eldiario.es

Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

Tres ideas para estar cerca de los tuyos en Navidad cuando viven lejos

Internet nos puede ayudar a estrechar el contacto con los seres queridos que no pueden acompañarnos durante las fiestas navideñas por vivir fuera

- PUBLICIDAD -
Foto: Jay Adventure

Foto: Jay Adventure

Este contenido es posible gracias a PackLink    Nuestra política de patrocinios

Foto: PackLink

Las fiestas navideñas son propicias al reagrupamiento con nuestros seres queridos, sobre todo en Europa y en especial en España, donde la reunión de la familia es casi un dogma de fe. Son fiestas para no estar solo, para "volver a casa", como rezaba un popular anuncio televisivo de turrones en los setenta y ochenta. Dicho anuncio recreaba el anhelo de regreso en estas fechas de los emigrantes españoles en el norte de Europa, entonces todavía numerosos.

Hoy la globalización, que empezó a la vuelta del nuevo siglo, se ha mezclado con la reciente necesidad de buscar trabajo más allá de nuestras fronteras para forjar una nueva ola migratoria, en este caso mucho más variada, tanto en el perfil cultural como en el económico, y también mucho más viajera. Es decir, que en no pocos casos ha llegado a zonas de la otra punta del orbe, como Canadá, California, Singapur, Tailandia, China, Japón, etc. 

Foto: Wikimedia Commons

Foto: Wikimedia Commons

Los españoles estamos más dispersos que nunca, y no todos los que lo desean pueden regresar al hogar por estas fiestas, ya sea por falta de recursos o por los tremendos precios que tienen los vuelos de ida y vuelta para solo unos pocos días; sobre todo cuando se vive en usos horarios muy lejanos. En estos casos, las fiestas navideñas pueden convertirse en unas fechas de tristeza y soledad para el que está lejos, y de añoranza para los que ven su puesto en la mesa vacío. 

Pero algo sí se puede hacer para remediar estas ausencias tan dolorosas: se puede aprovechar la estupenda existencia de internet para paliar la sensación de lejanía y soledad e incluso revertir el día con una alegría inesperada. En este artículo te proponemos tres maneras de optimizar la tecnología digital con el fin de mantenerte lo más cerca posible de los que están lejos. 

1. Envíale los regalos para que le lleguen cuando se despierte

Si nuestro ser querido se tiene que despertar el día de Navidad solo, tras haber pasado una Nochebuena ante el televisor pensando en qué estaréis haciendo vosotros, no a tener una jornada para el recuerdo... A no ser que se nos ocurra la feliz idea de empaquetar todos los regalos que nos gustaría darle y se los enviemos a la otra punta del mundo por mensajería. 

Foto: Wikimedia Commons

Foto: Wikimedia Commons

Una auténtica y maravillosa locura que sin embargo es posible gracias a servicios online como PackLink, un comparador de empresas de paquetería de todo el mundo con el que puedes elegir qué compañía utilizar, conseguir precios muy baratos y ahorrar bastante en el tema logístico. Su software de logística y comparación te ofrece las opciones de menor precio y también las de mayor rapidez de envío, por si vas con urgencia, y es cómodo porque todo el proceso se realiza en la misma web.

Y si no son regalos, puede ser parte de la cena de Nochebuena, para que nuestro ser querido pueda acompañarnos al menos con el paladar, por ejemplo con un buen jamón o turrones. Eso sí: deberíamos enviar productos duraderos y adecuadamente empaquetados y envasados, mejor al vacío, si el trayecto que recorrerán es largo. PackLink se encargará de mostrarte una ruta rápida y a precio razonable para que lleguen a tiempo. 

2. Pasar la Nochebuena juntos mediante videoconferencia

Es otra idea genial que nos permite internet. No obstante, para establecer una videoconferencia estable y duradera a través de la Red se necesitan un mínimo de prestaciones. La primera es una dotación informática en ambos lados de la llamada. Es decir, como poco se precisa de dos smartphones con capacidad de conectarse por wifi a internet, o sino, un ordenador en un lado -siempre con micrófono y webcam habilitados a tal efecto- y un smartphone en el otro. Pero puede sustituirse todo por un par de tabletas con capacidad para atender videoconferencias. 

Foto: Phill Wolf

Foto: Phill Wolf

Por comodidad, si contamos con televisores del tipo Smart TV que puedan conectarse a Internet, o con un dispositivo del estilo de Apple TV que pasa las imágenes al televisor mediante conectividad AirPlay, los podemos usar como gran pantalla donde ver a la persona de la que queremos sentirnos cerca. Así la sensación será más auténtica.

Si en ambos lados de la videoconferencia somos usuarios de Apple, podemos aprovechar el servicio FaceTime, pero en todo caso se puede recurrir al popular Skype, que funciona en todas las plataformas. Otra opción es usar Google Hangouts. Y si antes le hemos mandado comida a través de un servicio de mensajería, con la videoconferencia podremos cenar todos en vivo y en directo, saltándonos la distancia, por grande que sea. 

3. Hacer un vídeo en Youtube

Es posible que la distancia con tu ser querido sea tan grande que viváis en usos horarios opuestos, de modo que cuando en la familia comenzáis la cena de Nochebuena ella, o él, se levanta para ir a trabajar. En ese caso la videoconferencia es una solución demasiado forzada y solo nos será útil por unos pocos minutos. Pero le podemos añadir un elemento visual, muy necesario para poner cara a esos regalos y apaciguar así la soledad que seguramente sentirá quien vive lejos de los suyos.

Foto: ConsumoClaro

Foto: ConsumoClaro

Qué mejor servicio que Youtube para subir un vídeo, que puede ser grabado con un móvil o una cámara, donde toda la familia le felicitemos la Navidad, le digamos lo mucho que la o le queremos y hagamos que se sienta más acompañado en días tan señalados. El vídeo luego se lo podemos enviar por correo o, mejor, dejar en su muro de Facebook para que lo vea cuando consulte las novedades de sus contactos.

- PUBLICIDAD -