esta localidad a los vecinos que vivieron una de las batallas más cruentas de la Guerra Civil, donde perdieron la vida 6.000 personas

“Pasaban los cañonazos por encima de las casas, escuchábamos el silbido sobre nuestras cabezas y después la explosión a pocos metros”, recuerda Felisa Ortín, una de las supervivientes

Los actos previstos comienzan este viernes 1 de septiembre en las ruinas de la iglesia de San Agustín en el Pueblo Viejo, con un programa de actividades que incluye artes escénicas, poesía, música y danza

"El pueblo viejo de Belchite desaparecerá en breve si no se actúa, está en una situación agónica"

- PUBLICIDAD -
Los actos comenzarán en la iglesia de San Agustín del pueblo viejo.

Los actos comenzarán en la iglesia de San Agustín del pueblo viejo. Belchite (Zaragoza)

Felisa Ortín es una de las supervivientes que este fin de semana será homenajeada en el 80 aniversario de la batalla de Belchite. Será el primer acto de reconocimiento que se realiza en la localidad dirigido a los vecinos que sobrevivieron a una de las batallas más cruentas de la Guerra Civil española, donde perdieron la vida cerca de 6.000 personas.

Por suerte, la familia de Felisa Ortín no corrió esa suerte. Tenía 12 años cuando comenzó una batalla que destruyó por completo su casa, donde vivía con sus padres y sus cinco hermanos. “Pasaban los cañonazos por encima de las casas, escuchábamos el silbido sobre nuestras cabezas y después la explosión a pocos metros”, recuerda Ortín, quien sufría “ataques de nervios” en cada bombardeo. “Mi padre quería que estuviéramos todos juntos y decía: si morimos, moriremos todos juntos”.

A sus 92 años, Felisa recuerda que el asedio en 1937 dejó a los habitantes de Belchite “sin agua, sin luz y sin apenas comida”. “Después, un soldado republicano denunció a mi padre y se lo llevaron preso a la cárcel de Alcañiz con mi madre y mi hermana”, señala. Ella pudo llegar hasta Mallén (Zaragoza), donde estuvo a salvo con unos familiares.

Después de la guerra, toda la familia volvió a su pueblo. Con su casa destruida, se hospedaron en otra vivienda deshabitada que no había quedado tan dañada hasta que un temporal de lluvias acabó por echarla abajo. “Tuvimos que salir corriendo a la una de la madrugada con el agua hasta las rodillas, hemos pasado mucho”, recalca.

Finalmente, consiguieron una casa donde vivir en el pueblo nuevo, cuya primera piedra se puso a finales de 1940 por la Dirección General de Regiones Devastadas, organismo creado por Franco después de la contienda. Los vecinos fueron mudándose a él, conforme salían agraciados en el sorteo. “Al que le tocaba le tocaba y al que no se tenía que aguantar”, precisa.

'Belchite: memoria y paz'

Ahora en el 80 aniversario de estos hechos, el pueblo de Belchite celebra su primer homenaje a los supervivientes. En total, empadronados en la localidad, viven hoy 162 vecinos que la sufrieron. Ellos son los principales protagonistas de los actos preparados con el lema ‘Belchite; memoria y paz’.

El programa de actividades, que incluye artes escénicas, poesía, música y danza, comenzará con el concierto nocturno ‘1 piano y 200 velas’ del compositor David Gómez, entre las ruinas del Pueblo Viejo.

Al día siguiente, el 2 de septiembre, tendrá lugar el acto principal en la iglesia en ruinas de San Agustín, donde se ha instalado un escenario. Allí los supervivientes recibirán un homenaje y un símbolo de la ciudad, acompañados por las autoridades invitadas, sus familiares y los vecinos tanto de Belchite como de los pueblos más cercanos.

El Consistorio ha invitado al presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, así como al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y el presidente de la Diputación de Zaragoza, José Antonio Sánchez Quero. Todos ellos han declinado la invitación por motivos de agenda. Sí que estará presente el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, y los alcaldes de los pueblos de la comarca. “Lo importante es que estén los supervivientes”, resalta el alcalde de Belchite, Carmelo Pérez (PP).

Aprovechando la efeméride, el Ayuntamiento ha querido hacer este homenaje, para poder englobar lo ocurrido en Belchite dentro de la memoria histórica de este país. “Pensamos que hay que recordar estos hechos para que no vuelvan a ocurrir”; señala Pérez, quien añade que este municipio es además un ejemplo de “solidaridad” que supo convivir después de la contienda.

Intervenciones en el Pueblo Viejo

Para ello, conservar el Pueblo Viejo de Belchite es una prioridad. Este año se va intervenir en las cúpulas de la iglesia de San Martín, una inversión financiada por el Gobierno de Aragón que ronda los 60.000 euros. Además, se realizarán acciones de señalización de las zonas de riesgo de derrumbe, también a cargo de la DGA.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Belchite ha solicitado las ayudas del 1,5 % cultural del Ministerio de Fomento para  llevar a cabo la sujeción de la fachada del convento de San Rafael por un importe de 260.000 euros. Esta subvención contempla que el Consistorio aporte el 20 %, por lo que es una inversión “importante” para el Ayuntamiento, indica Pérez, quien añade que el dinero es el principal escollo que tiene el municipio para mantener las ruinas. “Tenemos dos pueblos que mantener”, añade.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha