eldiario.es

Carlos Elordi

Carlos Elordi es periodista. Trabajó en los semanarios Triunfo, La Calle y fue director del mensual Mayo. Fue corresponsal en España de La Repubblica, colaborador de El País y de la Cadena SER. Actualmente escribe en El Periódico de Catalunya.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 5294

Rajoy cree que la crisis griega le viene muy bien

" La crisis griega es un regalo para Rajoy". Eso dice un titular del Financial Times de este viernes. Porque, añade, puede utilizar electoralmente, y lo está haciendo, la idea de que España estaría como Grecia si no se hubiera aplicado la política del PP; y porque la crisis helena le sirve para que la corrupción pase a un segundo plano. Aceptemos que algo de eso pueda pasar. Pero el conflicto entre Atenas y Bruselas puede también ser muy malo para Rajoy. Porque salga como salga el referéndum, lo más probable es que al mismo le siga la inestabilidad en los mercados financieros, mayor o menor según cual sea ese resultado. Y un país como el nuestro, que tiene una deuda externa de 1,78 billones, se verá seriamente afectado por la misma. Hasta el punto de estropearle la campaña electoral al PP.

Seguir leyendo »

Pasiones y dinámica política real

Es muy llamativo que la polémica en torno a los tweets y a la dimisión del concejal madrileño Guillermo Zapata haya generado muchísimo más espacio y atención en la prensa y en la red que el nombramiento de dos magistrados innegablemente vinculados al PP para juzgar el caso Gürtel. Y eso ha ocurrido no sólo en los medios vinculados a la derecha y al establishment, sino también en los demás. Justo cuando esta última decisión tendrá seguramente como consecuencia que los implicados en el mayor caso de corrupción de la historia democrática terminen absueltos de sus delitos, y con ellos el PP y sus dirigentes.

Está claro que el gobierno y sus terminales mediáticas han hecho todo lo que está en sus manos para que se hable lo mínimo posible de esta última iniciativa en el marco de la Gürtel. Lo mismo hicieron cuando, con idéntico objetivo, echaron a Baltasar Garzón de la carrera judicial y luego apartaron al juez Ruz de ese proceso. Y les fue bien, porque ambos desmanes, y otros cuantos más, no tuvieron mayores consecuencias y de hecho están ya prácticamente olvidados.

Seguir leyendo »

La lógica política ha mandado en los pactos, pero hace falta algo más para ganar las generales

Tres semanas después de las elecciones municipales y autonómicas, nada sustancial ha modificado el panorama que se trazó en la noche del 24M. A falta de algún detalle concreto y a menos de que se produzca una formidable sorpresa de última hora, los pactos postelectorales han confirmado que el PP ha perdido una parte muy importante de su anterior poder territorial y que las distintas izquierdas han avanzado muchas posiciones, algunas de primer orden. Queda por ver qué políticas de cambio aplicarán los nuevos alcaldes y presidentes autonómicos y, no menos importante, cómo influirán los acuerdos en las posibilidades de unos y otros de cara a las generales. Pero, a ojo de buen cubero, la cosa ha salido tal y como la lógica política apuntaba. Cualquier otra opción era imposible.

Era impensable que Susana Díaz no fuera elegida presidenta y que hubiera que convocar nuevas elecciones en Andalucía. Se sabía que tenía margen de maniobra para evitarlo: se lo conferían su victoria en las elecciones, a pesar de haber perdido muchos votos, y el poder que seguía administrando. El apoyo de Ciudadanos había de llegar tarde o temprano. Y si Podemos hubiera sido imprescindible para la investidura, lo más probable es que el PSOE habría hecho las concesiones necesarias para conseguir su voto. A fin de cuentas, en Andalucía no le ha ido del todo mal a ningún partido. Salvo a IU.

Seguir leyendo »

La lucha contra la pobreza ha de preceder a cualquier otra prioridad

La pobreza en la que está sumida más de una cuarta parte de los españoles parece no inquietar al conjunto de la sociedad. Tampoco es un aspecto prioritario, ni mucho menos, del intenso quehacer político de estos días. Sí, los partidos de izquierdas, con notable diferencia de intensidad según los casos, se refieren al asunto, o a aspectos del mismo, en sus programas. Algunas candidaturas de unidad popular quieren tomar medidas puntuales al respecto en cuanto entren en los ayuntamientos. Pero el problema de la pobreza en España está muy por encima de eso. Y para hacerle frente sería preciso un muy amplio y drástico plan de emergencia que debería ser la prioridad política número uno del país. Y como el PP no lo va a hacer, debería ser el punto principal de los programas de cambio para las elecciones generales.

No se puede decir que no haya información sobre esa catástrofe social. Los medios de comunicación no dejan de reseñar informes que concluyen que cerca del 30 % de los españoles está en riesgo de sufrir pobreza o que ya están inmersos de lleno en ella. Que los ingresos de más del 40 % no les dan para llegar a fin de mes. Que cerca de dos millones de nuestros conciudadanos no perciben ingreso alguno. Que un porcentaje creciente de niños sufre problemas de desnutrición.

Seguir leyendo »

Dos izquierdas y cada una por su lado

El PP ha perdido las elecciones autonómicas y municipales. Pero, ¿qué partido las ha ganado? Sin que ninguno de ellos responda tajantemente a esa pregunta, el PSOE y Podemos consideran que los resultados les confieren el protagonismo del futuro político, lo cual viene a decir que creen que son los vencedores cuando menos “morales”. Los socialistas dicen que ellos han de liderar el cambio. Pablo Iglesias asegura que sus objetivos son derrotar al PP y sustituirlo en La Moncloa. En este momento, y la cosa durará aún unas semanas, ambos trabajan para pactar los gobiernos municipales y autonómicos. Pero cuando ese proceso acabe, la confrontación PSOE-Podemos de cara a las generales ocupará el centro del espacio y del debate político. Y no se sabe cómo puede terminar.

Todo indica que el PP será derrotado en noviembre/diciembre. Parece imposible que el partido de Rajoy se rehaga. Lo contrario, que ahonde su caída, es mucho más probable. En sólo seis meses no puede renovar su personal directivo ni modificar su propuesta política. El PP está abocado a la pérdida del poder y Ciudadanos no va a tener la fuerza política para impedir ese designio. (Sus resultados en el 24-M no han sido excelentes, aunque pueden mejorar en las generales). Ni tampoco el mínimo interés en hacerlo. Porque el partido de Albert Rivera está obligado a pensar a medio y largo plazo. Y si el PP cae y, además, entra en una crisis interna, el futuro de Ciudadanos podría ser espléndido.

Seguir leyendo »

Ahora, a por las generales

El viento del cambio sopla con fuerza en España y el PP se empieza a hundir definitivamente. Esos son los mensajes principales que han transmitido las urnas municipales y autonómicas. Ambos han sido mucho más contundentes de lo que sugerían al respecto las encuestas, que una vez más no han acertado. La dinámica de Podemos es mucho más consistente de lo que la mayoría de los analistas ha creído hasta este momento y el deterioro del PP es mucho más profundo. Incluso más de lo que los desastrosos resultados que ha obtenido en estos comicios pueden indicar.

El partido de Mariano Rajoy ha perdido la mayoría absoluta en todas las comunidades autónomas. Y muy probablemente también el poder en varias de las que hasta ahora gobernaba: la Comunidad de Madrid y la valenciana, Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón, y puede que hasta Baleares, pasarán a otras manos a poco que se imponga la lógica de los hechos. Más dura es aún la derrota de los populares en prácticamente todas las capitales de provincias y en las principales ciudades del país. En unas y otras, el PP ha perdido cerca del 30 % de los votos que obtuvo en las municipales y autonómicas de hace 4 años.

Seguir leyendo »

El cambio llama a la puerta

Dos son las cuestiones principales que podrían aclararse en las elecciones de este domingo. Una es si el PP camina hacia la derrota y el abandono del poder. La otra es la fuerza real de la voluntad de cambio que indudablemente late en la sociedad española. Ambas están muy relacionadas. Entre otras razones porque un descalabro de la derecha obedecería también, aunque no sólo, al avance electoral de los partidos del cambio, uno de cuyos objetivos prioritarios es derribar a Rajoy y a los suyos. Pero no se confunden. Y conviene analizarlas por separado.

Antes que eso, una reflexión sobre la incertidumbre que domina los pronósticos, sobre la incapacidad de los institutos demoscópicos para hacer predicciones firmes sobre los resultados. Los expertos aducen un motivo técnico para explicarlo. El de que dos de los principales contendientes, Podemos y Ciudadanos, han aparecido demasiado recientemente en la escena política como para que la historia de su comportamiento electoral pasado tenga la consistencia suficiente para ayudar a valorar con precisión sus posibilidades.

Seguir leyendo »

Una campaña de pacotilla

La campaña electoral en curso está, de nuevo, alejando a la gente de la política. Nadie de los que podrían hacerlo va a pagar un sondeo para confirmarlo, pero es una sensación que se percibe en la calle. Salvo una minoría, suficiente, sin embargo, para sostener los índices de audiencia de los programas televisivos que tratan el asunto, buena parte de los españoles que en los últimos tiempos habían mostrado un nuevo interés por la cosa pública, empiezan a darle otra vez la espalda. Y seguramente el motivo principal de ello es que vuelve a parecerse a lo mismo de siempre.

Aunque los dirigentes políticos y los medios parecen haberlo olvidado, o puede que no les interese lo más mínimo acordarse de ello, lo que se está dilucidando en estas elecciones, las del 24 de mayo, es cómo se van a gestionar las comunidades autónomas y los ayuntamientos y qué intereses, políticos, económicos y sociales van a primar a la hora de esa gestión. El que gane uno u otro debería importar únicamente en la medida de eso. Pero los problemas de los municipios y de las regiones, y las propuestas para solucionarlos, son los grandes ausentes de esta campaña electoral. Sólo algún candidato aislado está diciendo cosas concretas en ese terreno.

Seguir leyendo »

Podemos aún no se ha hundido

Podemos ha dejado de ser la gran esperanza para convertirse en un elemento más, aún relevante eso sí, del cuadro político español. Es aún pronto para vislumbrar en qué terminará la crisis que se ha abierto en su seno, pero no para intuir que el cambio que preconizaba el partido surgido del 15-M no se va a ser tan profundo como éste deseaba. Podemos todavía puede ser un actor importante en la escena que se irá configurando de aquí a final de año, pero para no pocos de sus seguidores y simpatizantes lo ocurrido esta semana es motivo de una seria decepción. Se ha acabado la ilusión de una nueva vía, de la ruptura total con el pasado y con el presente. Y queda la política de siempre. Que, por cierto, si se hace pensando en el bien común, no es tan horrorosa como algunos dirigentes de Podemos la veían hace un año.

No es oportuno hacer leña del árbol caído. Primero, porque no ha caído. Pero, sobre todo, porque si Podemos cierra sus heridas –y la retirada de Juan Carlos Monedero no tiene porqué ser un impedimento para ello-, las consideraciones que ahora se hagan pueden ser ridículas dentro de unos meses. Sí, en cambio, cabe decir que la imagen de Podemos ha quedado muy tocada, que la sensación de que no había nada que pudiera pararlo se ha borrado y que para todos y cada uno de sus partidos rivales esas son buenas noticias, que tratarán de aprovechar en su beneficio.

Seguir leyendo »

¿Podrán las fuerzas del cambio acabar con el paro?

Los datos sobre la evolución del paro y del empleo en el primer trimestre son malas noticias para Mariano Rajoy. Por mucho que el presidente aparezca en mangas de camisa contando mentiras, al PP le va a ser cada vez más difícil alzar la bandera de la recuperación económica como su gran baza electoral. Porque los expertos abrigan cada vez más dudas sobre la solidez de la misma, y están empezando a decirlo, y porque la gente se está convenciendo de que si no percibe una mejora real es porque no la hay. A una derecha ahogada por los escándalos de corrupción ya sólo le queda un argumento: el de acusar a sus rivales de carecer de una política económica mejor, el de que no saben cómo van a reducir sustancialmente el paro. No le va a funcionar, porque a quien está cayendo por la pendiente no le funciona nada. Pero, ¿hay algo de cierto en eso?

El debate preelectoral no está aportando demasiadas pistas al respecto. Es cierto que lo que en estos momentos se dirime es la suerte de las elecciones municipales y autonómicas y se supone que las cuestiones “macro” se abordarán más adelante. Pero a nadie se le escapa que lo que está encima de la mesa es la posibilidad de un cambio político con mayúsculas y que los comicios locales y regionales son sólo una pieza, un paso, de ese empeño mayor. Tanto es así que la campaña en curso está marcada, además de por la corrupción, por las definiciones generales, los modelos políticos y los principios, mucho más que por las propuestas concretas en materia municipal y autonómica. Estamos asistiendo a una primera vuelta de las generales más que otra cosa. Y el futuro de la economía española no ocupa un espacio significativo en la misma.

Seguir leyendo »

  • Mirada al mundo

    La crisis puede provocar la inestabilidad política del sistema

    #8 La explicación que yo doy al interés por España de los diarios que Vd. cita -y que no viene de las últimas semanas, sino de más atrás- es que España es el punto débil por donde puede romperse todo el entramado del euro y, si eso ocurriera, por donde podría empezar a producirse, lo dicen los expertos, un cataclismo similar al de Lehman Brothers. En definitiva, que es el sitio al que hay que mirar y, de hecho, al que miran no sólo esos periódicos, sino to el mundo económico y financiero. Si hubiera otros motivos menos claros, yo los desconozco y tampoco se me ocurren. Carlos Elordi

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -