eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La Compañía Nacional de España lleva a Bogotá "la dignidad" de Zalamea

- PUBLICIDAD -
La Compañía Nacional de España lleva a Bogotá "la dignidad" de Zalamea

La Compañía Nacional de España lleva a Bogotá "la dignidad" de Zalamea

La Compañía Nacional de Teatro Clásico de España presenta este viernes en el Teatro Mayor de Bogotá la "enorme dignidad" humana que Calderón de la Barca plasmó en su obra "El alcalde de Zalamea".

"Es la historia de la lucha denodada por la dignidad que reivindica una familia en ese pueblo que vivía armoniosamente con la naturaleza (...). Los personajes son muy humanos en lo que se ve y están construidos desde una dignidad enorme", señaló a Efe la directora de la compañía, Helena Pimenta.

La obra, que fue escrita alrededor de 1636 y es una de las obras más conocidas y representadas del Siglo de Oro, narra el drama vivido en la localidad extremeña de Zalamea de la Serena cuando pasan por allí las tropas españolas camino a la Guerra de Portugal.

Entonces un capitán de origen noble es alojado por un rico labrador, Pedro Crespo, a cuya hija viola.

Crespo intenta entonces ofrecer al capitán bienes para que se case con su hija, una posibilidad que rechaza el militar. Entonces, al ser nombrado temporalmente alcalde, lo juzga y condena a muerte pese a no tener jurisdicción sobre él.

Finalmente, el rey aparece en escena y premia la decisión de Crespo nombrándole alcalde perpetuo de Zalamea.

En el fondo y para Pimenta, se trata de una familia pagando por un error, "el de atreverse a hablar con el capitán de los ejércitos de una clase más alta", el de "darse importancia como persona".

Por ello, se genera la "empatía de todos los espectadores" algo que también es factible por la "grandeza de personajes contradictorios y el humor que cuela (Calderón) en el medio con una habilidad increíble".

"Sigue siendo una de las grandes y el público sigue necesitando de la experiencia en directo y el corazón de los actores palpitando a la vez que el del espectador. Además, el tema de la lucha por la dignidad es algo que hay que recordarse todos los días, ya que tenemos la impresión de que la incertidumbre nos está ganando", agregó Pimenta.

La directora de la compañía y de la obra también hizo hincapié en que el miedo a no tener valores mucho más prácticos y la "reivindicación de la dignidad como derecho humano" es algo que hace vibrar "con entusiasmo" a los espectadores.

"Hay que recordar esos valores, el derecho a la justicia. Se nota en el público como todo se dimensiona y parece que las palabras toman un valor nuevo", apostilló.

Entre la lista de actores que han llegado a Bogotá, donde repetirán sesión este sábado, destacan Carmelo Gómez, Nuria Gallardo, Joaquín Notario o Jesús Noguero.

Gómez, que interpreta a Pedro Crespo, comentó a Efe que se interesó por el papel y se lo pidió a Pimenta cuando supo que estaban preparándolo.

Para él fue sencillo entrar en el papel puesto que vio reflejado la realidad de la España rural de la que procede.

"Al leerlo me di cuenta que se parecía mucho a la vida que he vivido, a mi padre y a mí en esa zona rural, donde todo el año está vinculado a la recolección del verano. Los personajes estaban construidos en valores muy rígidos pero que dan cohesión", señaló Gómez.

En ese sentido, comentó que en los pueblos como en el que se crió "crean un ámbito de justicia y sentido social muy poderoso" que le interesa mucho.

Por ello, observó que el texto de Calderón es muy "revolucionario" y en el que además intentó buscarle respuestas a "ese enigma de la existencia".

"Yo he encontrado muchas respuestas a nivel personal, muchas inconfesables, como ese padre autoritario que tiene unos valores incuestionables y que hoy no hay", comentó.

Sin embargo, para él lo más importante de acercarse a un clásico como "El alcalde de Zalamea" es poder sacarlo del "museo" en el que intentan meterlos los poderosos "porque sino son subversivos".

"Sin embargo lo que les pasa (a los clásicos) es lo mismo que nos está pasando hoy, prueba de ello es que se usan los 'cuentecitos' de La Biblia para explicar cosas de hoy. El teatro tiene esa labor", concluyó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha