eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

'1993': retrato del escándalo político que sacudió Italia

La continuación de 1992 se sitúa después del Tangentópolis, el macroproceso Manos Limpias y la gran trama de corrupción que tuvo lugar en el país transalpino a principios de los 90

- PUBLICIDAD -
Leonardo Notte y Berlusconi, en la serie '1993'

Leonardo Notte y Berlusconi, en 1993

Hace casi 10 años se estrenaba en Italia Romanzo criminale, una serie que sirvió de avanzadilla para que la ficción televisiva del país transalpino reclamara su lugar en las grandes ligas seriéfilas. Es la historia del grupo criminal que se convirtió en el dueño y señor mafioso de la Roma de los años 70. También una especie de libro de estilo e inspiración para series muy recomendables, en muchos casos imprescindibles, que llegaron después.

Podríamos hablar de Gomorra, basada en la famosa y trágica novela de Roberto Saviano; de  The Young Pope, una coproducción internacional con Sorrentino al frente o de  Suburra, que ultima su estreno y en la que Roma vuelve a mostrar su cara más violenta y corrupta. Por su parte,  1992 y su continuación,  1993 , se podrá ver desde el 14 de septiembre en Movistar+. 

Con el recurso de narración río (un ciclo novelesco de varios volúmenes donde las historias confluyen a lo largo del tiempo),  1992 seguía el devenir de varios personajes en el año del Tangentópolis, una casi indescifrable red de corrupción que implicaba a las más altas esferas políticas y empresariales del país y el macro proceso 'Manos Limpias'.

La mafia dándose la mano sin ningún tipo de miramientos con el Gobierno, hecho que terminó desembocando en el colapso de los partidos tradicionales. Una época convulsa que removió como un terremoto a una sociedad italiana acostumbrada a Gobiernos breves, inestabilidad parlamentaria y alianzas antinaturales.   

Imagen de la serie 1993

Imagen de la serie 1993

1993 trata las  consecuencias de los acontecimientos que vertebraron el retrato de  1992. Nos encontramos con  personajes conocidos como el tiburón empresarial Leonardo Notte, al que da vida Stefano Accorsi, protagonista e impulsor de la idea de las dos series junto con Alessandro Fabbri, Stefano Sardo ( In Treatment) y Ludovica Rampoldi (Gomorra). También con Pietro (Guido Caprino), el ex soldado reconvertido en político de la Liga Norte; Luca (Domenico Diele), policía enfermo de SIDA metido en la investigación del proceso 'Manos Limpias'; Antonio di Pietro (Antonio Girardi) el juez líder del macroproceso y Verónica (Miriam Leone) que se ha convertido en una estrella televisiva.

Personajes de ficción algunos de ellos pero con inspiración real siempre y auténticos al 100%, que hacen que 1993 brille por su recorrido en un año marcado en rojo en la historia italiana que aún hoy tiene consecuencias.

El primer capítulo de 1993 se abre con la sonora protesta de una multitud a las puertas del hotel Raphael, donde Bettino Craxi había evitado gran parte de las acusaciones de financiación ilegal pero estaba liquidando su carrera política y huyendo a Túnez poco después.

Craxi funciona de enlace perfecto con la historia que centra 1993 al ser amigo íntimo de Berlusconi. El futuro primer ministro italiano y exitoso empresario por entonces era un personaje secundario en 1992. Pero será en este momento donde casi se convierta en cabeza de cartel: ya no sale desenfocado ni de espaldas y podremos apreciar cómo se pone en manos de Stefano Accorsi para que le construya un traje a medida de futuro estadista.

Aquí es donde 1993 se convierte en más que una serie, y como le pasaba a American Crime Story o al documental OJ Simpson:  made in America, pone a prueba los recuerdos del espectador, que tiene que cuestionarse cosas, recordar y volver a creer que los hechos que está viendo en la ficción son tan reales como de nuevo increíbles.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha