eldiario.es

Javier Gallego

Javier Gallego Crudo. Periodista y músico. Director de Carne Cruda en carnecruda.es y eldiario.es. Antes dio con sus huesos en Radio 3y la Cadena SER. En esta última y M80 ha copresentado De nueve a nueve y media y No somos nadie, respectivamente. Ha sido conductor de Esta mañana con Pepa Bueno en TVE y guionista de CQC en La Sexta. Aún le queda tiempo para dedicarse a la música, actualmente en el grupo Forastero. Ha publicado relatos en dos libros y cuatro discos con diferentes formaciones. Dedica pues poco tiempo a respirar pero lo hace con muchas ganas.

Hay que echarlos

El PP siempre se supera. Cuando creíamos que lo habíamos visto todo y que no podían caer más bajo, todavía nos sorprenden con una nueva desvergüenza. Ahora ha sido, otra vez, Jorge Fernández Díaz, pillado en unas grabaciones en su despacho, obtenidas por el periódico Público.es, en las que se le escucha perfectamente encargar que se fabriquen escándalos contra políticos independentistas. Con toda claridad dice que el presidente del gobierno está al tanto de sus manejos con la fiscalía y con la prensa. Ahí tienen a todo un ministro del gobierno utilizando los mecanismos del Estado para extorsionar a sus rivales. Ocurre en las mejores familias. De la mafia.

Fernández Díaz no sólo no ha pedido disculpas ni se ha planteado dimitir sino que encima se ha presentado como la víctima. Es Nixon echándonos la bronca por el Watergate. Debería irse no sólo por corrupto sino por incompetente, por dejarse grabar en un despacho en el que se maneja información tan sensible, por cierto el mismo en el que recibió a Rodrigo Rato, otro corrupto del partido. Por supuesto, Mariano Rajoy le ha confirmado en el cargo. El Padrino cubre las espaldas de su lugarteniente para cubrir la suyas y decreta la ley del silencio sobre “ese asunto del que usted me habla”.

Seguir leyendo »

Todos contra Podemos

De los creadores de “nosotros o el caos” y “que vienen los rojos”, ha llegado el último grito, obra de Mariano Rajoy: “hay que concentrar el voto moderado para frenar a los malos”. En este lenguaje de parvulario del extremo centro derecha, los malhechores son, evidentemente, el Coletas y sus secuaces. Llamarles “los malos” es la antesala a decir “que viene el Coco” poniendo voz de cuentacuentos. El síntoma más claro de que a los rivales se les han acabado los argumentos y el tiempo para frenar al chavismo comunista radical es que han empezado a hablarle al votante como si fuera un niño con pocas luces al que tratan de contagiar su miedo con su histérico “que vienen los malos”.

Estas amenazas resumen lo que está siendo esta campaña al revés en la que el enemigo a batir no es tanto el vigente campeón como el aspirante al título que ya no es el PSOE, es Unidos Podemos, no sólo porque lo digan las encuestas, también porque lo asumen los demás partidos grandes que les atacan como si fueran los favoritos. Cuando los propios socialistas dedican más tiempo a criticar a Pablo Iglesias que a Rajoy, delatan que ya no están en disputa por el liderazgo con el PP sino que están perdiendo la segunda plaza ante la confluencia. Cuando los otros tres partidos en discordia se unen contra Unidos Podemos, es porque temen que puedan llegar a gobernar.

Seguir leyendo »

El empresario muy español y mucho evasor

Dicen que son sólo casos aislados, pero hay que ver la cantidad de casos aislados de grandes empresarios españoles relacionados con la evasión fiscal, el blanqueo de capitales y otras variadas formas de robarnos a todos. Desde los papeles de Panamá a los papeles de la Castellana pasando por Mario Conde, Arturo Fernández o Díaz Ferrán, las manzanas podridas son tantas que no nos dejan ver la fruta fresca que aseguran que hay en el cesto. Dicen que no se puede generalizar pero demasiados casos aislados hacen una causa general.

Los últimos en incorporarse a esta lista de la infamia han sido los dueños de Pipas Facundo que regularizaron en la amnistía 10 millones de euros que tenían en cuentas en Suiza a un irrisorio 3% de impuestos. Usted paga entre un 25% y un 40%, el que se pasa años robando al Erario Público encima le regalan blanquearlo a precio de saldo. Robar sale caro al ciudadano y barato al ladrón.

Seguir leyendo »

Los hombres que odiaban a hombres y mujeres

A la derecha a ambos lados del Atlántico le parece muy importante cargarle los muertos de la matanza de Orlando al yihadismo y no a la homofobia. La distinción no es tal. El yihadista es también homófobo y el asesino era ambas cosas, como han contado policía y familiares. Mató por el odio religioso pero también sexual, que están unidos. Sin embargo, a los conservadores (con Donald Trump a la cabeza) les interesa separarlos, obviar el componente homofóbico, y pintarlo como un caso de terrorismo musulmán, aunque hasta el FBI lo duda, para atemorizarnos con la amenaza islamista y quitarle a nuestra sociedad el muerto de encima.

Seguir leyendo »

Mujeres King Kong

El sexo débil, eso siempre ha sido una broma. Lo que las mujeres han recorrido no es sólo la historia de los hombres, como los hombres, sino su propia opresión específica. Una historia de una violencia inaudita. De ahí que surja una proposición simple: idos todos a tomar por el culo, con vuestra condescendencia de mirarnos, vuestra protección puntual o vuestra manipulación de víctimas para las que la emancipación de la mujer sería algo difícil de soportar. Lo que sigue siendo difícil es ser mujer y aguantar todas vuestras estupideces. Las ventajas que vosotros sacáis de nuestra opresión en realidad son trampas. Cuando el cuerpo de las mujeres pertenece a los hombres, el cuerpo de los hombres pertenece a la producción y a la guerra. Los únicos que salen ganando en este negocio son los dirigentes. Cuando defendéis vuestros derechos masculinos, sois como los empleados de un gran hotel que se creen los propietarios de la finca. Siervos arrogantes, eso es lo que sois.

Seguir leyendo »

Hasta los borbones

Tributar es de súbditos. No pretenderán ustedes que la familia del rey se rebaje a pagar impuestos como cualquier plebeyo. Ni que estuviéramos en una democracia. Los papeles de la Castellana, filtrados de asesorías del madrileño paseo del mismo nombre y publicados por Eldiario.es, La Marea y Diagonal, nos recuerdan una vez más que seguimos en un régimen de privilegiados entre los que se encuentran familiares de la Corona que han evadido al fisco durante años y después regularizaron millones de euros en la amnistía fiscal del PP. En la corte hay Borbones que siguen cobrándole el diezmo al vulgo con la ayuda de políticos cortesanos.

Seguir leyendo »

Dime con quién andas

En política, las amistades comprometen. No puedes presentarte como modelo de virtud si vives rodeado de un círculo vicioso. Tampoco puedes sostener durante mucho tiempo que tu pureza permanece intacta aunque te mueves en la mugre, que chapoteas en el fango pero a ti el lodo no te mancha. Cada día resulta menos creíble la presunción de inocencia de nuestros políticos. Quizá nunca se demuestre que son penalmente culpables, pero lo son moralmente. Es inverosímil que sean tan listos para todo menos para ver la cloaca en la que flotan. Podrán hacerse el tonto un tiempo, pero no pueden tomarnos por tontos todo el tiempo. Al menos no a todo el mundo, aunque hay a quien le gusta.

Seguir leyendo »

Cuñadanos

Ciudadanos se ha lanzado a la campaña con más ansia que nadie, conscientes de que su pacto con el PSOE y el miedo a los comunistas bolivarianos puede hacer que sus votantes más reaccionarios vuelvan al PP en las próximas elecciones, como apuntan tímidamente las encuestas. Pero la ansiedad es mala consejera y están empezando a sonrojar con las lágrimas de cocodrilo de Rivera en Caracas o el vídeo de campaña que es un esperpento de tópicos de cuñado en la barra de un bar.  

Se han dado cuenta de que el viaje al centro izquierda con los socialistas les está pasando factura así que han decidido regresar a la derecha pasando por Venezuela. Para evitar que los votos retornen al PP, han redoblado sus esfuerzos por volver a ser su marca blanca. Blanca no sólo porque se presentan como la alternativa limpia a Rajoy sino porque sus críticas a los populares son estudiadamente amables para evitar que los rebotados del PP se reboten con ellos y se vuelvan a Génova.

Seguir leyendo »

La Europa nazi

Los refugiados son expulsados por la policía con gases lacrimógenos del campo de Idomeni, en Grecia, sin que las cámaras puedan contarlo porque antes han echado a los periodistas y voluntarios, que lo observan y lo narran desde lejos. Apenas 31.000 votos impiden que gobierne un partido de ultraderecha en Austria, patria de Hitler. En toda Europa, crecen los partidos de extrema derecha nacionalista, algunos incluso abiertamente fascistas, espoleados por la crisis y la islamofobia, primero, y ahora por la llegada de los refugiados. Por Madrid se manifiestan los neonazis, autorizados por el gobierno, gritando consignas xenófobas. La Europa nazi ya no se esconde, mientras la Unión Europea se comporta como tal no sólo en sus fronteras, en su corazón mismo.

Se escandalizan los presidentes en Bruselas por el auge de los partidos ultras por el continente, cuando ellos mismos están aplicando técnicas de segregación del nazismo con los refugiados. No hemos dejado de ver cómo les apalean y humillan, cómo les expulsan a patadas o como ganado a Turquía, cómo les abandonan en manos del mar, las mafias, el frío y el hambre, cómo les encarcelan y gasean en campos que no parecen de acogida sino de concentración. Hasta la policía de Tsipras, que se supone está en el polo ideológico opuesto, actúa con la misma repugnante crueldad. Por qué se van a esconder los xenófobos si las autoridades no esconden su xenofobia.

Seguir leyendo »

Repita conmigo: Venezuela

Nuestro problema no es el paro ni la corrupción ni los desahucios ni la pobreza ni la desigualdad ni las subidas de impuestos y de la luz o el gas ni el independentismo catalán ni los recortes sociales y de libertades ni la emigración de los españoles al extranjero ni siquiera la crisis de los refugiados, nuestro problema es Venezuela. La derecha española ha empezado la campaña para elegir al gobierno de España hablando del gobierno venezolano que es la forma de hablar mal de Podemos sin esforzarse. Aún no han conseguido que los españoles lo incluyan en la lista de sus preocupaciones, pero no será porque no lo estén intentando.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -

Recibe cada noche la selección de noticias de eldiario.es

Se produjo un error, inténtelo más tarde

Muchas gracias