eldiario.es

Javier Gallego

Javier Gallego Crudo. Periodista y músico. Director de Carne Cruda 2.0 en . Antes dio con sus huesos en Radio 3. En la Cadena SER y M80 ha copresentado De nueve a nueve y media y No somos nadie, respectivamente. Ha sido conductor de Esta mañana con Pepa Bueno en TVE y guionista de CQC en La Sexta. Aún le queda tiempo para dedicarse a la música, actualmente en el grupo Forastero. Ha publicado relatos en dos libros y cuatro discos con diferentes formaciones. Dedica pues poco tiempo a respirar pero lo hace con muchas ganas.

Los viajes de la casta 

33 Comentarios

Así que el resultado del escándalo de los viajes de Monago a cuenta del Senado no es que a partir de ahora los senadores y diputados se paguen sus desplazamientos con la caja del partido, no. Tampoco que Monago dimita ni que devuelva lo que gastó en sus vuelos privados. Ni siquiera que los parlamentarios nos cuenten qué viajes son esos que pagan con el dinero de todos. Nada de eso. PSOE y PP han llegado a un acuerdo por el cual harán pública la cantidad que el Parlamento gasta en viajes de diputados pero sin especificar quiénes ni adónde. Y de paso han aprovechado para incluir como gasto del Congreso viajes para actos del partido, un privilegio que antes no estaba escrito. Así que el resultado no es más transparencia y menos gasto, sino una simulación de transparencia y más dinero de todos para gastar. La regeneración de la democracia era esto. 

Además nos la quieren colar: nos dicen que ahora habrá más control sobre los viajes pero que serán los grupos parlamentarios los que autoricen a sus diputados. Es como darle a un ladrón la llave de la puerta de casa y pedirle que no te robe (y perdonen la comparación, tanta corrupción hace que no pueda pensar en otra cosa). También sostienen los firmantes que se debe preservar la intimidad de sus señorías. ¡Ni que fueran a irse con sus queridos o queridas! Son empleados públicos, lo que hacen debe saberse. Nos pertenece porque lo pagamos. Pero no lo sabremos en el futuro ni habrá investigación sobre cómo despilfarraban en el pasado. El pacto ha sido también un pacto de silencio. Luego se quejan de que les llamen mafia.

Ante las críticas recibidas, el PSOE ha reaccionado anunciando que hará pública “casi” toda la agenda de sus diputados. No toda, no nos volvamos locos. Después el PP ha dicho lo mismo. Pero no es lo que han firmado. Hemos tenido que ir a regañarles para que rectifiquen. Son como niños. Son como la Casa Real, que también prepara eliminar los descuentos en los viajes y las tarjetas VIP de las infantas después de que la semana pasada pillásemos a Urdangarin cogiendo un avión en una furgoneta especial de Iberia y viajando separado del pasaje. Siempre van por detrás de la sociedad que pide igualdad y transparencia, menos cuando tienen que pedirnos dinero. Viajan por encima de nuestras posibilidades.

Seguir leyendo »

Todo sigue igual

Como en la canción de Julio Iglesias, la vida sigue igual. Como en la de Conchita Velasco, no se quieren enterar. Los dos grandes partidos de este país no se quieren dar por enterados (porque no les conviene) de la profunda, radical, innegociable demanda de regeneración que la ciudadanía les pide con urgencia. Hacen gestos pequeños, insuficientes, de cara a la galería, artimañas para aparentar que han entendido el mensaje, pero siguen recayendo en sus viejos errores, siguen tapando y protegiendo a sus barones aunque estén salpicados por la corrupción. Siguen sin limpiar la casa a fondo. La vida sigue igual.

Son como esos niños traviesos que bajan la cabeza aparentemente arrepentidos cuando les cazas en una trastada pero que vuelven a las andadas en cuanto te das la vuelta. Incluso es peor: hay niños malcriados como el PP que acaban reprochándonos la bronca como si fueran víctimas del regaño de unos padres injustos. Véase a Monago. Le han pillado con todo el equipo gastándose dinero público para viajes privados, ha dado versiones contradictorias de los hechos, ha presentado unas pruebas que nadie ha podido ver, y todavía tiene la desfachatez de hacerse el ofendido y el atacado. Es más, como un Pujol extremeño, se ha envuelto en su bandera y ha tenido los santas narices de decir que atacarle a él es atacar a Extremadura. No sólo insulta a la inteligencia, también a sus paisanos, que nada han tenido que ver en sus asuntos.

Lejos de recriminarle, Rajoy, el protector de corruptos, el presidente que tiene la mano carbonizada de ponerla en el fuego por ladrones, le ha dado unas palmadas en la espalda y le ha dicho: “Monago, sé fuerte” y “sigue adelante con lo que estás haciendo”. No sabemos si se refiere a los viajes con dinero público, a sus mentiras o a ambos. Lo del PP es una tomadura de pelo irresoluble. No pueden acabar con la corrupción porque acabarían con el partido. No pueden decirle a Monago que se vaya por unas perras cuando ellos han estado metidos hasta el cuello en los millones de la Gürtel, Bárcenas y la caja B. Menos mal que ha venido un juez, una vez más, para revocar la decisión del Gobierno de excarcelar al corrupto Matas. Para sanear esa fosa, habría que quemarla entera y antes prefieren que arda el país, como dijo Montoro.

Seguir leyendo »

El camión de la basura

Sobre la arena, veintitrés cuerpos exhaustos secándose al sol y desperdigados como si dios los hubiese arrojado a la playa con desdén. Como si hubiera tirado los dados y les hubiese tocado mala suerte. Desde una duna, unos bañistas curiosean a los náufragos africanos sin acercarse a ofrecerles ayuda por miedo al contagio de ébola. Después de cinco horas en la playa de Maspalomas, en Gran Canaria, las autoridades envían a recogerlos. Lo hacen con un camión de la basura. Aparte del miedo al contagio, al negro africano pobre no le terminamos de ver como a un igual. Es como si perteneciera a un estrato inferior de la especie. No dejaríamos a 23 blancos tirados en mitad de la playa durante 5 horas, pero no hay razón para interrumpir el día de baño aunque haya un negro muerto en la arena. Recordemos la fotografía de Italia con dos bañistas y un cadáver al fondo. No estaban dispuestos a renunciar a su día de playa porque venga un muerto de hambre a estropearlo.   

Pero no hay que irse tan lejos. Aquí en España vimos hace unos días la foto de unos  golfistas jugando despreocupadamente en Melilla junto a la valla por la que escalaban unos inmigrantes como arañas atrapadas en una red. El campo de golf fue pagado con fondos europeos al desarrollo. Uno de los golfistas declaró: "También tenemos que hacer nuestra vida". Lo trágico de estas imágenes es que no hablan sólo de racismo o de la cruel indiferencia de la Europa rica hacia los parias extranjeros. Lo trágico es que además hay españoles, europeos, que ya son como esos negros infectados gracias, precisamente, a las políticas nacionales y europeas. Hay ricos y políticos que reclaman su derecho a hacer su vida, jugar al golf y bañarse en la playa, aunque al lado haya gente que se ahoga. Es más, esa gente se hunde en el hoyo porque son un juego para quienes tienen el poder de decidir sobre sus vidas.

En plena oleada de escandalosos casos de corrupción, otro escándalo: los tres más ricos de España duplican en riqueza a los 9 millones de españoles que menos tienen, los 30 más ricos tienen la misma fortuna que los ingresos de los 14 millones más pobres. Las grandes fortunas españolas han aumentado su patrimonio en un 9%, según la lista Forbes recién publicada. Ahí tenemos el resultado de la crisis y de la corrupción, del robo por delante y por detrás: que España es el segundo país de Europa en el que más ha aumentado la desigualdad, sólo superada en este dudoso honor por Estonia. Es la consecuencia inevitable de la socialización de las pérdidas y la privatización de los beneficios que se ha aplicado de manera sistemática para que el dinero fluya siempre hacia arriba y raramente llueva hacia abajo. Es el resultado de los recortes, repagos, subidas de impuestos y bajadas de salarios y subsidios a la mayoría y de las amnistías fiscales a la minoría. 

Seguir leyendo »

El país del pequeño Nicolás

40 Comentarios

Visto lo visto en estos últimos años y más aún en este último mes, lo del pequeño Nicolás no es una excepción ni un caso extraordinario: la política española está llena de pequeños Nicolases, de impostores, timadores, falsarios, presuntos y supuestos. De señores aparentemente respetables que son vulgares chorizos, de dirigentes que predican una cosa y hacen la contraria, de ladrones que presumen de honradez, derrochadores que piden austeridad, corruptos que dan lecciones de ética, reyes poco ejemplares y Gobiernos que incumplen todas sus promesas. No, el pequeño Nicolás, no es un rareza, no es la excepción, es la definición del comportamiento de la casta española: nadie es quien dice ser, son una estafa, todo el sistema es una simulación.

Lo vemos cada día en los periódicos, que se han convertido en una galería de impostores: Rato no era ese gran gestor del que presumía la derecha sino un poco fiable economista, su milagro económico con Aznar era un globo, Aznar no es el ejemplo de rectitud moral que vendía sino otro aprovechado inmoral que hace negocios hasta con dictadores sanguinarios, Zapatero no era Bambi sino una bomba de relojería, Esperanza Aguirre no es una pobre sexagenaria inocente sino una artista del escapismo y el disimulo con mucha caradura, Pujol no es molt honorable sino molt despreciable, Rajoy no es un honesto registrador de la propiedad sacrificado por la patria, sino un aprovechado con una caja B en su partido acusado de recibir sobres en negro. Por no hablar de todos esos empresarios, sindicalistas y políticos de izquierda y derecha que vivían en una gran mentira. Todo es tan falso que hasta el presidente no es real, es un plasma.

Estamos rodeados de impostores. Patriotas que evaden a Suiza. Ricos que roban como si no tuvieran nada. Liberales que chupan de la teta del Estado. Socialistas republicanos al servicio del mercado y la monarquía. Monarquías que esconden los oscuros negocios del rey, de su hija y de su yerno. Populares que hablan de lucha contra la corrupción mientras sueltan a corruptos como Matas y presumen de transparencia y colaboración con la justicia mientras destruyen pruebas. Socialistas que lavan su cara con Pedro Sánchez, que pone de ejemplo al consejero de Gas Natural Felipe González y mantiene en sus puestos a Chaves y Griñán. Socialistas y populares que se llenan la boca con la palabra “democracia” pero no convocan elecciones cuando sus presidentes cesan o dimiten. En su neolengua, las palabras significan lo contrario de lo que son. Tanto en los dichos como en los hechos, engañan.

Seguir leyendo »

Españoles, el bipartidismo no ha muerto

43 Comentarios

Españoles, el bipartidismo no ha muerto. Está tocado pero no hundido. Que nadie eche las campanas al vuelo. A pesar de que tiene el tronco podrido, ni siquiera el ciclón de Podemos logra arrancar de cuajo unas raíces que se hunden hasta el fondo en el suelo de los votantes de este país. Salió la esperada encuesta del CIS que dice que la formación de Pablo Iglesias es la tercera fuerza en la previsión, aunque primera en intención de voto. Es decir, primera en lo que la gente dice que va a votar, pero tercera en lo que los sociólogos piensan que realmente ocurriría si hubiera unas elecciones; a saber, que volvería a ganar el PP y el PSOE aguanta el chaparrón. Si hubiera un desastre nuclear, en este país sobrevivirían las ratas, las cucarachas y los votos del bipartidismo.

Hay votantes que no sueltan la papeleta ni aunque les pase por encima un tornado de recortes y las siete plagas bíblicas de la corrupción. Como decía El Roto, no votan, fichan. Pero también hay que reconocer que los demás partidos, a excepción de Podemos, tampoco deben de estar haciendo las cosas demasiado bien si no han logrado arrancarle esos votos al bipartidismo con la que está cayendo. Y encima ahora el viento de Podemos les arranca de las manos muchas de las papeletas que habían conseguido arrebatarles a los de arriba. El bipartidismo se está desplomando por arriba pero también por abajo, por IU y UPyD. Y en este caso la sangría es más sangrante porque ni siquiera tienen la excusa del desgaste de gobernar. Para que caiga el bipartidismo, se necesita al menos otro que lo sustituya y por ahora el bipartidismo de abajo ha fracasado en el intento.

Que me perdonen sus militantes por meterme donde no me llaman, pero como votante me permito opinar que lo que necesitan es una renovación, una “podemización”, porque parece que gran parte de la ciudadanía les ve como vieja política. La gran baza de Podemos es que no tiene pasado, la única baza que le queda a IU y UPyD es presentar futuro, es decir, dar paso a las nuevas generaciones que, indudablemente, conectan mejor con la sensibilidad actual.

Seguir leyendo »

La consulta española

¿Dejaría usted su casa a alguien que se la ha llenado de ladrones? ¿Se la volvería a dejar a quien la ha destrozado organizando una fiesta? ¿Confiaría la limpieza de su hogar a una persona que durante años ha descuidado la higiene de su propia casa y cuando se pone a limpiarla lo hace sólo a medias? ¿Le confiaría su dinero a un individuo que ha permitido que a usted le roben? ¿Nombraría usted director de su empresa a quien elige repetidamente a corruptos, chorizos y evasores para puestos de responsabilidad? ¿Le pondría usted al cargo de su familia, su casa, su negocio, su gobierno?

¿Le encargaría usted la administración de su país a una persona que eligió a un delincuente para llevar las cuentas de su partido y que siguió confiando en él incluso cuando ya era público su delito? ¿Pondría la economía de toda la nación en manos de un partido que se financió con dinero negro bajo la dirección de su actual presidente? ¿Le pediría usted que gestione su hacienda a quien evade a la Hacienda Pública? ¿Encargaría la reforma de su país a un partido que utilizó casi un millón de euros de dinero negro para pagar la reforma de su sede central? ¿Nombraría usted presidente del Gobierno a la persona que estaba al frente de la formación cuando sucedieron estos hechos y que asegura que no vio cómo le robaban durante años delante de sus narices? ¿Podría usted confiarle un país a un hombre al que no se le puede confiar ni un partido político?

¿Y podría usted fiarle el dinero de todos los españoles a ese individuo? ¿Se lo podría fiar a un partido que no ha expulsado a los presidentes autonómicos que tampoco vieron cómo robaban millones de euros destinados a cursos de formación para parados? ¿Dejaría la democracia de este país en manos de partidos que no convocan elecciones después de que sus presidentes tengan que apartarse del cargo por escándalos de corrupción? ¿Nombraría usted como responsables políticos a personas cuya única respuesta a la corrupción hasta ahora ha sido pedir perdón porque se ven obligados y a veces ni eso? ¿Les daría la máxima responsabilidad a individuos y partidos que rara vez se responsabilizan de sus actos? 

Seguir leyendo »

El miedo va a cambiar de bando

45 Comentarios

La casta tiene miedo. Cada día más. Está viviendo su propio Halloween. Los  resultados de la encuesta de Metroscopia y la del CIS que está por llegar, que dan a Podemos como primera fuerza en intención directa de voto, o sea, sin cocinar los datos, les han puesto de los nervios. El titular de la portada en papel de El País este domingo, que después en digital suavizan por miedo a los internautas, lo dice todo: “Podemos supera a PP y PSOE impulsado por la ira ciudadana”. 'Ira ciudadana', un concepto muy poco demoscópico. Sólo le ha faltado decir al autor del título que la gente ha salido con antorchas a quemar Ferraz y Génova y que ahora van camino de Miguel Yuste a reducir a cenizas la sede del periódico. El régimen ha puesto la estrategia del miedo a funcionar una vez más, pintando la indignación de ira furibunda y dejando de lado lo esencial: que es la corrupción del bipartidismo la que impulsa a Podemos y no las Furias del Hades. 

Desde que la formación de Pablo Iglesias irrumpió en escena, el poder establecido no ha hecho otra cosa que tratar de meter miedo. Que vienen los etarras bolivarianos filonazis adventistas del séptimo día. No dudo de que algunos se lo crean, pero las encuestas llevan meses diciendo que el efecto es el contrario del perseguido. La semana pasada escuché al conservador Francisco Giménez-Alemán, en la tertulia de Hora 25 de la Cadena SER, decir que “los ciudadanos informados tienen miedo de Podemos”. Sólo tendría que pisar la calle o los bares un poco más que nuestros dirigentes para saber que es al contrario. Como dicen las encuestas, cada vez más ciudadanos, cada vez más informados, de lo que tienen miedo es del PSOE y del PP. De sus corrupciones y contratas. De sus chanchullos y tejemanejes. De que dejen el país como Atila dejaba la hierba. De que esquilmen hasta el último recurso. De que sigan en el poder. Más que miedo tienen hartazgo. 

Los que tienen pánico son ellos y cada vez lo disimulan peor. Según ha publicado El Confidencial, un miembro de la directiva del PP dice que el próximo CIS “da miedo”. Y eso que la encuesta se hizo antes de la operación Púnica. Es de suponer que ahora los resultados de Podemos serían aún mejores. La dirección de Podemos dice tomarse estos resultados con prudencia. Hacen bien. No sólo porque son provisionales y están muy marcados por las circunstancias, sino porque pueden ser un acicate para movilizar el voto del miedo. También la semana pasada, el presidente de la Asociación Española de la Industria Eléctrica, Eduardo Montes, decía que le "aterra" la propuesta de nuevo sistema eléctrico de Podemos porque no tiene sentido que una persona pague según su declaración de la renta. Para él tiene más sentido que la gente no tenga calefacción ni luz. La oligarquía también tiene miedo de que le quiten una parte del pastel. 

Seguir leyendo »

Disuélvanse y entreguen las armas

40 Comentarios

En este país no te acostarás sin conocer un caso de corrupción más. No salimos de uno y ya estamos en otro. Cuando aún no nos habíamos recuperado de las tarjetas negras y la imputación del exministro Acebes, la policía detiene a 51 personas, casi todos políticos del PP o el PSOE, por el cobro de comisiones ilegales por la concesión de contratos públicos. Entre ellos, Francisco Granados, ex mano derecha de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid. Al bipartidismo no les cabe más corrupción dentro y por eso le sale toda fuera. A borbotones. Dicen que no se puede generalizar pero la corrupción está generalizada en los dos grandes partidos.

Si será grave el asunto que hasta Rajoy se ha dignado enviar un mensaje al pueblo llano. ¡Y sin plasma! Tampoco es que haya comparecido, no nos volvamos locos. Ha aprovechado una pregunta en el Senado para pedir perdón a todos los españoles por haber dado puestos de confianza a quien la ha traicionado. Pero ha vuelto a exculpar a los partidos políticos. Discrepo radicalmente y creo que ahí radica el problema. Los partidos políticos son responsables de sus casos de corrupción, no sólo por permitir que se les metan los ladrones en casa, sino por tolerarlos durante años. Si fueran casos aislados, podría excusarse pero, cuando son tantos, es evidente que ha habido tolerancia, complicidad o, lo que es peor, participación en los hechos. No cabe otra. Basta con ver la falta de contundencia con la que han actuado cuando los casos salían a la luz como para imaginar la tibieza con la que permitían la corrupción cuando estaba en la sombra.

Un ejemplo claro de esta tolerancia es Esperanza Aguirre. Ahora dice que “está alucinando en colores” con la operación Púnica. Más nos alucina a nosotros que siga siendo la presidenta del PP de Madrid la señora que ganó las elecciones gracias a un amaño, dio contratos a la Gürtel, escribía correos a Blesa para pedirle favores, tuvo de segundo al evasor Francisco Granados y ahora tiene a un porrón de ediles en el calabozo por chorizos. Alucinamos en colores porque después de esto aún tiene la desfachatez de decir que asumirá su responsabilidad. ¿Cuál, dimitir? Hará como ha hecho siempre: pisar el acelerador y salir pitando del lugar de los hechos. Estaba rodeada de delincuentes y era la única en no enterarse. Como tonta no es, sólo queda pensar que se lo hace.

Seguir leyendo »

Bienvenidos a la política

95 Comentarios

Juan Carlos Monedero, Tania González, Luis Alegre, Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Carolina Bescansa, en la asamblea de Podemos en Vistalegre. / Marta Jara

Por la falta de costumbre, creo que no llegamos a darnos cuenta de la magnitud del cambio que representa el proceso en el que anda metido Podemos para decidir su forma de ser. Nunca habíamos asistido a la construcción de un partido con la posibilidad de intervenir en su estructura y fundamentos. Mientras los amigos y exministros del PP pasean por delante de los jueces, IU duerme un sueño exasperante que parece el de los justos, UPyD repite entre bostezo y bostezo que la democracia la inventó Rosa Díez y el PSOE organiza aquí y allá primarias tan cosméticas como sus llamadas al 'Sálvame', hay gente que está ejerciendo la democracia como no se recuerda. Ya te puede repatear Podemos hasta lo más hondo, pero veo difícil negar que están cambiando la forma de hacer política en este país.

Evidentemente, ni el proceso es perfecto ni todo es como nos gustaría; ni siquiera es como los propios promotores dijeron que sería. Creo que de ahí viene parte de la crítica y la frustración que han provocado algunas propuestas, maniobras y gestos de Pablo Iglesias y sus compañeros en estos días. Son presos de sus propias palabras. Prometieron un partido de la gente y de los círculos, horizontal y asambleario y ahora se han dado cuenta de que, para ganar, tienen que ir al grano y tomar el mando. Iglesias promete ponerse al servicio de la organización que le ha pedido que sea el líder, y acto seguido dice que se quitará de en medio si no votan su modelo. Si dices que crees en el poder popular, deberías someterte a sus decisiones. Como dice la policía, cualquier palabra que digas podrá ser utilizada en tu contra.

También presentaron un programa electoral para las europeas muy ambicioso y Évole me confesó en una reciente entrevista que Pablo Iglesias le dijo que tienen que sentarse a revisarlo porque lo hicieron motivados por la ilusión y por las prisas. El mismo Évole contó el otro día en el programa de Buenafuente que el líder de Podemos dejará su escaño en la Eurocámara si no gana las generales. O sea, ni va a ser todo tan bonito ni tan fácil ni tan coherente como parecía o como gustaría a la gente que se ha ilusionado con Podemos.  Ángel de la Cruz, de IU, lo resumía con mucho acierto en un artículo: “bienvenidos a la política real, compañeros”.

Seguir leyendo »

Cuando la nueva política se parece a la vieja

83 Comentarios

El equipo 'Claro que Podemos'. \ Marta Jara.

Ha llegado el momento de la nueva política. Parece imparable. La Asamblea Constituyente de Podemos este fin de semana tuvo ese aire inequívoco de momento fundacional. De fecha histórica que recogerán los manuales escolares de las próximas décadas. Ahí empezó lo que sea que sustituirá a la Transición. Por primera vez las generaciones nacidas después de Franco son protagonistas políticos de su tiempo en primera y no solo en segunda persona.

Si el PSOE tuvo su Suresnes, la formación de Pablo Iglesias ha tenido su Vistalegre. Es muy simbólico que Podemos ocupase la plaza donde los socialistas tuvieron su último baño de masas con Zapatero. Es inevitable pensar que Podemos es el nuevo PSOE. Es inevitable, entonces, ponerse en guardia para intentar evitar que nos decepcionen como hicieron los ex socialistas. La responsabilidad es inmensa porque la oportunidad de cambiar las cosas es inédita.

Y el caso es que este primer congreso de Podemos que venía a fundar el futuro, tuvo algunos aromas inquietantes de pasado. No es fácil romper con las inercias aprendidas una y mil veces como esa disposición del espacio tan mitinera con los líderes siempre en primera fila siendo el centro de atención.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -