eldiario.es

Menú

Equipos Roca de la Guardia Civil: “unidades fantasma” para “maquillar” la falta de efectivos

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) denuncia que en Castilla-La Mancha hay un déficit de agentes entre los 800 y los 1.000

El delegado del Gobierno central en Castilla-La Mancha sostiene que se ha reducido el número de robos en el campo gracias a los ‘Roca’

Organizaciones agrarias como ASAJA y UPA reconocen el efecto "disuasorio" frente a los robos pero creen necesario reforzar el número de efectivos

- PUBLICIDAD -
Un miembro de los llamados 'equipos Roca' de la Guardia Civil

Un miembro de los llamados 'equipos Roca' de la Guardia Civil

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha denunciado la falta de efectivos y medios para combatir la delincuencia en el medio rural. En particular se refiere a la creación, en el año 2013, de los llamados equipos Roca. Alude este sindicato a una pregunta formulada por un diputado del Grupo Socialista del Congreso acerca de la implantación por provincias de estos equipos para combatir los robos y hurtos en explotaciones agrícolas y ganaderas, el Gobierno ha respondido informando de la implantación paulatina de las unidades ROCA, donde se establecieron inicialmente 92 equipos hasta llegar, según aseguran, a las 102 actuales.

“El Gobierno vende una especialización que no es real, que no está reconocida como tal y para la que, por tanto, los guardias civiles no pueden solicitar vacantes. Los equipos ROCA no son sino un artificio creado para dar mayor sensación de seguridad, pero la realidad es que sin personal, formación ni medios propios difícilmente se puede lograr.

Denuncian que estas “unidades fantasma” se crean “arbitrariamente, sin hacer públicas las razones para su implantación en las distintas demarcaciones, ni especificar el número de efectivos con que cuenta cada una”. Según la AUGC, se trata de “un maquillaje que viene a disimular la falta de efectivos reales para combatir la delincuencia en el campo”.

José Antonio Agudo, portavoz del sindicato en Castilla-La Mancha asegura que “fue algo que se sacaron de la manga para tener, más que nada, un efecto mediático”. Explica que no hay “ninguna especialidad” dentro de la Guardia Civil para formar parte de estos equipos, ni requisitos ni regulación formal.  “Cualquier unidad puede decidir…Estos cinco al equipo Roca”. Los agentes tampoco reciben formación específica.

“Yo creo que han servido para poco”. Pone el caso del “supuesto” equipo Roca existente en Horche (Guadalajara). “Los servicios que se realizan son exactamente igual que los habituales. En zonas agrarias sin apenas habitantes una pareja de la Guardia Civil cubre una gran cantidad de terreno”. En su opinión, los equipos Roca se  crearon solo “de cara a la galería”.

Agudo explica que el déficit de agentes en Castilla-La Mancha se sitúa en una horquilla entre 800 y 1.000. Las zonas rurales han sido uno de los objetivos de los amigos de lo ajeno en los últimos años y uno de los caballos de batalla del Cuerpo. “Se hace lo que se puede y con razón se quejan los alcaldes y los agricultores.  No hace falta crear ningún equipo especial sino efectivos. Como no los tenemos nos inventamos a los Roca y ya parece, pero es solo eso, que se hace algo. La realidad es otra”. Ante la escasez de efectivos, denuncia que en la era de internet, la Guardia Civil no se beneficie de las ventajas de la tecnología. “Hay que reducir los servicios burocráticos y aumentar los operativos”.

Pero estos datos contrastan  con unas declaraciones del delegado del Gobierno, José Julián Gregorio, que la pasada semana destacaba el trabajo de los equipos Roca y aseguraba  “durante el primer trimestre de 2017, el número de sustracciones en explotaciones agrícolas o ganaderas en Castilla-La Mancha se ha reducido un 3,1% frente al mismo periodo de tiempo en 2016”. Este periódico ha intentado contar con su versión, sin que haya sido posible.

Un efecto disuasorio que necesita más efectivos, según las organizaciones agrarias

Desde el punto de vista de los más afectados, los agricultores o ganaderos, José María Fresneda, secretario regional de ASAJA sostiene que cuando se creó esta figura “las cosas mejoraron. No sé si por el efecto psicológico o porque funcionó bien al principio”. En su opinión ha descendido el número de robos pero  a eso, dice, también ha contribuido la revisión del Código Penal. “A lo mejor también ha sido eso lo que las cosas cambien al pasar de ser una falta a delito”. Deja claro que no entra a valorar la relación entre la Guardia Civil y el sindicato porque “no me compete” aunque reconoce que “necesitaríamos muchos más medios en el campo para evitar los robos”.

Julián Morcillo, Unión de Pequeños Agricultores (UPA) en Castilla-La Mancha coincide en las apreciaciones de Fresneda. La llegada de los equipos Roca generó "expectación" en el campo porque "tuvieron efecto disuasorio en sus primeros momentos, pero tienen carencias y nos gustaría que se reforzasen con más efectivos"

Morcillo reconoce lo "complicado" de mantener la vigilancia en las áreas rurales frente a la delincuencia organizada que, de forma rápida, consigue grandes beneficios y es conocedor de las quejas constantes de la falta de agentes. "Es justo reconocer el trabajo que están haciendo y los frutos que están dando resolviendo muchos de los robos pero siguen ahí".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha