eldiario.es

Javier Gallego

Javier Gallego Crudo. Periodista y músico. Director de Carne Cruda en carnecruda.es y eldiario.es. Antes dio con sus huesos en Radio 3y la Cadena SER. En esta última y M80 ha copresentado De nueve a nueve y media y No somos nadie, respectivamente. Ha sido conductor de Esta mañana con Pepa Bueno en TVE y guionista de CQC en La Sexta. Aún le queda tiempo para dedicarse a la música, actualmente en el grupo Forastero. Ha publicado relatos en dos libros y cuatro discos con diferentes formaciones. Dedica pues poco tiempo a respirar pero lo hace con muchas ganas.

Podemos en común

Dejemos de tirarnos los trastos a la cabeza. Pido un momento de calma para tratar de entendernos sin caer en descalificaciones mutuas. La llamada de Ahora en Común a la unidad popular para ganar las generales ha tenido, por desgracia, un primer efecto opuesto al que se deseaba. La dirección de Podemos, y más aún su facción afín, no la ha interpretado como una invitación sino como un ataque a su línea de flotación y ha respondido con virulencia. Más que una mano tendida, les parece el inoportuno brazo del ahogado que se echa al cuello de Pablo Iglesias para forzarle a salvarlo o hundirle si no lo hace. Por el otro lado también se aprovecha para atacar el personalismo blindado de la cúpula de Podemos y pagar sus desprecios a la izquierda con la misma moneda. El Frente Popular de Judea contra el Frente Judaico Popular.

Todos tenemos la razón, como decían irónicamente Accidents Polipoètics. La perdemos cuando perdemos las formas. Pero en los reproches de unos y otros hay parte de verdad. Es cierto que Ahora en Común trata de presionar a la dirección de Podemos, como motor principal del cambio, para que sea más generosa. Pero si ha nacido es porque Podemos ha dejado un cauce tan estrecho que es imposible confluir. Ha surgido porque el grupo de Pablo Iglesias ha tomado una deriva cada vez más inaccesible y antipática que ha desembocado en unas primarias que no satisfacen ni siquiera a buena parte del partido. Ahora en Común no nace como una conspiración judeomasónica de IU, aunque por supuesto le beneficia, pero no hay más que ver los cargos y simpatizantes de Podemos que hay detrás, para desechar el bulo. Nace porque Podemos ha dejado de ser el espacio para todos y la herramienta del cambio en solitario.

Seguir leyendo »

El rapto de Europa

Se acabó. La esperanza de una Europa más democrática y solidaria alumbrada por el referéndum griego no ha sido más que un breve espejismo destrozado de un manotazo furioso por el Eurogrupo. La euforia de los griegos cuando se opusieron a la Troika y nos hicieron creer en una mínima recuperación de la soberanía popular frente a los mercados, ha terminado en tragedia griega. Ahora ha sido Europa la que ha dicho no. Oxi. Tsipras ha sido obligado a firmar el peor de los planes de rescate (bajada de pensiones, liberalización del mercado de trabajo, privatizaciones), todo lo contrario a lo que su pueblo votó, con la vaga promesa de una reestructuración de la deuda en el futuro. Grecia se atrevió a desafiar a los dioses europeos y ha pagado cara su osadía.

Se la van a hacer pagar con creces y con crueldad, arrastrando a su presidente por el barro, obligándole a humillarse públicamente, por haberles puesto en jaque y en evidencia ante el mundo. La jugada de Tsipras de apelar a la democracia y la voluntad de su pueblo, les descolocó primero y les colocó después ante los focos como los malos de la película, así que han actuado como tales, cobrándose su venganza. Nos han servido el plato frío en una bandeja coronada por la cabeza del griego. Se la tenían guardada, le estaban esperando a la vuelta de la esquina para darle el garrotazo. Se puede ver en sus sonrisitas satisfechas tras hacerle capitular. Se puede escuchar en el discurso ufano de Rajoy encantado de ver cómo la izquierda radical es derrotada. Quería dejarnos en ridículo y le hemos ridiculizado.

Seguir leyendo »

Todo para el pueblo pero sin el pueblo

Las primarias para las generales han dividido a Podemos. Más de 6000 firmantes y 700 cargos internos y públicos han expresado su rechazo al sistema de "listas plancha" y circunscripción única estatal propuesto por el núcleo irradiador de Iglesias y Errejón. Los votantes no podrán confeccionar una lista con una candidato de aquí y otro de allá como se hizo en la confluencia a las municipales, ni podrán escoger a los representantes de su región, a los que conocen mejor, para que defiendan sus intereses territoriales. Se limita tanto la pluralidad nacional como la política, origen de las disensiones de Podemos. No sólo buscan la centralidad del tablero en las elecciones, también el centralismo del partido. Una dirección compacta y un liderazgo fuerte sin voces discrepantes.

No es extraño que se hayan rebelado masivamente cuadros y simpatizantes. No es extraño tampoco que Alberto Garzón o Beatriz Talegón hayan declinado entrar en la lista de Pablo Iglesias en favor de una confluencia más abierta. Con estas reglas del juego, no hay juego. La partida está amañada. Se conoce el resultado de antemano. Ninguna propuesta puede competir con la lista del secretario general y lo saben. Como en Vistalegre, o te quedas con la opción de Pablo Iglesias o te quedas sin Pablo Iglesias. Como en Vistalegre, Pablo Iglesias dice que se pone al servicio de la gente pero que si no se juega como él propone, se lleva el balón. No hay democracia cuando impones unas condiciones que te aseguran la victoria. Estas primarias son un simulacro. No hay elección, hay una imposición de una lista. Un dedazo. Nosotros hemos decidido. Vosotros asentís.

Seguir leyendo »

Grecia pone a Europa en su sitio

Esto de la democracia es un marrón. Con lo tranquilitos que estaban en Europa imponiendo la santa voluntad de la Troika de abaratar la mano de obra y privatizar el sistema social sin preguntar a nadie y ahora vienen los griegos y les joden el invento. No contaban con esto. Contaban con cargarse a Syriza, colocar a un gobierno de marionetas y seguir tan ricamente con sus políticas sin la incómoda oposición del pueblo griego. Tan convencidos estaban de que a Tsipras le iba a salir el referéndum por la culata y de que las coacciones y el corralito que forzaron iban a someter a los griegos, que no saben muy bien qué hacer ahora.

Pues ahora tienen que hacerle frente a una ciudadanía que les ha dicho clara y contundentemente que no. Tienen que hacerle frente a la democracia y aunque siguen teniendo a los griegos cogidos de los euros, están más protegidos dentro de las urnas. No es lo mismo aplastar a un gobierno en minoría que a la mayoría de un país. No es lo mismo despreciar a un partido político con un 36% de apoyo, que a un 61% de votantes. Por eso siempre han preferido hacerlo todo sin preguntar porque cuando preguntas la respuesta ya no la puedes obviar. Por eso están que trinan tanto ellos como sus portavoces en la prensa. Porque les han dejado sin respuesta y la respuesta brutal que les gustaría dar, les retrataría como buitres ante la opinión pública que les vota.

Seguir leyendo »

Europa no existe

La única certeza en este pandemonio en el que se han convertido las negociaciones entre Grecia y el Eurogrupo, es que Europa no existe. Hablamos de ella como si fuera una realidad política cuando es poco más que una unidad fronteriza y monetaria asimétrica y frágil. No es real la Unión Europa, no existen los Estados Unidos de Europa. Seguimos siendo inmigrantes en Alemania y Grecia es tratado como enemigo en lugar de socio aliado. Europa no es más que el nombre del continente pero no existe como contenido. Lo único que existe es la Europa de los mercados, lo que nos une es el Banco Central Europeo. La crisis griega lo ha dejado claro una vez más. La paradoja es que la ruptura de Tsipras con el resto de Europa es un intento de hacer Europa realidad.

Para algunos -muchos me temo- lo que acabo de decir puede resultar insostenible e inaceptable, pero creo firmemente que la rebelión del gobierno griego nos acerca al sueño europeísta más que todos los pactos del Eurogrupo. Tsipras está luchando por salvar a sus ciudadanos de la austeridad que ha resultado catastrófica no sólo para los griegos, también para las clases más desfavorecidas de toda la Unión Europea. Como prometió cuando fue elegido, está cuestionando a la Europa de la desigualdad que antepone los intereses financieros a la integridad de las personas. Está desafiando un modelo europeo que es un modelo de negocio. No está rompiendo Europa, está intentando construirla.

Seguir leyendo »

Yo voy con Grecia

No es la economía, idiota. La crisis griega es una cuestión más política que económica por mucho que traten de convencernos de lo contrario. Todo problema tiene varias soluciones y es una decisión del Eurogrupo intentar imponer a Grecia una única salida: la que dicta la Troika. El rapto de Europa por los mercados. Para ellos nunca hay más alternativa que la suya, así que no hay alternativa. Si dicen que los griegos tienen que tirarse por el Monte Taigeto desde el que los espartanos lanzaban a los delincuentes, a los traidores y a los niños no aptos, los políticos europeos se ofrecen gustosamente a darles el empujón. Y esto es lo que han hecho, ordenar que sean arrojados al pozo de la austeridad como si fueran deshechos, vulgares ladrones, traidores al dios financiero.

Tsipras ha hecho lo que tiene que hacer un presidente de una democracia y lo único que podía hacer para seguir siéndolo: preguntar a su pueblo en un referéndum. Parece una locura en estos tiempos pero era lo más sensato. Fue votado para oponerse a la austeridad, no tiene la legitimidad de una mayoría absoluta para elegir por su cuenta y una decisión tan crucial debe consultarla. Si hubiera aceptado las condiciones de la Troika, habría tenido que dimitir. Si los griegos eligen aceptar el plan europeo, ha insinuado que lo hará para convocar elecciones. Es su manera de presionar a los suyos, claro, pero también un compromiso. La democracia otra vez viene de Grecia. Me das un ultimátum, te doy un referéndum. Es una mezcla de espíritu ateniense y espartano. Espartanos, si tenemos que morir que sea matando. Atenienses, si vamos a pelear que sea con el voto en la mano.

Seguir leyendo »

Quién humilla aquí

La prueba de que el PP cree que el poder le pertenece es cómo utiliza el gobierno para sus propios intereses y contra quienes han osado arrebatarles parte del imperio. Estos liberales de boquilla y pacotilla desprecian el Estado menos cuando les conviene usarlo para beneficiarse y perjudicar a sus oponentes. Siguen sin aceptar que han perdido el ayuntamiento de Madrid y ahora mueven los hilos de la Justicia para intentar desestabilizarlo. No les pareció suficiente el linchamiento público de Guillermo Zapata, su disculpa y dimisión de la concejalía por los malditos tuits de hace cuatro años, ahora mandan a la Fiscalía a procesarlo como un delincuente. El gobierno en la sombra, que decía Esperanza Aguirre, ya está actuando.

Ayer la Fiscalía al servicio de su majestad el gobierno, pidió a la Audiencia Nacional que impute a Zapata, por “descrédito”, “humillación” y “menosprecio” a las víctimas de ETA. Concretamente a Irene Villa quien dijo no sentirse ni humillada ni ofendida y en un artículo en La Razón, epicentro de críticas implacables,  ha pedido que cesaran las amenazas violentas y soeces contra el concejal generadas por la persecución porque le parecían mucho más censurables que los chistes. Ella da una lección de sensatez y humanidad, ellos una lección de electoralismo. Da igual que la víctima no se sienta humillada si el PP puede sacarle tajada. Dicen defender la dignidad de las víctimas al mismo tiempo que las utilizan para ganar votos. Quién humilla aquí.

Seguir leyendo »

Cambio o cambiazo

Será el efecto de la televisión, de las encuestas y de las estrategias, pero el caso es que veo una preocupante reducción de la política a símbolos y mensajes publicitarios. Todos los partidos se preparan para las generales y piensan más en gustarnos que en convencernos. Piensan más en seducirnos, emocionarnos, encandilarnos que en agitarnos, removernos, cuestionarnos. Ciudadanos, PSOE y Podemos, las tres alternativas al poder vigente, parecen haber llegado a la conclusión de que la ansiada centralidad del tablero, solo se conquista con un perfil ideológico bajo que no moleste a nadie y campañas de imagen que gusten a todos.

La semana pasada Podemos presentó su nueva hoja de ruta y una de sus grandes apuestas era cambiar el logo con la cara seria de Pablo Iglesias por un logo con la cara sonriente de Pablo Iglesias. Este fin de semana también se presentó Pedro Sánchez como candidato a la Moncloa y lo hizo, al más puro estilo estadounidense, con una bandera nacional en un plasma gigante que le hacía parecer un presidente yanqui antes de coger el Air Force One para salvar España de los separatistas y los soviets. Si quería ser portada de ABC lo consiguió aunque no se tragaron el numerito. Rivera se presentó también ayer como el candidato a las generales y su gran apuesta es él mismo con su mecanismo. Logos, caras y bandera. Como la Coca Cola, aquí llega ella, la nueva botella de la política. Pero el refresco es el mismo y sus dueños siguen echando a gente a la calle.

Seguir leyendo »

Un paso al frente

Como era de esperar, después de Zapata, fueron a por los demás. Era muy ingenuo pensar que una dimisión amansaría a las fieras. Al contrario, los tiburones, al olor de la sangre, se excitan. Ahora la derecha no va a por uno, va a por la mitad de la lista de Carmena. La siguiente ha sido la portavoz, Rita Maestre, porque se enfrenta a una posible pena de un año por irrumpir en 2011 a pecho descubierto en la capilla de la Complutense en una manifestación no violenta, feminista y laica, contra el machismo de la Iglesia y su presencia en la universidad. La derecha recriminando a la izquierda lo que más la honra, la lucha. Permitan que me ría pero es que la broma es continua. La atacan justamente por lo que ha sido votada: por ser activista. No sólo no debe dimitir, debería presumir. No por su imputación (son gajes del activismo) sino por su compromiso.

Lo mismo deberían hacer los demás concejales. No dar un paso atrás cuando les atacan por lo que son, sino un paso al frente orgullosos de lo que han hecho. Sí, soy activista, qué pasa. Por eso estoy aquí. Me han votado porque yo estaba en la calle peleando por las libertades y derechos de la ciudadanía, mientras los que me critican estaban metidos en sus despachos legislando contra las personas o vendiendo la ciudad en comidas de negocios. Y lo volvería a hacer y lo volveré a hacer, como Ada Colau que en su primer día de alcaldesa se fue a parar un desahucio. Por eso y para eso la han votado. Para que sigan siendo activistas y ciudadanos, ahora dentro del respeto al cargo. Les han votado porque no son como esos políticos profesionales que no pisan la calle más que para bajarse del coche oficial, hacer campaña electoral o manifestarse contra los derechos del resto. Les han votado para que aparten de las instituciones a los que llevan toda la vida viviendo de ellas y comerciando con nuestro patrimonio.

Seguir leyendo »

Ha empezado la guerra

La guerra ha empezado y se ha cobrado su primera víctima: Guillermo Zapata. Manuela Carmena le ha apartado de la concejalía de Cultura por sus polémicos tuits. No les han dado ni 100 días de gobierno, solo uno para hacerles el primer ataque y forzar la primera dimisión. Los chistes citados por Zapata eran desafortunados, él mismo lo ha reconocido, pero no justifican el linchamiento, montado únicamente para atacar al recién nombrado gobierno de Carmena. No pudieron hacer el tamayazo en la investidura, quieren hacer un tamayazo en simulación en diferido.

Zapata estuvo torpe al escribir esos mensajes que se prestan a la mala interpretación y al mantener en su perfil palabras que son intolerables en un edil público. Pero en menos de un día, ha reconocido su error, ha pedido perdón a las personas que se hayan sentido heridas como Irene Villa y se ha disculpado personalmente con el padre de Marta del Castillo. Por mucho más, han hecho mucho menos la mayoría de políticos de este país. Podría haber bastado. Al padre de Marta le bastaba. Pero a la jauría mediática, no. Quieren más sangre: quieren que deje el acta de concejal. ¡Por citar unos chistes hace 4 años! Vamos, hombre, venga ya. Han atrapado a la presa y no la quieren soltar. De eso se trata. Se trata de conseguir mediáticamente lo que no consiguieron democráticamente.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -