eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Dani García traslada su alta cocina de dos estrellas al Hotel Puente Romano

- PUBLICIDAD -
Dani García traslada su alta cocina de dos estrellas al Hotel Puente Romano

Dani García traslada su alta cocina de dos estrellas al Hotel Puente Romano

El chef malagueño Dani García deja Calima, el restaurante del hotel Meliá Don Pepe (Marbella, Málaga) en el que tiene dos estrellas Michelin y tres soles Repsol, para abrir otro con su nombre en el exclusivo hotel marbellí Puente Romano, donde también llevará su concepto más neoyorquino de Manzanilla.

Tras nueve años de trabajo y múltiples reconocimientos en Calima, el cocinero emprende una nueva etapa profesional, junto a todo su equipo, con Dani García Restaurante, un proyecto "más personal, en otro entorno" -la exclusiva Milla de Oro marbellí-, con el que está "muy ilusionado y feliz" porque cree que le permitirá "crecer" en su trabajo, dice en una entrevista con Efe.

Allí ofrecerá a partir de abril su cocina "contradicion", en la que actualiza con juegos de texturas y contrastes la tradición culinaria malagueña y andaluza para combinarla con lo que ha aprendido en sus viajes por el mundo, especialmente en Asia. García fue uno de los pioneros en el uso del nitrógeno líquido en la cocina.

El restaurante gastronómico tendrá una capacidad de 50 plazas, a las que se añade un reservado con entrada independiente de otras 20, para degustar platos consolidados e imitados como el gazpacho de cereza, helado de queso de cabra y anchoa o la milhoja de foie, queso de cabra y manzana, y nuevas creaciones.

"Es vital para nosotros ser más democráticos. Hay que tener menos dictadura de menú", por lo que, al igual que ha hecho en esta última temporada en Calima, ofrecerá sus creaciones a la carta y en un menú degustación.

"La diferencia con Calima va a ser la adrenalina, la creatividad fluirá más y se notará en la carta", asegura quien también reconoce sufrir "el trauma, la incertidumbre y el vértigo" que implica todo cambio.

"Ya me fui del Tragabuches -el restaurante de Ronda en el que consiguió su primera estrella Michelin- y acerté. Estoy agradecido tanto por mis siete años allí como por mis nueve en Don Pepe", añade.

Y ante el éxito de crítica y público de su Manzanilla Spanish Brasserie, que abrió en enero en Nueva York y que conquista paladares con platos de vanguardia y fusión, al hotel de cinco estrellas Puente Romano también llevará ese concepto. El primogénito de Manzanilla, el que tiene en el centro de Málaga capital para disfrutar de sus tapas creativas, se mantiene.

"Llevaré al Puente Romano el concepto neoyorquino de Manzanilla, más dinámico y fresco, porque la clientela del hotel y de Marbella es más internacional. Será un hermano gemelo del de Nueva York, para darle un toque cosmopolita a Marbella", explica.

Ese Manzanilla abrirá todo el año, mientras que Dani García Restaurante ofrecerá una ventaja sobre Calima, donde se veía obligado a cerrar seis meses por la estacionalidad: "Quizás sólo esté cerrado en enero".

Sobre su experiencia con Manzanilla en Nueva York apunta que es "única" desde el punto de vista profesional y personal, aunque también "dura", ya que haberse convertido en un embajador de la cocina malagueña y andaluza en Estados Unidos le exige "un nivel de sacrificio muy alto", que lleva "con emoción y orgullo".

Además, esta semana ha presentado oficialmente su cátering, cuyo distintivo es "ofrecer cocina en miniatura con nuestro sello personal, fresco y con flexibilidad, tanta que se hace no sólo un traje a medida sino ceñido a la petición del cliente".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha