eldiario.es

Menú

Tren de la libertad de las mujeres

- PUBLICIDAD -
El tren de la libertad.

¿Malos momentos para  reivindicar la libertad y los derechos de las mujeres? Cuando nos están siendo arrebatados de manera fulminante tantos derechos. Mujeres y hombres hemos de hacer correr voces de libertad, libertad para las mujeres, y por tanto reivindicar que queremos seguir siendo un país con derechos de primera.

A las mujeres nunca nos han concedido ningún derecho por gracia, en todos los lugares del mundo, de occidente a oriente, hemos tenido que pelear por  todos y cada uno de ellos. El problema resiste en que hoy en día la gente se cree que un derecho conquistado, es un derecho de por vida. Es cuando se dicen que todos los partidos y gobiernos son iguales. Pero estos últimos años en España estamos viendo cómo esto no es así.  Hemos visto el decrecimiento de derechos conquistados hace décadas, ahora van a por los de las mujeres.

Nos encontramos ante un gobierno tan conservador que no sólo no apuesta por avanzar en igualdad sino que nos sitúa en tener que defender un derecho vigente y con amplia aceptación social, como es el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad.

Un derecho es aquello sin lo cual las personas, ciudadanos y ciudadanas pierden libertad. Las mujeres cuando deciden sobre su maternidad, deciden libremente sobre su futuro. Un futuro que no sólo es nuestro, el personal o el 50% de la población, es el futuro de toda una sociedad.

Debemos defender los derechos recientes, como fue la última Ley de salud sexual y reproductiva (2010) que nos equiparó a Europa con una ley de plazos. Debemos defender no volver 30 años atrás, a una ley de supuestos, con la que sólo se pueda interrumpir el embarazo en algunas situaciones que la mujer deba demostrar, y que tan sólo se pueda interrumpir un embarazo por violación, peligro para la salud de la madre, y que ni tan sólo incorpora el supuesto de malformación del feto.

¿Una mayoría política puede imponer unos principios ideológicos basados en creencias religiosas al conjunto de la sociedad en democracia? ¿Se puede imponer una creencia en una democracia aconfesional? Recordemos que la ley actual que despenaliza la interrupción del embarazo no obliga a nadie a abortar, aquellas personas que por sus creencias no quieran interrumpir su embarazo no están obligadas a ello. En cambio, una ley tan restrictiva como la contrarreforma Gallardón, obliga a todas las mujeres ante un embarazo no deseado a una maternidad forzada.

El tren de la libertad es una iniciativa original de las feministas asturianas, para entregar el texto “Porque yo decido” al Presidente del Gobierno, al ministro Gallardón y los grupos del Congreso.  La misiva de Alicia Miyares es contundente, y está estructurada en cuatro razones: Porque yo decido, Porque soy libre, Porque vivo en democracia, Porque yo decido, soy libre y vivo en democracia. No sólo apela a la autonomía de las mujeres sobre nuestros derechos sexuales y reproductivos, sino que acusa directamente a los que apuestan por la maternidad forzada de “malévolos a quienes no importándoles el sufrimiento causado quieren imponer a todos sus principios de vida basados en inspiraciones divinas” y reivindica que las  leyes en democracia deben estar desligadas de las religiones.

El tren de la libertad también partirá de Barcelona. La Plataforma Nosotras Decidimos, nos hemos unido a esta iniciativa, como han hecho entidades de muchos lugares, una actividad que invita a hombres y mujeres a participar de las actividades del 1 de febrero contra la ley Gallardón.

Subimos al tren de la libertad, para pedir al gobierno de España que retire el Anteproyecto de Ley del Aborto. Para exigir que se gobierne para la mayoría social que no comparte este retroceso. Para exigir al gobierno que nos considere ciudadanas responsables con derecho a vivir nuestra autonomía en libertad. Subimos al tren de la libertad para que las mujeres sigamos siendo ciudadanas de primera. “La única manera de madurarse para el ejercicio de la libertad y de hacerla accesible a todos es caminar dentro de ella” dijo Clara Campoamor. Queremos seguir caminando en libertad, por nuestras hijas, por nuestras hermanas, por nuestras madres, por nuestras abuelas, por nuestras amigas, por cualquier mujer, no podemos permitir, ni un paso atrás en los derechos de la mujer, y esto es cosa de tod@s.


Article publicat a DonesenXarxa

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha