eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Carlos Elordi

Carlos Elordi es periodista. Trabajó en los semanarios Triunfo, La Calle y fue director del mensual Mayo. Fue corresponsal en España de La Repubblica, colaborador de El País y de la Cadena SER. Actualmente escribe en El Periódico de Catalunya.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 11643

Seis años de Rajoy. Un balance lamentable

El lunes se cumplirán 6 años. Mariano Rajoy lleva ese tiempo mandando en La Moncloa. ¿Para qué? Es imposible encontrar una respuesta tajante a esa pregunta. Porque su mandato no ha producido nada sustancial que marque el devenir de España, como no sean los errores fatídicos que ha cometido en la gestión de la crisis catalana y cuyos efectos determinarán muchas de las cosas que pasarán en los años que vienen. Más allá de eso, que es la prueba más sólida de sus graves limitaciones como gobernante, lo que queda es un país con gravísimos problemas de fondo que la abrumadora propaganda oficial pretende que se ignoren y sin perspectiva alguna de que algún día vayan a abordarse. Rajoy ha gobernado al día, sin proyecto, sin ambiciones, únicamente preocupado por mantenerse en el poder y por atender, para ello, a los intereses de quienes le sostienen. Por eso España está mucho peor de lo que dicen los corifeos oficiales y su futuro es inquietante.

El 20 de noviembre de 2011 el PP ganó las elecciones generales por mayoría absoluta (186 escaños, el 44,63 % de los votos) y un mes después tomó posesión el primer gobierno Rajoy. Su mandato duraría más de los cuatro años previstos, pues estuvo en funciones durante 314 días, con dos elecciones generales de por medio, las del 20 de diciembre de 2015, en las que el PP obtuvo 123 escaños y las del 26 de junio de 2016, en las que logró 137, hasta lograr la investidura en octubre de este último año. Ese ha sido seguramente su mayor éxito político: mantenerse en el poder cuando todo parecía indicar que había llegado el momento de que lo abandonara.

Seguir leyendo »

Estamos matando sin remedio a nuestro planeta

Seguramente habrá gente que dirá que son exageraciones de los vilipendiados “ecologistas”. O elucubraciones de fanáticos defensores de un modelo de vida distinto del que el capitalismo salvaje ha impuesto en todo el mundo. Pero el informe que acaba de publicar la revista BioScience lleva la firma de 15.000 científicos de 184 países, no pocos de ellos conocidos y prestigiosos especialistas. Es un llamamiento fundado en argumentos y datos, “para evitar una miseria generalizada y una pérdida catastrófica de la biodiversidad”, para frenar la destrucción rápida del mundo natural y el peligro de que humanidad “empuje a los ecosistemas más allá de sus capacidades para mantener el tejido de la vida”.

La publicación del informe -que abre la edición del diario parisino Le Monde de este viernes- coincide con el inicio de la llamada 23ª Conferencia de las Partes, la gran asamblea para el debate sobre el estado del planeta, que acaba de inaugurarse en Bonn. Se desconoce si será tratado en la misma, pero hay quien cree que eso no va a ocurrir y lo que es seguro es que hay serias presiones para impedirlo.

Seguir leyendo »

Aún puede pasar de todo en Cataluña

La pregunta que muchos, puede que la mayoría, se hacen este viernes es la de cuánto durará este nuevo respiro que nos ha dado la crisis catalana. Es un alivio que la mesa del Parlament no haya ido a la cárcel y que Carmen Forcadell haya estado en ella sólo 12 horas, un tiempo que, por cierto, el juez Llarena le podía haber ahorrado perfectamente. Pero, ¿quién está en condiciones de asegurar que esa aparente vuelta a la cordura vaya a durar más que las treguas anteriores, la que precedió a las cargas del 1 de octubre y la que se rompió con el encarcelamiento de Oriol Junqueras y 8 consellers?

Nadie puede garantizar que eso vaya a ocurrir. Hay demasiadas fuerzas desatadas que actúan en el conflicto como para estar seguro de nada. Está claro que la presión europea, intramuros, por supuesto, ha debido de influir mucho en el cambio de orientación, optando por la moderación, que el gobierno ha dado a su actuación en los últimos días y que el juez Llarena ha interpretado convenientemente. La prudencia, casi inacción, de las fuerzas de orden público frente a los cortes de carreteras y líneas férreas del jueves, ha respondido a ese mismo espíritu y confirma que los políticos, aunque sean del PP, ponen la misma cara de convicción de estar en lo cierto cuando hacen una cosa y la contraria.

Seguir leyendo »

Al final, Europa va a tener que decir algo sobre Catalunya

Más allá de la preparación de la campaña electoral, el independentismo catalán concentra sus esfuerzos en conseguir que la Unión Europea intervenga de alguna manera en el conflicto que le enfrenta con las principales fuerzas políticas españolas. Ese objetivo explica el viaje de Puigdemont a Bruselas y la estrategia de su defensa que persigue, sobre todo, que pueda seguir el máximo de tiempo posible en la capital belga. Pero, al margen de algunas declaraciones críticas con Madrid por parte de políticos europeos de distintos partidos, esos esfuerzos no están teniendo éxito. La UE mantiene sin fisuras su apoyo a Madrid. Y la impresión generalizada en la prensa europea es que esa postura no va a cambiar a menos que se produzca un serio agravamiento de la tensión política en Catalunya.

Lo cual no impide que varios destacados analistas hayan concluido que el proceso independentista catalán y la respuesta que el gobierno español está dando al mismo afectan a algunos de los principios básicos sobre los que se ha construido la Unión Europea. Esto ha escrito Stefan Kornelius en el Suddeutsche Zeitung: “El daño afecta a toda Europa. La sola presencia de Puigdemont en Bélgica demuestra que el regionalismo y el separatismo no son problemas puramente españoles. El conflicto disipa la idea de que la UE siempre ha ejercido un efecto pacificador en los conflictos regionales europeos. La idea de una Europa fuerte, en la que las regiones ganan importancia se hace añicos por el separatismo catalán”.

Seguir leyendo »

Hasta podrían llegar a suspender las elecciones

Lo cierto es que durante algunos días ha tenido despistado a todo el mundo. Hace una semana Rajoy cesó al Gobierno catalán y convocó elecciones en Catalunya. Parecía que había optado por la vía de la “tranquilidad”, como él mismo dijo. No pocos respiraron con alivio. Pero el espejismo ha durado solo siete días. Y ha vuelto la dureza sin contemplaciones. Volviendo a colocar las cosas tal y como estaban en la tarde del 1 de octubre, tras las cargas policiales. Ahora, cuando crece la indignación entre los independentistas y entre muchos de los que hasta ayer los denostaban, la pregunta es cuál será el paso siguiente. Y ya no caben especulaciones. Vendrá más dureza y hasta la suerte misma de las elecciones del 21 de diciembre puede estar en el aire.

“ La razón más poderosa del envío a prisión de los consellers no ha sido el riesgo de fuga o de destrucción de pruebas sino el de que podían reiterar el delito” ha declarado el fiscal Maza a la SER en una entrevista en la que aparecieron sus limitaciones para ejercer el cargo, su escaso bagaje jurídico y su mediocridad como político. Porque sin que nadie se lo pidiera, vino a confesar que se encarcelaba a los líderes del independentismo para neutralizarlos, para que no pudieran encabezar la campaña electoral. ¿Qué otra cosa, si no esa, podían hacer tales personajes una vez despojados de todo poder institucional?

Seguir leyendo »

No podemos estar tranquilos, señor Rajoy

Estaba claro desde hace mucho tiempo que Mariano Rajoy no era un dirigente político capaz de gestionar con eficacia y sentido de Estado la crisis catalana. Podría haber escogido otras vías, sin duda más fáciles de formular en un papel que de llevar a la práctica, pero que en todo caso habrían evitado el desastre que se ha consumado este viernes. Por contra ha optado por llevar las cosas hasta el despeñadero, cometiendo además no pocos errores de recorrido que las han agravado. Ahora, cuando ya estamos metidos de lleno en la tragedia, ha pedido a los ciudadanos que estén tranquilos, que es lo mismo que decir que confíen en él. Y eso, a menos que en las próximas semanas aparezca un nuevo Rajoy, alguien que desmienta toda su anterior trayectoria, es poco menos que imposible.

Las incógnitas que se abren para todos los españoles son muchas y muy graves. La primera es cómo se va a revertir la situación. Una ola de indignación contra el independentismo se ha desatado en la sociedad y la mayoría apoya que se tomen medidas drásticas para abatirlo. Por cierto, que esa ola ha nacido sólo hace muy poco, porque a la vuelta del verano sólo una minoría, también en los ambientes mediáticos y políticos, era consciente de la gravedad de lo que se estaba fraguando en Catalunya. Tal vez porque las teles y los grandes diarios no hablaban mucho de ello, siguiendo las consignas de La Moncloa.

Seguir leyendo »

Catalunya es ya un serio problema europeo

Ocurra lo que ocurra en los próximos días -y la aplicación del artículo 155 encabeza con ventaja la lista de posibilidades inmediatas- la crisis catalana va a continuar y nadie puede descartar que se vaya agudizar aún más a corto y medio plazo. Los poderes políticos europeos son muy conscientes de ello. Y temen que Catalunya abra una nueva dinámica que se sumaría al creciente populismo de ultraderechas, al terrorismo y al Brexit para amenazar la estabilidad política de la UE y el futuro mismo de la Unión. Unos cuantos artículos publicados en la prensa más seria del continente en los últimos días recogen la inquietud creciente de las élites europeas a este respecto.

Catalunya es la región emblemática de la imagen de la España moderna en el mundo y, de lejos, la más conocida y valorada y no sólo por sus atractivos turísticos. De repente ha dejado de ser un paraíso que había que visitar y se ha convertido en un drama. Con una fuerza inusitada. Lleva más de tres semanas en el centro de la atención política y mediática europea. Las cargas policiales del 1 de octubre han sido la noticia más destacada del año y lo que está pasando en Catalunya ha llegado hasta el último rincón de la opinión pública del continente.

Seguir leyendo »

El 155 puede ser el principio del fin de la democracia

Hay un enorme interés ciudadano y mediático por saber qué medidas concretas incluirá el artículo 155. Pero cuando se contemplen las consecuencias de su aplicación, se comprobará que esa información no era muy relevante. Porque lo de menos será el articulado y lo importante será lo que ocurra en la práctica. Y el texto, elaborado casi exclusivamente con el fin de salvar la cara a sus promotores, para que no aparezcan simplemente como verdugos de la autonomía catalana, quedará inevitablemente superado por los hechos. Desde el primer momento, pero sobre todo más adelante. ¿O es que prevé algo distinto a la represión policial para frenar la protesta por la ocupación de TV-3? ¿O qué se hará si los operativos de seguridad empiezan a fallar por mucho que los controle el ministerio del Interior? ¿O si se produce una crisis real de la economía catalana que dejaría pálidos a los problemas que ahora se registran?

Hace unas horas eldiario.es  publicaba una crónica sobre los nefastos efectos que está teniendo la intervención de las cuentas de la Generalitat por parte del Ministerio de Hacienda en la marcha cotidiana de los museos, los hospitales o los centros de investigación catalanes. Hacen falta autorizaciones del Estado hasta para coger un taxi, cualquier gasto de funcionamiento tiene que esperar semanas para ser aprobado. Si se aprueba el 155 algo muy parecido le ocurrirá a buena parte del aparato administrativo de la autonomía catalana y de la miríada de organismos autónomos que de ésta dependen. Y eso sin contar con la resistencia de muchos empleados públicos a acatar las órdenes que imparta el delegado de Madrid.

Seguir leyendo »

Europa camina a marchas forzadas hacia la derecha dura

Austria acaba de sumarse a la ya larga lista de países europeos cuya escena política está dominada por una derecha cada vez más influida por los planteamientos de la ultraderecha o del ultranacionalismo. Los conservadores-cristianos del OVP han ganado las elecciones austriacas del pasado domingo con el 31,7 % de los votos y aunque los socialdemócratas han aguantado con un 27 %, todo indica que estarán fuera del futuro Gobierno en el que, en cambio, entrará la ultraderecha del FPO, que ha obtenido el 25,9% de los sufragios. El OVP y el FPO coinciden en proponer una dura política en torno a la inmigración y nadie duda de que esa será la orientación del futuro gobierno.

Austria podría convertirse así en una referencia en el desplazamiento imparable del espectro político de la UE hacia posiciones cada vez más conservadoras y negadoras del proyecto liberal europeo que hasta hace poco pretendía ser un modelo a seguir para todo el mundo. La realidad política de buena parte de los socios de la Unión contradice abiertamente los discursos políticamente correctos que se siguen haciendo en Bruselas y todo indica que esa contradicción tiende a reforzarse. La reacción de amplios sectores de las sociedades de la Europa rica contra la inmigración y el asilo a refugiados ha sido el desencadenante de ese giro y sigue siendo su más clara bandera. La creciente pérdida de influencia de los socialdemócratas ha sido el coadyuvante necesario de ese proceso.

Seguir leyendo »

Rajoy puede esperar... y volver a ganar

De las no pocas consecuencias políticas que se derivan de la crisis catalana, que no ha acabado, ni mucho menos, hay que destacar necesariamente el fortalecimiento de Mariano Rajoy y del PP en el panorama español. El que ya se ha producido y el que podría aún producirse si el presidente del Gobierno no comete errores graves. Tanto si la crisis deriva en drama por vía de una dura aplicación del artículo 155, como si se apacigua y el irresoluble problema catalán queda de alguna manera pospuesto.

El lunes se conocerán dos datos decisivos. Uno, si Puigdemont mantiene su paso atrás y no emboca, ya definitivamente, el camino de la ruptura. Y, dos, si la Audiencia Nacional envía a la cárcel a los líderes de las dos principales organizaciones independentistas de masas y al jefe de los Mossos de Escuadra o, por el contrario, los libera sin cargas a corto plazo. Los tiempos de ambas decisiones pueden ser importantes. La respuesta de Puigdemont debería producirse antes de las 10 de la mañana. La vista a la que están convocados Jordi Sánchez, Jordi Cuixart y José Lluis Trapero debería empezar a la misma hora, pero sus conclusiones podrían llegar algo más tarde, es decir, que los jueces podrían conocer la respuesta del presidente de la Generalitat antes de pronunciarse.

Seguir leyendo »

  • Mirada al mundo

    La crisis puede provocar la inestabilidad política del sistema

    #8 La explicación que yo doy al interés por España de los diarios que Vd. cita -y que no viene de las últimas semanas, sino de más atrás- es que España es el punto débil por donde puede romperse todo el entramado del euro y, si eso ocurriera, por donde podría empezar a producirse, lo dicen los expertos, un cataclismo similar al de Lehman Brothers. En definitiva, que es el sitio al que hay que mirar y, de hecho, al que miran no sólo esos periódicos, sino to el mundo económico y financiero. Si hubiera otros motivos menos claros, yo los desconozco y tampoco se me ocurren. Carlos Elordi