eldiario.es

Menú

Los sindicatos convocan huelgas y movilizaciones el 23 de mayo para desbloquear la negociación de convenios

Los sindicatos quieren evitar que 800.000 trabajadores pierdan sus derechos laborales y salariales a partir del 7 de julio

Las patronales se niegan a negociar con la esperanza de que así tendrán carta blanca para imponer sus objetivos

- PUBLICIDAD -
Miles de catalanes exigen en Barcelona el fin de la austeridad y los recortes

Los líderes de UGT y CCOO de Cataluña, en la manifestación del Primero de Mayo.

Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores han decidido convocar una jornada de movilización en Cataluña el 23 de junio para desbloquear los convenios colectivos. El objetivo es detener la ofensiva de la patronal que, según los líderes sindicales, pretende una desregulación masiva de las condiciones salariales y laborales.

Joan Carles Gallego, secretario general de CCOO en Cataluña, ha cuantificado en 150 los convenios de ámbito de Cataluña o menor y hasta 250 convenios de ámbito general que afectan a grupos de trabajadores con mucha presencia en Cataluña.

Para el 23 de mayo tres sectores con especial incidencia laboral han convocado huelga: el convenio siderometalúrgico de Cataluña, el de limpieza de edificios y el del ocio educativo. Este parón coincidirá con acciones de ámbito sectorial y de empresa que se irán decidiendo. "La forma en que se realicen las actuaciones se decidirá sectorialmente y en reuniones de ámbito unitario", indicó Gallego. La jornada no quedará en protestas laborales. Los sindicatos convocarán el mismo día una manifestación para mostrar la repulsa de los ciudadanos a la pérdida de derechos que la falta de convenios colectivos puede suponer.

Antes del 23 de mayo, el 16 del mismo mes, los sindicatos han convocado una asamblea de delegados en Barcelona, ​​que debe fijar los detalles de la jornada de acción decidida por las direcciones.

De hecho, si el 7 de julio no ha cambiado la situación de cierre de las patronales en relación con la renovación de los convenios colectivos, "unos 800.000 trabajadores catalanes verán como sus condiciones de trabajo y de salario decaen de forma drástica: pasarán a cobrar el Salario Mínimo Interprofesional y deberán hacer 40 horas. El resto debería negociar desde cero", asegura Gallego.

Por su parte, Josep Maria Álvarez, secretario general de UGT ha remarcado que "la Reforma Laboral aprobada por el PP y CiU es la culpable del paro generalizado y de la desregulación de contratos. También facilita que si no se negocian los convenios decaen las condiciones laborales". En este sentido, dice que "hemos intentado negociar un mecanismo que evite la situación de tensión que ahora se produce. Hemos ofrecido a Fomento del Trabajo una solución que hiciera que aquellos convenios en los que no hubiera acuerdo se pudieran tratar a través de un arbitraje".

La posición de las patronales sectoriales hasta ahora es evitar la negociación "porque confían en que quede todo sin normas y se abra la puerta a una rebaja brutal de salarios y condiciones o se vaya a una individualización de las relaciones laborales".

Pero esta posición no será tan fácil porque los sindicatos mayoritarios han decidido que si finalmente el 7 de julio no hay convenios abrirá un proceso de judicialización que puede colapsar, aún más los juzgados.

Los sindicalistas han indicado que la situación de bloqueo también afecta a las personas sin trabajo. "La pérdida de derechos laborales afectará, si no lo evitamos, a aquellos que vuelvan al trabajo cuando cambie la situación de crisis". Por tanto, reclaman la solidaridad de la población, asalariada y en paro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha