eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El carnaval callejero de Cádiz se muda al cine en "La fiesta de los locos"

- PUBLICIDAD -
El carnaval callejero de Cádiz se muda al cine en "La fiesta de los locos"

El carnaval callejero de Cádiz se muda al cine en "La fiesta de los locos"

Chirigotas callejeras, espectadores, historiadores y antropólogos se juntan en "La fiesta de los locos", película documental de Manuel Iborra que se estrena hoy y con la que el director traslada al público a las calles de Cádiz durante el carnaval "improvisado" en el que "todo está al revés".

"El carnaval es un sano ejercicio de salud democrática", afirma Iborra (Alicante, 1952) en esta entrevista con Efe, en la que explica que "La fiesta de los locos" es un viaje con el que quiere "abrir los ojos" al público sobre "otras formas de ver el mundo", como la que se vive en la ciudad andaluza.

El documental, producido por Antonio Resines, muestra la "sorprendente" cultura popular que se desarrolla en las calles de Cádiz durante el carnaval, más allá del oficial que se celebra en el Teatro Falla, con el "talento en estado puro" de chirigotas como "V de Vavetta", "Las talegueras", "Excelentísimo Ayuntamiento de Guatifó" y "Quédate que queda té".

Una mirada sobre esta tradición por las rúas gaditanas en la que también participan los ojos de un historiador, un antropólogo, un viejo chirigotero y los espectadores de estas agrupaciones callejeras, en la que se repasan sus orígenes, características, y la situación actual entre el turismo y la superación del machismo social.

"Salíamos a rodar cada día improvisando", reconoce Iborra, al que en Cádiz le llamaban "Manuel el de la película" porque en realidad estaba en el rodaje de otro proyecto en la localidad y, al encontrarse con la fiesta, se quedó "enganchado", como el resto de los asistentes, y comenzó a grabar "sin saber hacia dónde íbamos".

Para él, esta celebración callejera cargada de crítica política, burla e ironía, como la que muestra "V de vavetta", es "la oportunidad" de la gente de "decir lo que piensa" a los políticos, a los que el director recomienda "escuchar".

La excepción sería José María González "Kichi", antiguo chirigotero y actual alcalde de Cádiz, que participa en la promoción de "La fiesta de los locos" para "dar a conocer" y "proteger" este evento, según comenta el cineasta.

Médicos, camareros, desempleados, estudiantes de filosofía y amas de casa, entre otros, forman parte también de las chirigotas callejeras que muestran en la película cómo redactan sus letras o preparan sus vestuarios y maquillaje para "ofrecer su arte gratuitamente", en un espectáculo "digno de las comedias musicales de Londres", asegura Iborra.

Un ritual social en el que, durante unos días, "el orden de las cosas se invierte", como explica el antropólogo citado en el filme, en una especie de "fiesta de autorregulación" que, al mismo tiempo, permite que el resto del año se mantenga un determinado orden.

Sin embargo, esto no afecta a todas las caras de la realidad, pues durante el carnaval todavía pervive el machismo, como denuncian las integrantes de "Las Talegueras", cuyo discurso de género el director considera "necesario" para cambiar esta situación que "aunque duela, es un retrato de la sociedad".

Son algunos de los "misterios" de esta festividad callejera "irresistible" que descubre "La fiesta de los locos", contada por las voces de sus protagonistas, ahora, en el cine.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha