eldiario.es

Carlos Elordi

Carlos Elordi es periodista. Trabajó en los semanarios Triunfo, La Calle y fue director del mensual Mayo. Fue corresponsal en España de La Repubblica, colaborador de El País y de la Cadena SER. Actualmente escribe en El Periódico de Catalunya.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 4264

Rusia puede provocar una crisis financiera global

Hay miedo. El colapso financiero que está viviendo Rusia como consecuencia de la caída del precio del petróleo y de las sanciones occidentales ha ennegrecido en muy pocos días el panorama global de la economía. La concreción más clara de esa inquietud –que lleva al Guardian de Londres a decir que el hundimiento del rublo amenaza con desencadenar “una masiva crisis financiera global”- es la caída de las bolsas occidentales, que ha vuelto a producirse este miércoles. “Los mercados han perdido la brújula” dice Le Monde. Pero lo que de verdad se teme, aunque por el momento nadie se atreve a asegurar que eso va a ocurrir, es que los problemas rusos se contagien al resto del mundo.

La caída del precio el petróleo, que en un principio se valoró como un regalo que debía impulsar el crecimiento económico de los países importadores, está teniendo, por el momento, más efectos negativos que positivos. Para empezar, porque ha desatado todos los fantasmas que se ciernen sobre la economía y las finanzas rusas y nadie descarta que el drama pueda ahondarse aún más. También porque está produciendo una desestabilización de las divisas latinoamericanas y asiáticas.

Seguir leyendo »

Bruselas se moviliza contra Syriza

Se diría que en Bruselas han tocado a rebato para impedir que Syriza llegue al poder en Grecia. Justo después de que el primer ministro conservador, Antonis Samaras, adelantara a la desesperada la elección parlamentaria del nuevo presidente de la república, provocando la histeria en los mercados, en los últimos días se han sucedido las intervenciones, o injerencias, de altos dignatarios de la UE para influir en la opinión de los ciudadanos griegos a fin de impedir la derrota electoral de la derecha que siguen pronosticando los sondeos.

El jueves pasado el propio presidente de la Comisión Europea intervino abiertamente en ese sentido. Jean Claude Juncker, que acaba de superar, con el apoyo del centro derecha y de los socialistas, un voto de censura en el Parlamento Europeo por el escándalo de los favores fiscales a cientos de multinacionales, tomó partido en términos nada ambiguos a favor de Samaras en una entrevista en la televisión austriaca ORF 3. "No quiero que las fuerzas extremistas lleguen al poder en Grecia", dijo. Y en relación con la elección del presidente, cuya primera de las tres votaciones previstas tendrá lugar este miércoles, añadió: "Preferiría volver a ver rostros familiares en enero" (tras la tercera votación) en una clara defensa del candidato de la derecha Stavros Dimas, que ha sido comisario europeo y varias veces ministro en Grecia.

Seguir leyendo »

¿La caída del precio del petróleo es tan buena noticia como se dice?

Desde hace varios días el asunto más destacado en la crónica económica mundial es el espectacular descenso que han registrado los precios del petróleo. La caída oscila entre el 40% y el 50% en el último semestre. Y la impresión generalizada entre los analistas, y confirmada por los dirigentes del principal productor mundial, Arabia Saudí, es que los nuevos niveles de precios, que están en el entorno de los 60-65 dólares por barril, se van a mantener al menos durante todo el próximo semestre.

Los grandes diarios económicos, todos ellos occidentales, celebran la noticia. El  Wall Street Journal lanzaba este lunes las campanas al vuelo sobre el impacto positivo que el descenso del petróleo tendrá sobre la marcha de la economía norteamericana. El director del Financial Times ha equiparado el hecho a una "reducción de impuestos de efecto global".

Seguir leyendo »

Grecia, Italia, Bélgica: la Europa que se levanta

Una vez más, Grecia amenaza con romper los equilibrios que sostienen al euro y la precaria estabilidad política de la UE. Atrapado entre dos fuegos –las presiones de la troika para que intensifique aún más la austeridad y los recortes, de un lado, y la protesta ciudadana, de otro- el gobierno derechista ha optado por jugársela a una carta. Adelantando a enero su elección, Andoni Samaras pretende evitar que la presidencia de la república caiga en manos de la oposición. No está dicho que lo logre. Si fracasa, lo que tendría que adelantar son las elecciones generales. Y éstas, según todos los indicios, serán ganadas por Siriza, es decir, por una izquierda que quiere renegociar la deuda externa del país y dejar de pagar una buena parte de la misma.

Los mercados han reaccionado histéricamente ante esa precipitación de los acontecimientos. Y la histeria sigue, indicando la escasa confianza que los centros financieros del continente tienen en el statu quo sin grandes sobresaltos que esos mercados viven desde hace más de un año.

Seguir leyendo »

Rajoy se la puede pegar de nuevo

Sus asesores están trabajando a fondo con Rajoy. Han conseguido que ofrezca una imagen más enérgica y confiada que la tenía hace algunas semanas. También le han convencido de que tiene que dar más la cara, aunque sea siempre en condiciones muy favorables. Y, además, le han redactado una serie de mensajes redondos y muy impactantes con los que debería transmitir la idea de que las cosas han cambiado de verdad, de que vamos a mejor sin retroceso posible. Los tenemos hasta en la sopa. El último es el de que “la crisis económica es historia pasada”. Y es tan grande el despliegue propagandístico, que no pocos de los que están en su contra empiezan a pensar que la maniobra les va a salir bien, que Rajoy y el PP han iniciado una marcha imparable hacia la victoria en las generales de 2015. Pero el artefacto tiene un defecto: el de que todo indica que la gran mayoría de la gente no está dispuesta a tragarse una nueva mentira.

En primer lugar, y sobre todo, si viene de Rajoy. Un político del que desconfían cerca del 85% de los encuestados, según el CIS, carece del bagaje mínimo de credibilidad necesario para que sus mensajes triunfalistas modifiquen la percepción que la gente tiene de lo que está ocurriendo. Y ésta, como cada nuevo sondeo confirma tajantemente, es malísima. Y no mejora ni un ápice desde hace mucho tiempo.

Seguir leyendo »

El contraataque de Rajoy

Ahora han pasado a la ofensiva. Desde que, hace una semana, Rajoy viajara a Barcelona para no decir nada y hacer menos, desde el gobierno y desde el Partido Popular no dejan de sucederse las ocurrencias destinadas a ocupar las primeras páginas. Cada día, una. De signo distinto, pero todas ellas orientadas a demostrar que Rajoy no es un líder indolente que asiste  impertérrito a su caída en los sondeos y al desprestigio creciente de su partido. Es, por tanto, una ofensiva destinada sobre todo a calmar a sus gentes, a los que desde dentro critican su inacción, su pasotismo. Y es muy burda, de poco fuste y posiblemente aún de menor recorrido. Las preguntas que, sin embargo, algunos se han hecho en los últimos días es si la oposición, o las oposiciones, van a ser capaces de mantener su rumbo y sus opciones si el contrataque del PP se mantiene y se refuerza en el futuro.

Hasta el momento, lo que tenemos son las propuestas que Rajoy ha hecho en el Parlamento para combatir la corrupción, en un acto que quedó muy deslucido por el cese de Ana Mato: no deja de ser extraordinaria, por cierto, la capacidad de la maquinaria mediática del Gobierno para ocultar ese hecho, del que en los medios masivos dejó de hablarse para siempre a las pocas horas de haberse producido. Tras las medidas anticorrupción, que se siguen vendiendo como iniciativas heroicas, llegó la propuesta de acortar la duración de la instrucción de las causas a 6 meses, un brindis al sol que a las pocas horas distintos exponentes de la justicia ya consideraban inviable.

Seguir leyendo »

Podemos tiene algunos problemas

Diez meses después de su nacimiento, son muchos los que dan por muerto a Podemos, o cuando menos al final de su recorrido potencial. No pocos de los que hacen los vaticinios más negros son gentes claramente alineadas con los grandes partidos o directamente a su servicio. Pero entre los que dudan sobre el futuro de la nueva formación también hay muchos que no sienten particular antipatía hacia ella e incluso personas que están dispuestas a votarla. Lo cual no es contradictorio. Porque la vida de Podemos es demasiado corta como para haber generado las convicciones que sostienen la andadura de partidos de más larga trayectoria.

Por ahora es sólo un fenómeno que ha generado entusiasmo en amplias capas de la población. Para ser lo que pretende ser, esto es, una fuerza política que destruya el actual e insostenible statu quo del bipartidismo y transforme la realidad política española, Podemos requiere de tiempo. La pregunta, legítima, es si ese tiempo, el que queda hasta las generales, no va a ser también su peor enemigo. Y la respuesta no es fácil.

Seguir leyendo »

Se acabó la política, solo quedan las elecciones

La sucesión de las clamorosas noticias de las últimas semanas podría dar la sensación de que muchas cosas se están moviendo en España. No es así. Lo importante, es decir, el conjunto de terribles problemas que aquejan a nuestra sociedad sigue, igual que siempre. O tal vez peor. Y olvidados, más lejos que nunca del debate público. Porque a lo único que estamos asistiendo, con legítima pasión por parte de muchos, es a una formidable campaña electoral que no terminará hasta que se celebren las generales. Todos los esfuerzos políticos están centrados en esa batalla por el poder. Que sólo una parte del espectro, particularmente Podemos, ve como la ocasión de propiciar un gran cambio. Y el resto como el momento de confirmar que nada sustancial ha cambiado.

Seguir leyendo »

El objetivo prioritario debería ser echar al PP del Gobierno

El momento político español está marcado por tres elementos: el ascenso de Podemos, la crisis catalana y el deterioro creciente y seguramente imparable del PP. Los tres están muy interrelacionados, son también causas y efectos de los demás y todo indica que lo seguirán siendo en el inmediato futuro. Pero posiblemente el más determinante, el que más claramente podría provocar un cambio del escenario político es el camino hacia el desastre, y quien sabe si hacia la descomposición interna, que ha iniciado el PP.

Empieza a haber demasiados indicios de que esa marcha es imparable. Porque el PP parece incapaz de hacer frente a ninguno de los problemas que le aquejan y porque no se vislumbra de donde podría sacar recursos milagrosos para hacerlo. Ya ha entrado en la fase, de tan tristes recuerdos para el PSOE, en la que propios y extraños no muy lejanos creen que la solución es echar a Mariano Rajoy. Pero esa idea, más que un remedio, es sólo un síntoma de hasta qué punto la situación empieza a ser dramática dentro del partido. Porque indica el líder está perdiendo la confianza de los suyos, tras haber perdido en medida abrumadora la de la gente. Y eso, más pronto o más tarde, terminará en una crisis de resultados imprevisibles.

Seguir leyendo »

Ni el PP ni el PSOE van a parar a Podemos

Se diría que la actual estructura del poder político se está derrumbando a un ritmo que se acelera cada día. Empieza a ser inimaginable que quienes hoy mandan vayan a seguir haciéndolo dentro de un año o quién sabe si menos. Hasta desde dentro del PP surgen voces que piden que no sea Rajoy quien encabece la lista de las generales, al tiempo que en el PSOE se consolidan las dudas sobre la solvencia de Pedro Sánchez como candidato. Las encuestas pronostican un cataclismo electoral que, más allá del anunciado éxito de Podemos, podría dar paso a una situación de ingobernabilidad, transitoria o duradera.

El panorama, al que nada apuntaba hace solo seis meses y que se agrava con la crisis catalana, parece, hoy por hoy irreversible. Y por muchas vueltas que se le dé, no se atisba elemento alguno que pudiera modificarlo sustancialmente. Porque sus raíces son muy hondas. Y las triquiñuelas politiqueras o las argucias electoralistas, que ya es lo único que cabe esperar de los grandes partidos, no van a valer frente a eso.

Seguir leyendo »

  • Mirada al mundo

    La crisis puede provocar la inestabilidad política del sistema

    #8 La explicación que yo doy al interés por España de los diarios que Vd. cita -y que no viene de las últimas semanas, sino de más atrás- es que España es el punto débil por donde puede romperse todo el entramado del euro y, si eso ocurriera, por donde podría empezar a producirse, lo dicen los expertos, un cataclismo similar al de Lehman Brothers. En definitiva, que es el sitio al que hay que mirar y, de hecho, al que miran no sólo esos periódicos, sino to el mundo económico y financiero. Si hubiera otros motivos menos claros, yo los desconozco y tampoco se me ocurren. Carlos Elordi

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -