eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

"El flamenco tiene para rato mientras haya gitanos", dice la Macanita

- PUBLICIDAD -
"El flamenco tiene para rato mientras haya gitanos", dice la Macanita

"El flamenco tiene para rato mientras haya gitanos", dice la Macanita

La cantaora española Tomasa Guerrero, conocida como La Macanita, no teme por el futuro del flamenco "mientras haya gitanos", aunque considera que este arte debe "conservar sus raíces para perdurar".

En una entrevista a Efe en Beirut, donde anoche presentó espectáculo en el teatro de la Unesco, la artista jerezana afirmó que, aunque grandes nombres del flamenco han fallecido, "ahora hay jóvenes muy buenos que están entrando".

"El flamenco tiene para rato mientras haya gitanos", subrayó la cantaora, que está ahora "trabajando y luchando" por el nuevo disco que presentará el dos de diciembre en Madrid en directo.

La Macanita dijo que "el flamenco ha evolucionado para bien, pero el que se dedica a él tiene que hacerlo plenamente sin olvidarse sus raíces".

"Es muy importante de dónde viene, lo que hacía su familia, sus orígenes, dónde ha vivido y lo que ha escuchado de pequeño", continuó la cantaora, considerada como la heredera de la Paquera y de la Perla.

Pese a estas opiniones, prefiere no hablar de una nueva idiosincrasia de cantaor de flamenco, porque cuando suben al escenario "cada artista tiene su perfil".

La Macanita es consciente, no obstante, de que la difícil situación socio-económica que atraviesa Andalucía (sur de España) influye en que su arte haya decaído un poco: "Hay paro, pobreza, muertes no deseadas, como en todas partes", lamentó.

Contenta por haber tenido la oportunidad de visitar el Líbano, se rebela también contra la situación en Oriente Medio y el sufrimiento humano.

"Que se acaben todas las guerras. Que los niños, las madres, los padres y los ancianos no sufran tanto. Que no veamos más en las televisiones imágenes horrorosas. Qué haya paz, que seamos de verdad personas. Que los padres tengan un poquito de dinero para llevarle pan, leche y una fruta a sus hijos, que tengan un cobijo", pidió.

Durante el espectáculo en Beirut, la cantaora jerezana conquistó a su público que llenó el teatro y que la ovacionó durante más de diez minutos de pie.

La Macanita, acompañada por el guitarrista Manuel y por los palmeros el Chichano y Macano, su sobrino, cantó por soleares, bulerías y fandangos, y dio varios pasos flamencos provocando el entusiasmo de los presentes, que disfrutaron de un final de fiesta en el que el Chichano y Macano también se arrancaron con un baile al ritmo de su voz.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha