eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Latinoamérica muestra a China el realismo mágico en el arte

- PUBLICIDAD -
Latinoamérica muestra a China el realismo mágico en el arte

Latinoamérica muestra a China el realismo mágico en el arte

Trece países latinoamericanos y del Caribe mostraron hoy el "realismo mágico" de sus tierras al público chino en una exposición de arte visual en Pekín, parte de las actividades por el Año de Intercambio Cultural entre ambas regiones.

En la muestra -que estará abierta desde hoy y hasta el 26 de mayo- se pueden ver cuadros y fotografías dedicados a los paisajes naturales y la vida indígena de estos países participantes, donde predominaban los temas folclóricos y los colores llamativos.

"Cruzando más allá del océano, la mística tierra de Latinoamérica y el Caribe es el origen de antiguas civilizaciones gloriosas", reza un cartel inaugural de la exposición, donde se resaltaba el carácter más amable y bucólico de esta región.

En esta línea se sitúa una de las artistas presentes, la pintora panameña Editha Bethancourt, de personajes oníricos con cabellos tejidos en hojas y flores, que -en declaraciones a la prensa- explicó que su arte quiere reflejar "el amor por la naturaleza" y los árboles como "símbolo de vida".

La artista también explicó la influencia del arte chino en su formación: durante su juventud admiraba los calendarios donde se mostraban cuadros chinos dibujados en tinta aguada, un estilo que le interesó especialmente e intentó imitar durante un tiempo.

Pero esta exposición no sólo contiene pintura, ya que fotógrafos como el chileno Miguel Sayago muestran imágenes de aspectos de la vida latinoamericana menos conocidos por el público asiático.

En el caso de Sayago, sus instantáneas desvelan la "belleza" de la isla de Pascua más allá de las gigantescas cabezas de los Moai, centrándose en los indígenas rapanui, la etnia local que se mezcla con el paisaje y celebra las fiestas Tapati, donde los cuerpos desnudos se embadurnan de pinturas ancestrales.

En contraste con el arte plano, los artistas uruguayos Valentina Cardellino y Fernando Foglino se atrevían con un experimento visual: tres mil diminutas vacas de plástico blancas y negras que colgaban de 770 hilos de pesca daban, en conjunto, la imagen de una vaca en tres dimensiones.

"Somos grandes admiradores de Ai Weiwei" confesaban ambos artistas, que se sorprendieron del recibimiento de la obra en Pekín, donde la mayoría de visitantes -al no comprender la parte conceptual de la obra, enfocada al público uruguayo- simplemente disfrutaban de una lectura "plástica" de este bóvido en tres dimensiones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha