eldiario.es

Javier Gallego

Javier Gallego Crudo. Periodista y músico. Director de Carne Cruda en carnecruda.es y eldiario.es. Antes dio con sus huesos en Radio 3y la Cadena SER. En esta última y M80 ha copresentado De nueve a nueve y media y No somos nadie, respectivamente. Ha sido conductor de Esta mañana con Pepa Bueno en TVE y guionista de CQC en La Sexta. Aún le queda tiempo para dedicarse a la música, actualmente en el grupo Forastero. Ha publicado relatos en dos libros y cuatro discos con diferentes formaciones. Dedica pues poco tiempo a respirar pero lo hace con muchas ganas.

Miedo y asco en San Fermín

Cuatro violaciones en cinco días. Al recuento de heridos en los encierros de San Fermín, habría que añadir el de las mujeres víctimas de violencia de género. Cuatro han denunciado violación este año, veintiocho han notificado agresiones machistas, cinco hombres han sido enviados a prisión provisional y otros siete están detenidos. Habría que sumar ataques menos evidentes como los tocamientos o el acoso verbal y físico, que raramente se reportan. Las cifras son tan brutales como si hubiera habido un encierro de mujeres perseguidas por hombres salvajes.

Cinco de ellos literalmente encerraron a una chica de 19 años en un portal donde la violaron mientras lo grababan con la cámara del móvil, según ha verificado un juez. Los presuntos violadores no sintieron culpa ninguna. Ni siquiera se plantearon huir. La policía encontró a uno en un coche en el que dormía sin remordimiento que alterase su sueño, y al resto, en la plaza de toros, adonde se fueron a disfrutar del maltrato animal, después de disfrutar del maltrato a la mujer. Aunque no van necesariamente unidas, son violencias que tienen en común el placer a través de la vejación y el dolor de seres a los que considera por debajo y a su entera disposición. Cada año sucede lo mismo en Sanfermines. Si ahora se conocen más casos es porque se denuncian y hay mayor conciencia social. De hecho, la violación múltiple de la mujer de 19 años provocó una multitudinaria manifestación de repulsa en el centro de Pamplona. Pero sucesos tan graves deberían generar una reacción y una reflexión mucho mayores, empezando por la suspensión de los encierros que sería la única forma de obligar a la sociedad a movilizarse para acabar con esta lacra intolerable. Si se suspendiera la fiesta hasta acabar con el problema, ya verías cómo se reducía drásticamente. Pero la fiesta continúa casi como si nada porque son mujeres. No creo que exagere. Basta imaginar cuál habría sido el impacto social, mediático y político si los violadores hubieran sido inmigrantes o refugiados musulmanes. Sin duda se habría ordenado un despliegue policial inédito y muy probablemente, la interrupción de los festejos, para enfrentar la oleada de machismo islamista que sería noticia de alcance mundial, prueba de que hasta el odio al extraño es más importante en la sociedad machista que el amor a las mujeres. Por supuesto, si las 5 violaciones y las 28 agresiones denunciadas las hubieran sufrido hombres, el debate ocuparía todas las tertulias de actualidad, eclipsaría por completo los encierros que se habrían cancelado en señal de repulsa y abriría los telediarios que ahora se abren con el número de corneados. Pero son mujeres. Les sucede todo el rato. Cada siete horas se denuncia una violación en España, según el Ministerio del Interior. Eso no abre telediarios. No es noticia porque se admite casi como inevitable que los hombres pierdan el control en el ambiente desenfrenado y permisivo de las fiestas y violen brutalmente a las mujeres. Aceptamos las violaciones masculinas como una fatalidad, como si todos los hombres fuéramos violadores en potencia que no podemos contenernos. También se culpabiliza a las víctimas de incitar al delito con sus desnudeces y desinhibición, como si enseñar una teta, diera permiso para sobarla. Se reduce la responsabilidad al hombre para echársela incluso a la mujer. Pero ni ellas son la causa de las violaciones ni nosotros somos incapaces de controlarnos. Hasta que no admitamos que el problema está en el hombre y que tenemos que pararnos los pies, seguirá habiendo violadores. No a los toros, es a estos a los que hay que encerrar.

Seguir leyendo »

El país de la picaresca

Así que a Messi le declaran culpable de defraudar a Hacienda una millonada y al Barça no se le ocurre nada mejor que salir en su defensa con un comunicado de apoyo y una campaña en redes en la que pide a los aficionados que se solidaricen con el defraudador porque dicen que toda la culpa es de su padre. Se va casi de rositas con una pena de sólo 21 meses después de evadir 4 millones de euros a la caja de todos y todavía hay que hacerle la ola para consolar a la criatura.

Tiene delito que se aplauda al delincuente pero es lo que ocurre secularmente en nuestro país, de Madrid a Barcelona, sin ir más lejos las pasadas elecciones, en las que casi ocho millones de personas aplaudieron con su voto a un partido que chapotea en la corrupción. No hay que olvidar que somos el país de la picaresca. De aquí es ese género literario, único en el mundo, dedicado a contar las pillerías, bravuconadas y travesuras de los vivillos.

Seguir leyendo »

Presidente indecente 2

Otra vez, si nadie lo remedia, vamos a tener al presidente indecente en la Moncloa. A Rajoy le corresponde formar gobierno por ser el que más votos ha obtenido aunque no por eso ha pasado a ser un político decente porque las victorias electorales no blanquean biografías. La suya está manchada por la corrupción de su partido bajo su mando, las conspiraciones de sus ministros y sus mentiras como presidente, que salieron antes de las elecciones y siguen saliendo después. Pero da igual porque le han legitimado casi ocho millones de votantes que le han dicho que puede volver a hacerlo. Atropéllame de nuevo camión que la primera vez no acabaste conmigo.

Seguir leyendo »

Podemos se asusta de Podemos

Venían a asaltar los cielos y al primer fracaso, asfaltan los suelos. Es normal venirse abajo cuando te has venido muy arriba pero Podemos debería superar esa melancolía en la que se ha instalado tras las elecciones, si no quiere acabar siendo la nueva Izquierda Unida. No querían ser la izquierda triste y perdedora y sin embargo han caído en su misma autocrítica autodestructiva. Ahora resulta que se cierra la hipótesis fundacional y la ventana de oportunidad histórica y toca pasar de la guerra relámpago a la de trincheras en la que me temo que quien más se desgastará son los que más gastados están. Venían a tomar el cielo por asalto y se ponen a cavar hacia abajo.

Indudablemente, empieza una nueva etapa en la oposición en la que Podemos tendrá tiempo de madurar como partido. Veremos cómo pasan de los platós al hemiciclo. Incluso veremos si son capaces de mejorar las formas que tantas veces les han perdido, especialmente a su líder. Renunciar al espíritu explosivo, imprevisible, audaz, incluso incorrecto, que le ha hecho relevante, sin embargo, no parece la mejor manera de seguir creciendo sino de convertirse en un partido más que no se parezca a la manera de hacer política de la calle indignada a la que vinieron a representar. Al propio Iglesias le asusta pasar de ser partisanos a soldados de un ejército regular.

Seguir leyendo »

Ha ganado el miedo

Vuelve a acertar Cuerda más que las encuestas. Ya lo dijo el alcalde de su Amanece que no es poco: “En resumen, han ganado los de siempre”. Han ganado los de siempre metiendo miedo como nunca. Rajoy ha ganado las elecciones en Venezuela. La campaña del pánico funcionó y los votantes de derechas acudieron como un ejército a salvar el país del apocalipsis zombie bolivariano. Hay que reconocerles que son una tropa mucho más disciplinada que sus rivales. Es triste decirlo pero el domingo la derecha ganó a la izquierda por una de las razones por las que le ganó la guerra. Los azules cierran filas, los rojos las rompen.

Pronto el votante de derechas reacciona a la llamada de socorro del partido único para defender los principios del movimiento, la paz y el orden, la unidad y la estabilidad, amenazados por rojos e independentistas, y más ahora que Europa se rompe por el Brexit y las Bolsas se desploman por culpa de los populismos y sus referendos. Hay que pararlos antes de que hagan lo mismo con nosotros. Mariano y cierra España. Ya pasó el tiempo de los experimentos con la gaseosa Rivera, que además les salió rana y pactó con los socialistas de los EREs. La corrupción de los demás la recuerdan tanto como olvidan y perdonan la suya.

Seguir leyendo »

Hay que echarlos

El PP siempre se supera. Cuando creíamos que lo habíamos visto todo y que no podían caer más bajo, todavía nos sorprenden con una nueva desvergüenza. Ahora ha sido, otra vez, Jorge Fernández Díaz, pillado en unas grabaciones en su despacho, obtenidas por el periódico Público.es, en las que se le escucha perfectamente encargar que se fabriquen escándalos contra políticos independentistas. Con toda claridad dice que el presidente del gobierno está al tanto de sus manejos con la fiscalía y con la prensa. Ahí tienen a todo un ministro del gobierno utilizando los mecanismos del Estado para extorsionar a sus rivales. Ocurre en las mejores familias. De la mafia.

Fernández Díaz no sólo no ha pedido disculpas ni se ha planteado dimitir sino que encima se ha presentado como la víctima. Es Nixon echándonos la bronca por el Watergate. Debería irse no sólo por corrupto sino por incompetente, por dejarse grabar en un despacho en el que se maneja información tan sensible, por cierto el mismo en el que recibió a Rodrigo Rato, otro corrupto del partido. Por supuesto, Mariano Rajoy le ha confirmado en el cargo. El Padrino cubre las espaldas de su lugarteniente para cubrir la suyas y decreta la ley del silencio sobre “ese asunto del que usted me habla”.

Seguir leyendo »

Todos contra Podemos

De los creadores de “nosotros o el caos” y “que vienen los rojos”, ha llegado el último grito, obra de Mariano Rajoy: “hay que concentrar el voto moderado para frenar a los malos”. En este lenguaje de parvulario del extremo centro derecha, los malhechores son, evidentemente, el Coletas y sus secuaces. Llamarles “los malos” es la antesala a decir “que viene el Coco” poniendo voz de cuentacuentos. El síntoma más claro de que a los rivales se les han acabado los argumentos y el tiempo para frenar al chavismo comunista radical es que han empezado a hablarle al votante como si fuera un niño con pocas luces al que tratan de contagiar su miedo con su histérico “que vienen los malos”.

Estas amenazas resumen lo que está siendo esta campaña al revés en la que el enemigo a batir no es tanto el vigente campeón como el aspirante al título que ya no es el PSOE, es Unidos Podemos, no sólo porque lo digan las encuestas, también porque lo asumen los demás partidos grandes que les atacan como si fueran los favoritos. Cuando los propios socialistas dedican más tiempo a criticar a Pablo Iglesias que a Rajoy, delatan que ya no están en disputa por el liderazgo con el PP sino que están perdiendo la segunda plaza ante la confluencia. Cuando los otros tres partidos en discordia se unen contra Unidos Podemos, es porque temen que puedan llegar a gobernar.

Seguir leyendo »

El empresario muy español y mucho evasor

Dicen que son sólo casos aislados, pero hay que ver la cantidad de casos aislados de grandes empresarios españoles relacionados con la evasión fiscal, el blanqueo de capitales y otras variadas formas de robarnos a todos. Desde los papeles de Panamá a los papeles de la Castellana pasando por Mario Conde, Arturo Fernández o Díaz Ferrán, las manzanas podridas son tantas que no nos dejan ver la fruta fresca que aseguran que hay en el cesto. Dicen que no se puede generalizar pero demasiados casos aislados hacen una causa general.

Los últimos en incorporarse a esta lista de la infamia han sido los dueños de Pipas Facundo que regularizaron en la amnistía 10 millones de euros que tenían en cuentas en Suiza a un irrisorio 3% de impuestos. Usted paga entre un 25% y un 40%, el que se pasa años robando al Erario Público encima le regalan blanquearlo a precio de saldo. Robar sale caro al ciudadano y barato al ladrón.

Seguir leyendo »

Los hombres que odiaban a hombres y mujeres

A la derecha a ambos lados del Atlántico le parece muy importante cargarle los muertos de la matanza de Orlando al yihadismo y no a la homofobia. La distinción no es tal. El yihadista es también homófobo y el asesino era ambas cosas, como han contado policía y familiares. Mató por el odio religioso pero también sexual, que están unidos. Sin embargo, a los conservadores (con Donald Trump a la cabeza) les interesa separarlos, obviar el componente homofóbico, y pintarlo como un caso de terrorismo musulmán, aunque hasta el FBI lo duda, para atemorizarnos con la amenaza islamista y quitarle a nuestra sociedad el muerto de encima.

Seguir leyendo »

Mujeres King Kong

El sexo débil, eso siempre ha sido una broma. Lo que las mujeres han recorrido no es sólo la historia de los hombres, como los hombres, sino su propia opresión específica. Una historia de una violencia inaudita. De ahí que surja una proposición simple: idos todos a tomar por el culo, con vuestra condescendencia de mirarnos, vuestra protección puntual o vuestra manipulación de víctimas para las que la emancipación de la mujer sería algo difícil de soportar. Lo que sigue siendo difícil es ser mujer y aguantar todas vuestras estupideces. Las ventajas que vosotros sacáis de nuestra opresión en realidad son trampas. Cuando el cuerpo de las mujeres pertenece a los hombres, el cuerpo de los hombres pertenece a la producción y a la guerra. Los únicos que salen ganando en este negocio son los dirigentes. Cuando defendéis vuestros derechos masculinos, sois como los empleados de un gran hotel que se creen los propietarios de la finca. Siervos arrogantes, eso es lo que sois.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -

Recibe cada noche la selección de noticias de eldiario.es

Se produjo un error, inténtelo más tarde

Muchas gracias