eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Carlos Elordi

Carlos Elordi es periodista. Trabajó en los semanarios Triunfo, La Calle y fue director del mensual Mayo. Fue corresponsal en España de La Repubblica, colaborador de El País y de la Cadena SER. Actualmente escribe en El Periódico de Catalunya.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 11013

Rajoy nos lleva a todos al desastre

Quienes ingenuamente creían que Mariano Rajoy podía rectificar y que el diálogo aún era posible no han tardado mucho en comprobar la vanidad de su sueño. No han pasado ni 48 horas desde la “razzia” de la Guardia Civil del lunes para que el fiscal general haya ordenado la apertura de una causa por sedición, seguramente contra los líderes de Omnium y ANC, y para que el ministro del Interior anuncie el envío de más policías a Catalunya. “Para poder poner bajo sus órdenes a los Mossos d’Esquadra” ha dicho el Gobierno catalán. Con el fin de reprimir a fondo la movilización popular. Y antes del 1-O pueden pasar cosas aún más graves. Y no digamos el día mismo de la consulta.

No es impensable que miembros del Govern, y Puigdemont mismo, estén para esas fechas en la cárcel. Tampoco que las calles de las principales ciudades catalanas estén tomadas por la Guardia Civil y los antidisturbios para impedir concentraciones y manifestaciones y la votación misma. Sobre todo esto último. Puede pasar de todo si eso ocurre. Habrá que ver qué hace la policía catalana. Una ley de 1986 podría ser invocada para ponerla a las órdenes de los cuerpos estatales. ¿Se negará el mayor Trapero a obedecerla? Si algo de eso se produjera, el conflicto ascendería a otro nivel: el de la confrontación entre fuerzas policiales distintas. Casi una guerra.

Seguir leyendo »

En Alemania se espera un nuevo fracaso de la socialdemocracia europea

Mucho se tienen que equivocar los sondeos, y ningún analista lo cree posible, para que los socialdemócratas alemanes no sufran un duro revés en las elecciones generales de este domingo. El último, el de la cadena televisiva ARD, les pronostica un 20% de los votos, 17 puntos menos que los que irían al bloque de centro derecha CDU/CSU que encabeza Angela Merkel. Sería el peor desastre en mucho tiempo. La derrota del SPD parece ya tan inevitable que dentro y fuera del partido de lo que ahora se habla es de las causas de la misma, más que de la posibilidad de remontar a última hora. Cuando aún faltan cinco días para que se abran las urnas.

Muchos creen que Martin Schultz no ha sido un candidato a la altura de las circunstancias. Se dice que empezó bien y, en efecto, hace 8 meses los sondeos le daban un 30% de los votos, casi empatado con la primera ministra. Pero desde entonces el viento se le ha puesto de cara. Empezando por las tres derrotas de su partido en las elecciones regionales de otros tantos länder, entre ellos el de Renania del Norte-Wesfalia, tradicional feudo socialdemócrata y patria chica de Schultz. Prosiguiendo por el anuncio de que Gerhard Schröder, el antiguo líder del SPD, entraba a formar parte del consejo directivo de Rosnet, el gigante energético ruso controlado por el Kremlin. 

Seguir leyendo »

Alguien tiene que parar esto

Sigue el combate. Golpe va y golpe viene. Sin parar un momento. Y sin que se atisbe quien puede ganar. El Gobierno central está subiendo el ritmo: el anuncio de Montoro de que intervendrá la hacienda de la Generalitat es un salto cualitativo, seguramente inevitable tras de que Junqueras dijera que no le iba a mandar las cuentas. Pero no será el último. Y con todo, y a menos que Rajoy se líe la manta a la cabeza, lo más probable es que ni así se logre impedir que haya referéndum, o algo que se le parezca mucho.

Lo que empieza a estar bastante claro es que ocurra lo que ocurra el 1-O, o unos días antes, la pelea va a seguir después de esa fecha. De lo que se deduce que la pregunta que cualquier persona sensata se tendría que hacer en estos momentos, piense lo que piense del contencioso, es si existe alguna posibilidad de parar la guerra. Sólo provisionalmente, antes de que todo salte por los aires, que es lo que puede pasar si finalmente se vota el 1 de octubre. Y no digamos si la participación y el sí son lo suficientemente altos como para que el parlamento catalán declare la independencia. O si unos días antes el gobierno central desembarca en Catalunya y anula por la tremenda los poderes de la Generalitat.

