eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Estopa le dice adiós al 2015 en Madrid "de la mejor manera posible"

Elena Cortés.
- PUBLICIDAD -
Estopa le dice adiós al 2015 en Madrid "de la mejor manera posible"

Estopa le dice adiós al 2015 en Madrid "de la mejor manera posible"

Han comenzado la noche saliendo de una lavadora, y parecía que los hermanos Muñoz, alias Estopa, estaban anticipando así que sobre el público de Madrid se iba a cernir esta noche el torbellino de su música, en un concierto con el que han puesto el broche de oro a su 2015 con todas las entradas agotadas.

"¡Acabemos el año de la mejor manera posible!", ha rugido David Muñoz, el mayor y la voz principal del dúo catalán, cuando se ha enfrentado a las más de 15.000 personas que abarrotaban el Barclaycard de la capital (antiguo Palacio de los Deportes), con una pista donde no cabía un alma, para escuchar en directo el "Rumba a lo desconocido" de los hermanos.

Pero Estopa es un grupo sobre todo de fieles, de aquellos que comenzaron a quererlos en 1999, en los tiempos de "La raja de tu falda", y que hoy se han podido sentir más que satisfechos en un concierto en el que no han faltado los temas nuevos salpicados de sus canciones rumberas de siempre.

Precisamente han sido "Cacho a cacho" y "Vino tinto" los temas con los que los Muñoz han saltado al escenario provocando que el público se saltara el calentamiento y se entregara totalmente a la fuerza de este arranque, que ha culminado con "Pastillas para dormir", la canción que popularizó la lavadora "paranormal" de la que los hermanos han salido al principio del concierto.

Su casa, su país y su amiga cuando "tenían problemas". Así han definido su relación con la capital los Estopa, que, naturales de Cornellá de Llobregat, no han tenido pelos en la lengua al decir lo que piensan de la ciudad: "Madrid es la casa de todos, y todos nos sentimos un poco madrileños, los que estamos aquí y los que no".

"Sin palabras", ha dicho el mayor de los Muñoz casi sin aliento después del pistoletazo de salida de la velada, que a pesar de haber comenzado con casi media hora de retraso en seguida ha sido compensada a golpe de canciones como "Fin de semana", "Me quedaré", "Hemicraneal", "Estatua de sal" o "Vacaciones".

Para "los rumberos y las rumberas", clásicos como son "Tu calorro" o "Run run", que han dedicado a Rosario Flores -ausente en el concierto- y "a todos los Flores".

Con la parte acústica el pequeño de los Muñoz y guitarrista del dúo, José, se ha vuelto a "reír" del "dominio" que tiene su hermano de la guitarra diciendo que la toca "con uno y dos deditos" y, tras las bromas y atreverse con la versión acústica de "Hola don Pepito", han ofrecido "trocitos" de los Estopa más íntimos con "Vuelvo a las andadas", "Destrangis in the night" y "Mi primera cana".

"Tan solo", que el público ha cantado a gritos, ha servido para que los seis músicos que los acompañaban volvieran al escenario para "Ando buscando" y una de sus canciones estrella: "El del medio de los Chichos" y su mítico "Vamos, José" después de un solo de guitarra española.

"La raja de tu falda", "Me falta el aliento", "Poquito a poco" o "Fuente de energía" han sido otros de los temas que han hecho vibrar al máximo a los asistentes, aunque no han desmerecido a sus acordes más frescos, los de su último trabajo "Rumbo a lo desconocido", que los hermanos han presentado en Madrid con "Tonto", "Sin sombrero", "Gafas de rosa" o "Ando buscando".

También ha habido momentos en los que David, cerrando los ojos, ha vuelto el micrófono directamente a la pista y ha dejado que cantaran las miles de voces que ahogaban la suya, como en "Pastillas de freno", que los Estopa han dedicado a todos los parados, para quienes han deseado que "haya más suerte" en 2016 a pesar de que a veces sean tratados "por algunos" como "vagos".

A pesar de su fama de tímido, desenvuelto y entregado sobre las tablas ha estado José Muñoz, que se ha comido directamente el escenario cuando David se ha marchado para dejarlo cantar a solas "Ya no me acuerdo".

Tenía que llegar, porque es la canción que nunca puede faltar en los conciertos del dúo, y después de "Ojitos rojos", ya en los bises, David y José Muñoz han entonado "Como Camarón", haciendo que explotaran los gritos y los bailes de los madrileños, que todavía seguían coreando sus nombres cuando se han marchado del escenario despidiéndose de Madrid, y encarando con fuerza el año próximo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha