eldiario.es

Menú

'Somos región', una marcha para celebrar Castilla-La Mancha

Paralelamente a la celebración de los actos institucionales, se ha llevado a cabo una marcha en Toledo por el día de la región "para celebrar que somos castellano-manchegos".

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha encabezado la marcha organizada por Podemos.

- PUBLICIDAD -
Pablo Iglesias en Toledo junto a José García Molina, Podemos / Foto: Europa Press

Pablo Iglesias en Toledo junto a José García Molina, Podemos / Foto: Europa Press

Mientras que en el Palacio de Fuensalida la Presidencia organizaba los actos institucionales del Día de Castilla-La Mancha, este 31 de mayo, más descafeinado que nunca en actos organizados por la propia Junta de Comunidades (cabe recordar también que aunque es domingo, el 31 de mayo dejó de ser festivo. Castilla-La Mancha es la única comunidad de España cuyo día de la región no es festivo de la comunidad, ya que ese festivo se cambió con el Gobierno de Cospedal al día del Corpus Christi), se ha llevado a cabo una marcha que ha acabado convirtiéndose más en una fiesta de los resultados electorales del pasado domingo que una reivindicación.

Esta marcha no pedía nada, no estaba organizada por ningún colectivo ni se quejaba del estado de algo, sino que salía a la calle "por felicidad", como decía uno de los asistentes. Bajo el nombre 'Somos región', los asistentes simplemente salían a reivindicar sus derechos como castellano-manchegos, que no se les trate como ciudadanos de segunda en comparación con los de otras comunidades y llevaba por bandera el orgullo de ser de esta región. Esta marcha fue organizada por Podemos antes de las elecciones y el candidato del partido a la Presidencia regional, José García Molina, antes de los comicios pedía "que se unan todos. Venid todos. Vamos a celebrar que somos manchegos, que es nuestro día. Vamos a sonreír estando orgullosos de nuestra región, de nuestra tierra, que no queremos que nos gobiernen gente venida desde Madrid, que somos igual de válidos y que tenemos derecho a sonreír y a estar orgullosos".

Con esas ideas y con los resultados de las elecciones con los que Cospedal dejará de ser presidenta, el acto organizado en Toledo ha acabado siendo la fiesta de mucha gente. En su mayoría gente joven, simplemente y a la vez que las instituciones celebraban los actos, se ha querido "volver a recuperar la autoestima. La gente tenía un concepto de que somos menos que otras regiones, o que habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades. Cuatro años culpándonos. Vamos a sonreír y a levantar ya la cabeza".

La marcha la ha encabezado el líder regional de Podemos, Pablo Iglesias, que ha pedido a los ciudadanos que se pongan "en modo campaña desde ya" porque su carrera para ganar las elecciones generales "empieza mañana". "Vamos a ganar las elecciones para cambiar este país".

Iglesias ha pedido el apoyo de la ciudadanía en Toledo, ante una Plaza de Zocodover abarrotada, arropando al secretario regional de Podemos, José García Molina, en la celebración de Podemos del Día de Castilla-La Mancha.

"Mañana empieza una carrera hacia las elecciones generales y no sólo quiero representar a un partido. Me pongo a disposición de todos los sectores del cambio para que ellos sean artífices de esta unidad popular", ha asegurado.

Iglesias ha manifestado que él "quiere ser el candidato de todos los que estén por el cambio" porque el país se juega "demasiado" para que la ciudadanía solo se vea representada en un partido.

El líder de Podemos, que ha pedido disculpas por no venir a la región en campaña electoral, ha indicado que no se trata de que en las próximas elecciones gane un partido, ni que él se convierta en presidente. "Quiere decir que todos vosotros seáis presidentes, la política es algo demasiado importante para dejárselo a la élites. La campaña sois vosotros", ha afirmado.

"Ese tesoro que nadie tiene"

Por todo ello, ha pedido a los ciudadanos que hablen de política en los bares, en la facultad o en las plazas, porque "lo importante no son los mítines" sino "el boca a boca", "ese tesoro que no tiene nadie". "Hay que llegar hasta el último rincón, hay que peinar el país entero porque no podemos permitir cuatro años más del PP en España".

Ha definido al pueblo como "el jugador número doce", ese que en un partido de fútbol se dedica a animar a su equipo, resaltando que su formación necesita "un jugador número doce" de cara las elecciones generales.

"Hay que hablar con todo el mundo, la democracia no es solo ir a votar. Hay democracia cuando un niño puede ir a la escuela, hay democracia si hay hospitales públicos y si la gente puede defender lo que es de todos", ha afirmado Iglesias.

El líder de Podemos ha enumerado los tres elementos que su partido ve imprescindibles para pactar con otras formaciones: presencia de la sociedad civil y mareas ciudadanas en el diálogo con estos partidos; tolerancia cero a la corrupción y que Podemos no forme parte de gobiernos presididas por otras fuerzas -como el PSOE- porque no quieren "cargos ni consejerías".

Mensaje para Cospedal

Iglesias también ha lanzado un mensaje a la presidenta en funciones de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, que a su juicio, no "está contenta" con su visita a Toledo "porque podría quitarle protagonismo".

"Gracias a los ciudadanos ha pasado algo muy importante, que el PP ha perdido su mayoría absoluta en Castilla-La Mancha y Cospedal ya no será presidenta", ha afirmado.

Pablo Iglesias ha rememorado durante su discurso a figuras representativas de la región como al comunero Juan de Padilla -alegrándose de que haya una estatua de él en la ciudad- o a Don Quijote, trasladando el espíritu de estas figuras a la actualidad. "Hoy Juan de Padilla pica escuelas y cabalga por el cambio. No queremos a un Don Quijote convertido en marca".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha