eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Carmen G. de la Cueva

Nació en Alcalá del Río, Sevilla, en 1986. Es licenciada en Periodismo y posgraduada en Literatura Comparada por la Universidad de Sevilla. Ha realizado estancias académicas con sendas becas en la Universidad de Braunschweig (Alemania), la Universidad Nacional Autónoma de México, la Embajada de España en Praga y el Instituto Cervantes de Londres. Ha colaborado con 20 minutos, El Español y Ahora Semanal. Actualmente colabora con Abc Cultural. Desde 2014 dirige La tribu, una comunidad virtual dedicada a la difusión de la literatura escrita por mujeres y el feminismo. Es directora de la editorial feminista La señora Dalloway. Imparte talleres sobre literatura autobiográfica y feminismo. Ha publicado el libro Mamá, quiero ser feminista (Lumen, 2016). Su próximo libro, La mujer subterránea, un ensayo sobre matrimonio e independencia económica en las escritoras de preguerra y posguerra española, se publicará en Sílex en septiembre de 2017.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 45

"Las mujeres que tienen abortos o sufren infertilidad experimentan un duelo no reconocido"

En Maternidad y poesía: una suposición atrevida, la escritora Alicia Ostriker confiesa que un día se dio cuenta de que nunca había leído un poema sobre el embarazo y el parto y hasta que no se quedó embarazada no pensó en escribir sobre ello. Esa necesidad de encontrar relatos que cuenten las experiencias de las mujeres para sentirse más acompañadas por otras mujeres que ya pasaron por ahí, se complica si se trata de buscar libros que hablen sobre la imposibilidad de ser madre.

Si el año pasado pudimos leer Quién quiere ser madre de Silvia Nanclares, ahora nos llega El arte de no desesperar cuando no estás esperando (Seix Barral, 2018), un brillante y necesario ensayo autobiográfico de la escritora Belle Boggs. Un libro escrito con la vocación de romper ciertos silencios en torno a temas que son todavía tabú: la reproducción asistida y sus costes, la adopción internacional, los vientres de alquiler o el duelo no reconocido.

Seguir leyendo »

Nueve libros que tienes que leer cuando vas a tener un hijo

Hace algunas décadas, cuando la poeta norteamericana Adrienne Rich se dispuso a escribir sobre su propia maternidad la definió como algo a camino entre "la cólera y la ternura". Los momentos malos y los momentos buenos eran inseparables. En Nacemos de mujer  (Cátedra, 1986), un libro completamente descatalogado, Rich describe el recuerdo del placer físico al sentir que su pecho era succionado por su hijo y también la rabia cuando no alcanzaba a dormir apenas por las noches. La maternidad la situó en un campo de batalla. 

Cabe preguntarse si existen suficientes relatos que cuenten cómo es la maternidad. No aquella dulcificada que nos muestran los medios de comunicación, sino la que suele incluir claroscuros y ambivalencias. El relato de la maternidad en los libros sirve, entre otras cosas, para poder reconocerse, mirarse en un espejo, sentirse apoyada. No es que existan pocos relatos sobre la maternidad contada por las mujeres en los libros, sino que la mayoría de esos relatos acaban descatalogados, borrados, silenciados. Los títulos que os proponemos aquí son tan solo una pequeña, pequeñísima muestra de todo lo que ya se ha escrito con el deseo de desmontar el mito de que la maternidad no es el centro de ninguna gran historia.

Seguir leyendo »

Apuntes de una feminista sobre el amor

1. ¿Qué es el amor?

La primera pregunta que me surge cuando pienso en el amor –el amor así en general, sin vaguedades, el amor como concepto absoluto– es si se puede ser feminista y no caer en los mitos del amor romántico. La segunda pregunta que me hago es qué es exactamente el amor porque hasta ahora he tenido una idea aproximada de lo que era –sobre todo, por acumulación de hitos amorosos en mi vida–, pero nunca me había atrevido a buscar su significado en el diccionario: "Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser". La primera acepción que la RAE da para «amor» señala, según entiendo, que amamos porque somos incompletos.

Seguir leyendo »