Seguir leyendo »

La crisis catalana preocupa a la Europa que manda

La Europa política sigue con gran atención los acontecimientos catalanes. Sin inmiscuirse -la intervención a favor de la posición del Gobierno español del presidente del Parlamento Europeo, el berlusconista Tajani, es una excepción-, insistiendo en que la crisis es un asunto interno de España y también en que si Catalunya se independiza tendrá que pedir el ingreso en la UE. Los independentistas no han obtenido apoyos en la Europa oficial. Pero se siguen de cerca sus movimientos. Como también los de Rajoy. Y la Diada de este lunes ha tenido un gran eco en los medios europeos, que la han valorado unánimemente como un gran éxito. Porque el asunto preocupa. Y puede preocupar mucho más en un futuro.

Seguir leyendo »

Rajoy no vale para hacer frente a esto

Los detalles, que se suceden cada hora, empiezan a ser lo de menos. Lo importante es que el enfrentamiento es abierto y sin cuartel. Y nada indica que los independentistas estén dispuestos a ceder, caiga lo que caiga sobre ellos. El Gobierno, desdiciéndose, acaba de anunciar que, a fin de impedir la consulta, podría aplicar el artículo 155 de la Constitución. Pero parece claro que tampoco eso va a disuadir a Puigdemont y los suyos. Han asumido todo lo que les puede caer por la vía judicial y da la impresión de que sólo una actuación de fuerzas mayores (¿hasta los tanques?) podría pararles antes del 1 de octubre. ¿Se atreverá a tanto Rajoy con tal de cumplir su compromiso de que no habrá referéndum?

La Guardia Civil ya ha hecho su primera aparición en escena entrando en la imprenta de Marçà en la que sospecha que hay material impreso para el 1–O. Si la cosa no va a más, en esa línea no habría que darle mucha importancia al hecho. Basta con seguir unos minutos los medios de la ultraderecha –que influyen mucho en los votantes más duros del PP y en no pocos de sus cuadros– para entender que el Gobierno está recibiendo fortísimas presiones para que aplique la máxima dureza, al estilo franquista. Y para colegir que lo de Marçà es una concesión a esos sectores. Pero también un indicador de los condicionamientos que la parte más decisiva de su electorado impone ahora y desde siempre a Rajoy en su actuación en Cataluña.

Seguir leyendo »

Trump puede ir a la guerra con Corea del Norte

Gideon Rachman ha recordado esta semana en el Financial Times que las grandes guerras del siglo XX estuvieron precedidas por fatídicos errores de cálculo. Escribe que los alemanes no previeron que Gran Bretaña iría a la guerra por Bélgica en 1914. Que Stalin no vio venir la invasión alemana de Rusia. Que Japón y Estados Unidos se equivocaron respecto de las intenciones de uno y otro antes del ataque del Pearl Harbour. Y que en 1950 Washington no supo prever que China entraría en la guerra de Corea. "Un riesgo similar pende sobre la península de Corea en estos días", concluye el analista británico. "El peligro de que Kim Jong Un y Donald Trump cometan errores de cálculo respecto de las intenciones del otro son reales y las consecuencias de ello serían catastróficas".

En idéntica dirección, aunque de forma no tan tajante, se han expresado otras conocidas firmas de la prensa internacional. La preocupación porque la tensión de estos últimos días pueda dar un salto cualitativo y terminar en un desastre es palpable en varios periódicos de referencia. Y seguramente no tiene precedentes desde los tiempos de la crisis de los misiles de la Cuba de 1962. Sobre todo por un motivo: porque el conflicto enfrenta a dos personajes absolutamente imprevisibles como son el presidente norcoreano y el norteamericano. Sus trayectorias confirman, en efecto, que pueden tomar decisiones fuera de cualquier lógica y únicamente en función de sus propios cálculos e impulsos.

Seguir leyendo »

Hay una crisis de Estado y nadie parece enterarse

Mientras la prensa extranjera y los analistas internacionales pronostican un desastre y hablan de crisis de Estado en España, aquí estamos al último culebrón del momento. Muy pocos parecen darse cuenta de lo que está en juego. Lo de menos es quién gane el pulso del 1 de octubre, si el gobierno y los grandes partidos españoles o el independentismo catalán. Ocurra lo que ocurra ese día, que nadie lo sabe de verdad, la tensión continuará, sea cual sea el resultado. Si no es que se agrava, lo cual es lo más probable. Porque ninguno de los contendientes va a tirar la toalla y porque la crisis catalana contiene todos los elementos de la crisis política e institucional que España sufre desde hace ya unos cuantos años.

No hay muchos políticos a la altura de esos retos y los que hay, o se abstienen porque saben que les cortarán la mano en cuanto la levanten o no pueden expresarse porque el ruido y el matonismo dominantes se lo impiden. Casi todos los demás van a lo suyo. Es decir, a mejorar sus posiciones electorales o a tratar de que éstas no empeoren. El PP parece convencido de que su postura tajante de no negociar nada con los independentistas le dará óptimos resultados. Y de que más adelante, cuando se trate de tomar represalias contra los que hayan osado transgredir la ley -que se transgredirá- muchos españoles valorarán positivamente su dureza.

Seguir leyendo »

Podemos y el PSOE tienen que entenderse

El PSOE y Podemos no pueden defraudar las esperanzas que aún les quedan a los millones de ciudadanos que les votan. Tienen que dar ya mismo un mensaje claro y creíble de que pueden y quieren entenderse para echar a al PP del gobierno. Cuando sea posible, que no va ser inmediatamente. Pero en todo caso no puede durar un día más la sensación de que Mariano Rajoy, la indecencia política y la inmoralidad dominan la situación. Y, sobre todo, la de que así va a seguir eternamente. En estos momentos, esa necesidad es un reto mucho más importante que cualquier otro tanto para el partido de Pedro Sánchez como para el de Pablo Iglesias. Porque la credibilidad de ambos se juega justo en este terreno.

Ese entendimiento no es fácil. No sólo por la carga de desconfianza mutua que existe entre ambos partidos y seguramente también entre ambos líderes. Sino, asimismo, por el contraste de intereses que les separa y por la complejidad misma de la situación política.

Seguir leyendo »

Y, de repente, todos parecen tan amigos

De un día para otro, sin preaviso, el ambiente político se ha pacificado. Mariano Rajoy y Pedro Sánchez salen de La Moncloa diciendo que en su reunión ha habido coincidencias sustanciales, cuando menos en el asunto catalán. Los socialistas ya no echan pestes de los de Podemos y aseguran que en el futuro es posible entenderse con ellos. Podemos abunda en esa hipótesis y no deja de moderar al máximo sus críticas al PSOE. Y Ciudadanos acuerda supuestas rebajas fiscales al Gobierno. Sólo la tensión con el independentismo catalán impide concluir que esto parece Suiza. Pero Cataluña está cada vez más lejos de España. Y de las inquietudes de los españoles, como acaba de indicar el CIS.

¿Qué ha ocurrido para que en pocas semanas haya cambiado tanto la escena? Nada, absolutamente nada relevante. Sólo que las direcciones de unos y otros partidos han decidido que mostrar su cara más amable con los demás es lo que les conviene en estos momentos. Sabiendo, además, que los medios van a seguir ese juego sin hacer mayores profundizaciones ni pedir explicaciones. Entre otras cosas porque, a falta de nuevos escándalos de corrupción, pueden llenar sus aperturas con las declaraciones benevolentes de este o del otro líder.

Seguir leyendo »

El barco del Gobierno hace cada vez más agua

Día tras día, sin faltar uno solo, durante la semana se han sucedido las malas noticias para el Gobierno. La reprobación del ministro Montoro, las críticas a la ausencia del anterior Rey en la ceremonia de los 40 años del 15-J, el artículo del New York Times sobre Cataluña, el crédito para pagar las pensiones y las nuevas tensiones entre Ciudadanos y el PP son hitos destacados de esa crónica. Pero siendo muy pesada esa nueva carga que se acumula a la que ya lleva Rajoy en sus alas, lo peor para sus intereses es que en su horizonte no aparece ninguna percha a la que pueda agarrarse para tratar de salir del agujero en el que está cayendo.

No es fácil decidir cuál de las citadas noticias es la más relevante. El efecto de todas ellas no es ocasional y pasajero y puede agravarse con el paso del tiempo. Empezando por la reprobación de Montoro. Que es mucho más que una sanción moral por parte de toda la oposición. Porque, demostrando que su voluntad de actuar unidos empieza a ser algo más que un brindis de cara a la galería, al día siguiente de la misma el PSOE y Podemos se han negado a sentarse en la misma mesa que el ministro reprobado. Y han venido a decir que seguirán haciéndolo hasta que no dimita o sea cesado.

Seguir leyendo »

  • Mirada al mundo

    La crisis puede provocar la inestabilidad política del sistema

    #8 La explicación que yo doy al interés por España de los diarios que Vd. cita -y que no viene de las últimas semanas, sino de más atrás- es que España es el punto débil por donde puede romperse todo el entramado del euro y, si eso ocurriera, por donde podría empezar a producirse, lo dicen los expertos, un cataclismo similar al de Lehman Brothers. En definitiva, que es el sitio al que hay que mirar y, de hecho, al que miran no sólo esos periódicos, sino to el mundo económico y financiero. Si hubiera otros motivos menos claros, yo los desconozco y tampoco se me ocurren. Carlos Elordi