eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Moody's espera conocer este año la hoja de ruta de Telefónica para reducir la deuda

- PUBLICIDAD -
Moody's espera conocer este año la hoja de ruta de Telefónica para reducir la deuda

Moody's espera conocer este año la hoja de ruta de Telefónica para reducir la deuda

La agencia de calificación crediticia Moody's espera que, antes de final de año, Telefónica haga pública "una hoja de ruta muy clara" en la que especifique cómo va a conseguir reducir su elevada deuda, que ronda los 50.000 millones de euros, a lo largo del siguiente ejercicio.

Tras el veto europeo a la venta de su filial británica, O2, que constituía el "plan A" de Telefónica para despalancarse, Moody's rebajó de estable a negativa la perspectiva sobre el "rating" de Telefónica, por considerar que la decisión de Bruselas retrasaría los esfuerzos de la operadora para reducir su endeudamiento.

"Pensamos que aunque la compañía estaba comprometida a afrontar el desapalancamiento, el 'plan B' que tenían incluiría un riesgo de ejecución mayor", ha explicado a Efe el analista y vicepresidente de esta agencia de calificación, Carlos Winzer.

Esa incertidumbre mayor, junto al triunfo del "brexit" y la volatilidad actual de los mercados, "dificulta temporalmente", según el analista, la ejecución del plan para reducir deuda.

Por ello, más que un anuncio por parte de Telefónica que conlleve el cierre de una operación que les dé ya los recursos para desapalancarse en el ejercicio de 2016, lo que Moody's espera es que ese anuncio "conlleve ya una hoja de ruta muy clara para ejecutar ese desapalancamiento en 2017".

"En 2017 sí esperamos que reciban 14.000 millones de euros, de alguna forma, o equivalente, para producir un desapalancamiento en línea con los que han dicho al mercado y se han comprometido, que es obtener un ratio de deuda sobre ebitda de 2,35 veces", ha resumido Winzer.

"Lo que no queremos es que llegue diciembre y estemos como hasta ahora. Si en diciembre no hay ningún indicio consistente y se sigue esperando a la mejora de los mercados, esto podría afectar a nuestra visión sobre la solvencia de Telefónica", ha añadido.

El "plan B", según ha manifestado la propia Telefónica, incluye, entre otras medidas, la venta o colocación en Bolsa de O2 y su nueva división de Infraestructuras, Telxius, así como desinversiones de activos no estratégicos, en las que se enmarca la venta de una participación del 1,5 % en China Unicom por 322 millones de euros.

Otras alternativas a la venta de O2 por 10.250 millones de libras (unos 12.300 millones de euros al cambio actual, tras la caída de la libra por el triunfo del "brexit") planteadas por la operadora presidida por José María Álvarez-Pallete son la supresión del dividendo en efectivo en 2016 y 2017, emisiones de deuda o ampliaciones de capital.

A juicio de Winzer, si Telefónica se decide por sacar a Bolsa O2, opción que gana peso tras el anuncio del nombramiento como nuevo consejero delegado de la filial británica del hasta ahora director financiero, Mark Evans, se haría una colocación parcial, para mantener el control y su consolidación global, lo que también harían en caso de la salida a Bolsa de Telxius.

Sobre su presencia internacional, el analista de Moody's ha destacado Brasil y Alemania como mercados estratégicos.

En el país suramericano, la complicada situación por la que atraviesa Oi, que se ha acogido a la ley de quiebras, puede beneficiar a sus competidores, entre ellos Telefónica, en caso de que la operadora de telefonía fija brasileña decidiera deshacerse de alguno de sus activos y lo hiciera "en términos muy ventajosos".

Al ser preguntado si una eventual adquisición por parte de Telefónica podría afectar a su calificación crediticia, Winzer ha considerado que eso dependerá de "cómo la financien" y del "calado de las compras", pero ha precisado que si la compra fortaleciese o mejorase la posición de la operadora podría ser visto como positivo.

En cuanto a Alemania, un país convergente donde Telefónica tiene operación primordialmente móvil, Winzer lo ve como un mercado en el que la operadora española tiene "un posicionamiento y un potencial de crecimiento muy importante".

"Es un mercado estratégico para Telefónica, pero Telefónica tiene que digerir la compra de E-plus y tiene que desarrollar una oferta convergente, que supone una intensidad de inversión", ha afirmado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha