eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Javier Gallego

Javier Gallego Crudo. Periodista y músico. Director de Carne Cruda en carnecruda.es y eldiario.es. Antes dio con sus huesos en Radio 3y la Cadena SER. En esta última y M80 ha copresentado De nueve a nueve y media y No somos nadie, respectivamente. Ha sido conductor de Esta mañana con Pepa Bueno en TVE y guionista de CQC en La Sexta. Aún le queda tiempo para dedicarse a la música, actualmente en el grupo Forastero. Ha publicado relatos en dos libros y cuatro discos con diferentes formaciones. Dedica pues poco tiempo a respirar pero lo hace con muchas ganas.

Dónde está la izquierda

Dónde está la izquierda cuando más se la necesita. Cuando m ás tendría que estar respondiendo al desencanto y la precariedad de las clases trabajadoras, deja que la ultraderecha y el nacionalismo le coman la tostada. Hubo un momento en Sudamérica y Europa en el que se atrevía a desafiar al orden establecido, en el que consiguió representar los deseos de cambio, igualdad y justicia de las mayorías. Pero el rearme y la ofensiva neoliberal, unidos a sus propios errores y desgaste, la han hecho retroceder, dejándole el camino libre a los fascismos y los populismos de bandera, que les pasan por encima.

Seguir leyendo »

Todos somos Helena Maleno

Seguir leyendo »

Los putos amos

Echamos mucho de menos la sandalia de David Fernández, la verdad, aquella chancla que el representante de la CUP le mostró amenazante a Rodrigo Rato explicándole que en Irak no hay nada más humillante que tirarte el zapato. En España tenemos madres que lanzan zapatillas como atletas olímpicas y que deberían darle un buen zapatillazo al padre del milagro español para bajarle esos humos de niño malcriado que gasta. Rato era el hijo mimado en su casa, el consentido de Génova, la niña de los ojos de Aznar y tanta coba le ha convertido en un chulazo engreído, presumido, ridículo.

Seguir leyendo »

Un día de silencio

Los balineses reciben su año nuevo con un día de silencio. Durante veinticuatro horas no pueden trabajar, irse de fiesta, divertirse o viajar. Ni siquiera encienden la luz. Sólo meditan. Se callan y se escuchan. Limpian y ponen en orden las cosas del alma para el año que empieza, me cuentan mis amigos Nuria y Óscar, que son como balineses para mí, porque sus conversaciones consiguen sacarme del ruido y la furia y dejarme meditabundo. Necesito un día de silencio porque hace demasiado tiempo que sólo oigo Cataluña. Necesito un día de silencio para ver realmente qué está pasando, qué es importante, dónde estoy, dónde estamos, hacia dónde nos dirigimos.

Seguir leyendo »

Soraya se pasa de la raya

Estos días hemos aprendido que no conviene dejarse grabar ante las cámaras después de una comida de Navidad. No sé qué les echan a esos menús de empresa, pero hay quien sale de ahí como de un after. Es el caso de la tal Silvia Charro, consultora inmobiliaria que ha saltado a la fama por un vídeo sobre el mercado hipotecario en el que le bailaban los ojos y la boca al ritmo de las Grecas. Alegre y contenta estaba la vicepresidenta del gobierno, Sáenz de Santamaría, en un almuerzo con simpatizantes en el que se vino tan arriba que presumió de que Rajoy había descabezado al independentismo él solito. No los jueces, no el Estado y la Constitución, no: Mariano y cierra España.

Seguir leyendo »

Cataluña trans

Las campañas electorales son como las campañas bélicas. Todos quieren acabar con el enemigo. Sólo puede quedar uno, como en Los Inmortales. O como en Gran Hermano, el programa de tele, que es más su rollo. Sexo, mentiras y cintas de vídeo. Todos hacen extraños compañeros de cama y edredoning con desconocidos, mienten para que les voten y votan para echar al resto de compañeros de piso. La democracia en Espataluña o Catapaña es esto. Una temporada más de GH. Posado para las cámaras. O como se dice ahora, postureo.

Seguir leyendo »

La Insurgencia

Han condenado a 2 años y un día de cárcel, inhabilitación para cargos públicos durante 9 años y una multa de 4800 euros, a 12 jóvenes raperos del colectivo La Insurgencia por letras en las que defienden a los GRAPO y la lucha armada. Podrían ir a prisión, si pierden el recurso, por unas simples letras de canción. Sí, eso son: simples versos de una canción, no un manifiesto terrorista, una carta de extorsión, un insulto a las víctimas del terrorismo o un plan para asesinar al rey.

Seguir leyendo »

Esto no es una democracia

Seguir leyendo »

Proceso constituyente

Seguir leyendo »

La invasión de los ultracuerpos

Después de la manada sexual, otro grupo de whatsapp nos ha descubierto a una manada de policías municipales de Madrid que, en un chat de trabajo, desean la muerte violenta de políticos y periodistas de izquierdas, fantasean con asesinar a inmigrantes y alaban a Hitler. El agente que puso los hechos en conocimiento de un juez y gracias al cual eldiario.es tuvo acceso a estas conversaciones, ha tenido que solicitar escolta y darse de baja ante los insultos y amenazas de sus compañeros.

Seguir leyendo »