eldiario.es

Javier Gallego

Javier Gallego Crudo. Periodista y músico. Director de Carne Cruda en carnecruda.es y eldiario.es. Antes dio con sus huesos en Radio 3y la Cadena SER. En esta última y M80 ha copresentado De nueve a nueve y media y No somos nadie, respectivamente. Ha sido conductor de Esta mañana con Pepa Bueno en TVE y guionista de CQC en La Sexta. Aún le queda tiempo para dedicarse a la música, actualmente en el grupo Forastero. Ha publicado relatos en dos libros y cuatro discos con diferentes formaciones. Dedica pues poco tiempo a respirar pero lo hace con muchas ganas.

Europa no existe

La única certeza en este pandemonio en el que se han convertido las negociaciones entre Grecia y el Eurogrupo, es que Europa no existe. Hablamos de ella como si fuera una realidad política cuando es poco más que una unidad fronteriza y monetaria asimétrica y frágil. No es real la Unión Europa, no existen los Estados Unidos de Europa. Seguimos siendo inmigrantes en Alemania y Grecia es tratado como enemigo en lugar de socio aliado. Europa no es más que el nombre del continente pero no existe como contenido. Lo único que existe es la Europa de los mercados, lo que nos une es el Banco Central Europeo. La crisis griega lo ha dejado claro una vez más. La paradoja es que la ruptura de Tsipras con el resto de Europa es un intento de hacer Europa realidad.

Para algunos -muchos me temo- lo que acabo de decir puede resultar insostenible e inaceptable, pero creo firmemente que la rebelión del gobierno griego nos acerca al sueño europeísta más que todos los pactos del Eurogrupo. Tsipras está luchando por salvar a sus ciudadanos de la austeridad que ha resultado catastrófica no sólo para los griegos, también para las clases más desfavorecidas de toda la Unión Europea. Como prometió cuando fue elegido, está cuestionando a la Europa de la desigualdad que antepone los intereses financieros a la integridad de las personas. Está desafiando un modelo europeo que es un modelo de negocio. No está rompiendo Europa, está intentando construirla.

Seguir leyendo »

Yo voy con Grecia

No es la economía, idiota. La crisis griega es una cuestión más política que económica por mucho que traten de convencernos de lo contrario. Todo problema tiene varias soluciones y es una decisión del Eurogrupo intentar imponer a Grecia una única salida: la que dicta la Troika. El rapto de Europa por los mercados. Para ellos nunca hay más alternativa que la suya, así que no hay alternativa. Si dicen que los griegos tienen que tirarse por el Monte Taigeto desde el que los espartanos lanzaban a los delincuentes, a los traidores y a los niños no aptos, los políticos europeos se ofrecen gustosamente a darles el empujón. Y esto es lo que han hecho, ordenar que sean arrojados al pozo de la austeridad como si fueran deshechos, vulgares ladrones, traidores al dios financiero.

Tsipras ha hecho lo que tiene que hacer un presidente de una democracia y lo único que podía hacer para seguir siéndolo: preguntar a su pueblo en un referéndum. Parece una locura en estos tiempos pero era lo más sensato. Fue votado para oponerse a la austeridad, no tiene la legitimidad de una mayoría absoluta para elegir por su cuenta y una decisión tan crucial debe consultarla. Si hubiera aceptado las condiciones de la Troika, habría tenido que dimitir. Si los griegos eligen aceptar el plan europeo, ha insinuado que lo hará para convocar elecciones. Es su manera de presionar a los suyos, claro, pero también un compromiso. La democracia otra vez viene de Grecia. Me das un ultimátum, te doy un referéndum. Es una mezcla de espíritu ateniense y espartano. Espartanos, si tenemos que morir que sea matando. Atenienses, si vamos a pelear que sea con el voto en la mano.

Seguir leyendo »

Quién humilla aquí

La prueba de que el PP cree que el poder le pertenece es cómo utiliza el gobierno para sus propios intereses y contra quienes han osado arrebatarles parte del imperio. Estos liberales de boquilla y pacotilla desprecian el Estado menos cuando les conviene usarlo para beneficiarse y perjudicar a sus oponentes. Siguen sin aceptar que han perdido el ayuntamiento de Madrid y ahora mueven los hilos de la Justicia para intentar desestabilizarlo. No les pareció suficiente el linchamiento público de Guillermo Zapata, su disculpa y dimisión de la concejalía por los malditos tuits de hace cuatro años, ahora mandan a la Fiscalía a procesarlo como un delincuente. El gobierno en la sombra, que decía Esperanza Aguirre, ya está actuando.

Ayer la Fiscalía al servicio de su majestad el gobierno, pidió a la Audiencia Nacional que impute a Zapata, por “descrédito”, “humillación” y “menosprecio” a las víctimas de ETA. Concretamente a Irene Villa quien dijo no sentirse ni humillada ni ofendida y en un artículo en La Razón, epicentro de críticas implacables,  ha pedido que cesaran las amenazas violentas y soeces contra el concejal generadas por la persecución porque le parecían mucho más censurables que los chistes. Ella da una lección de sensatez y humanidad, ellos una lección de electoralismo. Da igual que la víctima no se sienta humillada si el PP puede sacarle tajada. Dicen defender la dignidad de las víctimas al mismo tiempo que las utilizan para ganar votos. Quién humilla aquí.

Seguir leyendo »

Cambio o cambiazo

Será el efecto de la televisión, de las encuestas y de las estrategias, pero el caso es que veo una preocupante reducción de la política a símbolos y mensajes publicitarios. Todos los partidos se preparan para las generales y piensan más en gustarnos que en convencernos. Piensan más en seducirnos, emocionarnos, encandilarnos que en agitarnos, removernos, cuestionarnos. Ciudadanos, PSOE y Podemos, las tres alternativas al poder vigente, parecen haber llegado a la conclusión de que la ansiada centralidad del tablero, solo se conquista con un perfil ideológico bajo que no moleste a nadie y campañas de imagen que gusten a todos.

La semana pasada Podemos presentó su nueva hoja de ruta y una de sus grandes apuestas era cambiar el logo con la cara seria de Pablo Iglesias por un logo con la cara sonriente de Pablo Iglesias. Este fin de semana también se presentó Pedro Sánchez como candidato a la Moncloa y lo hizo, al más puro estilo estadounidense, con una bandera nacional en un plasma gigante que le hacía parecer un presidente yanqui antes de coger el Air Force One para salvar España de los separatistas y los soviets. Si quería ser portada de ABC lo consiguió aunque no se tragaron el numerito. Rivera se presentó también ayer como el candidato a las generales y su gran apuesta es él mismo con su mecanismo. Logos, caras y bandera. Como la Coca Cola, aquí llega ella, la nueva botella de la política. Pero el refresco es el mismo y sus dueños siguen echando a gente a la calle.

Seguir leyendo »

Un paso al frente

Como era de esperar, después de Zapata, fueron a por los demás. Era muy ingenuo pensar que una dimisión amansaría a las fieras. Al contrario, los tiburones, al olor de la sangre, se excitan. Ahora la derecha no va a por uno, va a por la mitad de la lista de Carmena. La siguiente ha sido la portavoz, Rita Maestre, porque se enfrenta a una posible pena de un año por irrumpir en 2011 a pecho descubierto en la capilla de la Complutense en una manifestación no violenta, feminista y laica, contra el machismo de la Iglesia y su presencia en la universidad. La derecha recriminando a la izquierda lo que más la honra, la lucha. Permitan que me ría pero es que la broma es continua. La atacan justamente por lo que ha sido votada: por ser activista. No sólo no debe dimitir, debería presumir. No por su imputación (son gajes del activismo) sino por su compromiso.

Lo mismo deberían hacer los demás concejales. No dar un paso atrás cuando les atacan por lo que son, sino un paso al frente orgullosos de lo que han hecho. Sí, soy activista, qué pasa. Por eso estoy aquí. Me han votado porque yo estaba en la calle peleando por las libertades y derechos de la ciudadanía, mientras los que me critican estaban metidos en sus despachos legislando contra las personas o vendiendo la ciudad en comidas de negocios. Y lo volvería a hacer y lo volveré a hacer, como Ada Colau que en su primer día de alcaldesa se fue a parar un desahucio. Por eso y para eso la han votado. Para que sigan siendo activistas y ciudadanos, ahora dentro del respeto al cargo. Les han votado porque no son como esos políticos profesionales que no pisan la calle más que para bajarse del coche oficial, hacer campaña electoral o manifestarse contra los derechos del resto. Les han votado para que aparten de las instituciones a los que llevan toda la vida viviendo de ellas y comerciando con nuestro patrimonio.

Seguir leyendo »

Ha empezado la guerra

La guerra ha empezado y se ha cobrado su primera víctima: Guillermo Zapata. Manuela Carmena le ha apartado de la concejalía de Cultura por sus polémicos tuits. No les han dado ni 100 días de gobierno, solo uno para hacerles el primer ataque y forzar la primera dimisión. Los chistes citados por Zapata eran desafortunados, él mismo lo ha reconocido, pero no justifican el linchamiento, montado únicamente para atacar al recién nombrado gobierno de Carmena. No pudieron hacer el tamayazo en la investidura, quieren hacer un tamayazo en simulación en diferido.

Zapata estuvo torpe al escribir esos mensajes que se prestan a la mala interpretación y al mantener en su perfil palabras que son intolerables en un edil público. Pero en menos de un día, ha reconocido su error, ha pedido perdón a las personas que se hayan sentido heridas como Irene Villa y se ha disculpado personalmente con el padre de Marta del Castillo. Por mucho más, han hecho mucho menos la mayoría de políticos de este país. Podría haber bastado. Al padre de Marta le bastaba. Pero a la jauría mediática, no. Quieren más sangre: quieren que deje el acta de concejal. ¡Por citar unos chistes hace 4 años! Vamos, hombre, venga ya. Han atrapado a la presa y no la quieren soltar. De eso se trata. Se trata de conseguir mediáticamente lo que no consiguieron democráticamente.

Seguir leyendo »

Que se retraten

Nosotros ya nos retratamos en las urnas, ahora les toca retratarse a ellos con los pactos. Por ahora el retrato está saliendo de vieja política, más preocupados –parece- por sus intereses, sus sillones, sus encuestas y por esconder sus verdaderas intenciones que por responder al grito de auxilio y de cambio que una mayoría de votantes depositaron en sus papeletas el 24 de mayo. El PSOE de Susana Díaz consigue su gobierno sin sacrificar a Griñán ni a Chaves gracias a Ciudadanos que también apoya al PP de Cifuentes porque quiere ser el recambio de unos o de otros y van tomando posiciones. El PSOE valenciano deja plantada a Mónica Oltra en el altar durante unas horas porque dice que insiste en ser presidenta, el madrileño amenaza con hacer lo mismo porque no le gustan las formas de Ahora Madrid y Podemos apoya gobiernos socialistas desde la barrera para no mancharse aunque pierde la oportunidad de ser más decisivo dentro de las instituciones. Cada cual barre para su barrio y la casa a medio barrer hasta las generales.

La verdad es que se están retratando. Ciudadanos ha pasado de ser el partido anticorrupción a darle el gobierno a dos de los partidos de mayor corrupción, el PSOE de Andalucía y el PP madrileño. Han visto en las elecciones que sólo le rascan votos al centro derecha y Garicano les ha dicho que se arrimen también al centro socialista. Rivera capea el temporal de críticas diciendo que son un partido de Estado responsable que apoyan la gobernabilidad y que han conseguido que ambos firmen su hoja de ruta contra la corrupción, pero lo cierto es que se han comido con patatas a Chaves y Griñán y lo que han firmado con Susana Díaz son sólo buenas intenciones. Ahora el PSOE de los EREs y el PP de la Púnica y la Gürtel van a gobernar gracias a sus votos. Asumen el riesgo porque calculan que así tendrán más protagonismo después de su pequeño gatillazo.

Seguir leyendo »

Ahora en común

En menos de una semana, el PP será desalojado del gobierno de muchos ayuntamientos y después de muchas comunidades. El cambio ha comenzado. Pero no ha hecho más que empezar. Excepto las sonadas particularidades de Valencia, Barcelona, Madrid, A Coruña, Ferrol, Zaragoza o Santiago, cambiamos del azul al rojo. Del PP al PSOE, aunque bajo la tutela de las fuerzas emergentes. La alternancia bipartidista de siempre sin la hegemonía de antes. Los socialistas apoyándose en el bastón de la nueva política pero la nueva política muy lejos de levantar el vuelo por encima de sus cabezas. Creo que la única manera de sobrepasarles es seguir la estrategia que ha demostrado que puede vencerles: no la de Podemos sino la de las mareas del cambio que han tenido éxito electoral.

Podemos fue la fuerza que abrió la grieta pero han sido esas mareas inspiradas por su ejemplo las que se han colado por el hueco y han reventado la roca. Por bueno que sea el resultado de la formación de Pablo Iglesias para un partido de un año de vida, han obtenido un 14% de votos en las autonómicas. Muy lejos de asaltar los cielos. Pueden atribuirse méritos en las candidaturas de unidad con las que concurrían a las municipales, pero sólo en parte, porque ni siquiera sus miembros son mayoritarios en las ciudades más exitosas. En el resto, han tenido mejores resultados que las confluencias aunque por muy poco margen y en muchas ciudades en las que había varias plataformas divididas. En cualquier caso, no ha sido Podemos sino las mareas las que han ahogado al PP. Podemos desbordarles, pero si somos marea.

Seguir leyendo »

A hacer puñetas

No quieren irse por lo que dejan. No quieren abandonar sus cargos públicos por lo que tienen que perder y que ocultar. Porque es tela el dineral que pierden en sueldos y subvenciones y debe de ser tela telita tela lo que tienen ahí guardado, que levantas una piedra y te sale un imputado. Por eso están las trituradoras haciendo espaguetis de papel a un ritmo que aquello parece un restaurante italiano. Todo el cabreo que tienen es porque les hemos cerrado el grifo de hacer pasta y la agencia de colocación de militantes, amigos y familiares. El problema no es que venga la extrema izquierda, el problema es que miles de gaviotas dónde irán. El problema no es que vengan los rojos, el problema es el que dejan los azules.

Si es que dejan algo, claro, porque se van a encontrar los cajones como el ordenador de Bárcenas. No van a dejar ni las instrucciones de Ikea para montarlo. La herencia recibida van a tener que buscarla en el contenedor de reciclaje. El de papel es el azul, mira tú por dónde. Y mientras la policía deteniendo a 14 personas que intentaban parar un desahucio. Desahucio el de los papeles. Eso sí que es un lanzamiento. De confeti. Que parece que estuvieran preparando el carnaval en pleno mayo. Pero no están para fiestas. Casi 4000 cargos electos han perdido el puesto el 24M, 5 millones en subvenciones que pierde el partido. Eso es lo que les duele. Súmale miembros, amiguetes y familiares colocados a dedo que se quedan descompuestos y sin mamandurrias. Dónde metes ahora a toda esa gente que se va al paro, Mariano. Normal que estén más inquietos que un colibrí. Ahora van a ver lo que vale una crisis.

Seguir leyendo »

Desde el soviet con amor

Les escribo desde el soviet con enorme preocupación. Desde que han ganado los nazis comunistas bolivarianos independentistas de la ETA y el GRAPO de Carmena y Colau, esto es un sindiós. El sol no sale por Antequera que sale por Tiananmen, hay crímenes en las calles, fornicación en las aceras, conventos que arden y monjas on fire que van de tuiteras, curas violadores y rojos que se comen a nuestros niños en la merienda, el almuerzo y la cena. Ha llegado la barbarie y la molicie, el vicio y el fornicio, la holganza y la mudanza. Es el fin de la civilización, la decadencia de Occidente, el ocaso del cristianismo, el crepúsculo de los dioses, la caída del Imperio, el saqueo de Roma, la toma de la Bastilla, la derrota de las Termópilas, el fin del orden democrático constitucional. ¡El acabose, el terminose, el fuese, el final!

Que lo ha dicho Esperanza, que se ha acabado la democracia, que ya no podremos votar, que nos van a deportar a Siberia y nos van a llevar al Gulag. Pues cómo estará la condesa que no se atreve ni a aparcar en la Gran Vía, no vaya a ser que los bolcheviques se la lleven a Paracuellos y le quiten a Pecas. No me extraña que esté como está. No sé si le han caído años encima o es que le han quitado el photoshop, pero bien no se la ve. Yo la veo como ida. Dicen que la pobre ha perdido la razón. Menos mal que le queda el ABC. Ayer le publicaron un artículo de esos que antes le pagaban a 3000 euros. Poco me parece por salvar la democracia. Pero además qué estilo. Qué prosa poética, qué claridad de ideas, una detrás de otra, no como los rojos que cuando escriben se agolpan, no, qué pluma, qué finura, qué todo. Te mezclaba a Goebbels con Carmena con una soltura que parecía Pemán. Se titulaba “La verdad” y la verdad es que tenía más razón que José Antonio. La verdad es que ella ha ganado las elecciones y se las quieren robar.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -