eldiario.es

Menú

Iglesias en Barcelona: "Algunos hacen política elevando muros, nosotros preferimos tender puentes"

En su primer mitin en Barcelona como secretario general de Podemos, Iglesias ha defendido el derecho a decidir "en un proceso constituyente", pero ha cargado contra el independentismo

"Os prometo que a mí no me veréis dándome un abrazo con Rajoy ni Mas", ha dicho en alusión al diputado de la CUP David Fernández

La asistencia ha desbordado el aforo del pabellón de la Vall d'Hebron, donde han acudido numerosos representantes políticos e incluso el expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall

117 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Pablo Iglesias en Barcelona. /ENRIC CATALÀ

Pablo Iglesias en Barcelona. /ENRIC CATALÀ

"No he venido a Catalunya a prometer nada a cambio de votos o de favores". Así ha arrancado Pablo Iglesias su primer mitin ya como secretario general de Podemos, en la difícil plaza catalana y ante un pabellón de la Vall d'Hebron desbordado, del que han quedado fuera cientos de personas. Iglesias ha defendido el derecho a decidir enmarcado en un proceso constituyente pero ha atacado a la vez al independentismo, al que acusa de "pretender hacer política elevando muros". "Nosotros preferimos tender puentes", ha sentenciado el líder de Podemos entre continuos aplausos.

Iglesias ha acudido a Barcelona, en plena constitución del partido en el ámbito municipal, respaldado por Gemma Ubasart, que ha tomado un protagonismo en el acto que sella la toma de control de la secretaria de Plurinacionalidad sobre las estructuras catalanas. Iglesias también ha tenido un gesto visible para la candidatura 'Clar Que Podem', la lista que apadrina para las primarias de Podem Barcelona, cuyo candidato a secretario general ha subido al escenario al terminar el acto. 

"Defendemos el derecho a decidir, por supuesto, pero sobre todas las cosas, sobre la democratización de la economía o para que la ley no persiga a los que no pueden pagar la hipoteca", ha proseguido Iglesias, que se ha mostrado duro con los partidos soberanistas, que en estos últimos años se han puesto de acuerdo pese a sus diferencias ideológicas. "A mí no me veréis darme un abrazo ni con Rajoy ni con Mas", ha soltado, en referencia al abrazo entre el president y el diputado de la CUP, David Fernández, tras la celebración del 9-N.

El secretario general de Podemos también ha cargado contra los recortes sociales de la Generalitat de Catalunya, como "los recortes récord en sanidad". "Me recuerda mucho al Madrid de Esperanza Aguirre", ha sentenciado. La vinculación entre la casta española y la catalana ha sido el hilo conductor del discurso de Iglesias. Su "idea de patria", ha remarcado, no es la de las pulseras, "por eso quien tiene cuentas en Suiza o en Andorra es un traidor, se llame Rato o Pujol". 

El acto, que ha concluido con la canción L'Estaca, de Lluís Llach, ha comenzado con la intervención de Gemma Ubasart, secretaria de Plurinacionalidad y mujer fuerte de Podemos en Catalunya. Ubasart ha dejado claro que Podemos está preparado para presentarse a todos los comicios. "También somos opción de Govern en Catalunya", ha proclamado, añadiendo que el único plebiscito de las próximas elecciones catalanas será el que sirva para "echarlos a ellos y a sus políticas de austeridad".

Este es el primer acto de Iglesias después de ser elegido secretario general de Podemos. La plaza catalana es especialmente importante para su formación. No solo porque es la segunda comunidad más poblada del Estado -de ella dependen 47 escaños del Congreso-, sino también porque las estructuras de Podemos en Catalunya son todavía muy débiles. Y, aún con todo, las últimas encuestas del GESOP dejan a la formación como la más votada en unas elecciones generales, con el 23% de las papeletas. En los comicios catalanes aparecen como la tercera fuerza.

Al acto de este domingo han asistido muchos representantes políticos de la izquierda parlamentaria. Entre ellos Joan Tardà (ERC), Ricard Gomà (ICV), Joan Josep Nuet (EUiA), Ferran Pedret (PSC), e incluso el expresident de la Generalitat Pasqual Maragall. La convocatoria ha desbordado el aforo del pabellón de la Vall d'Hebron, con capacidad para 3.000 asistentes, y un buen número de simpatizantes se ha quedado fuera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha