eldiario.es

Menú

Lo que esconde la renuncia temporal de Rus

El Presidente de la Diputación consigue evitar dar la cara en el pleno del día 19, pero amenaza con volver para la visita de Rajoy el día 21

- PUBLICIDAD -
Alfonso Rus todavía es presidente de la Diputación

Alfonso Rus todavía es presidente de la Diputación

Este martes Alfonso Rus sorprendió a muchos firmando un decreto de  delegación temporal de la Presidencia de la Diputación de Valencia en su presidente, Juan Jose Medina, pero poniendo caducidad, el día 20, lo que parecía un término caprichoso sin criterio, pero lo tiene, y mucho. Así cabe destacar que esta fecha está flanqueada por otros dos días significativos: el día 19 está programado el último pleno de la legislatura en la Diputación y el día 21 Mariano Rajoy estará en Valencia en el mitin central de la plaza de toros, junto con Alberto Fabra y Rita Barberá.

El sucesor circunstancial de Rus explicaba este martes que éste "se ha quedado al margen y sigue trabajando en su defensa", pero cabe recordar que ese 'quedarse al margen' en principio no se alargará hasta las elecciones del día 24 (pese a que puede prorrogarse), y esta preparación de la defensa parece que sea de momento a nivel interno, porque Rus no está imputado de ningún delito.

Precisamente esta falta de imputación ha sido un punto clave porque no ha hecho falta que estuviera encausado para que el President de la Generalitat y del PP valenciano, Alberto Fabra, promoviera su suspensión de militancia, le bastó con oír las grabaciones en las que supuestamente estaría contando miles de euros de comisiones ilegales. Las circunstancias de la expulsión escocieron y mucho a Alfonso Rus, quien lo negó todo, habló de complot y se quejó de que en su propio partido no le han escuchado, y más después de que el propio Fabra no ahorrara críticas como que eran "bochornosas", o que llegara a afirmar que el PP no conocía la "conducta vergonzosa" de Rus hasta conocerse estos audios,  dándoles completa verosimilitud (grabaciones que no obstante, ahora técnicos aportados por el PP niegan que contengan la voz de Rus.

Pero cabe recordar que Rus todavía tiene muchos fieles en el PP, por ejemplo en su ciudad, Xàtiva, donde permanece todavía como cabeza de lista de la candidatura pese a que no aparece en los carteles electorales. El mismo presidente del PP local, Jorge Herrero, afirmaba que a ellos tampoco les han informado de nada sobre la suspensión de Rus, a la vez que aseguraba que los militantes de la localidad están "a muerte", con su líder.

Además la Diputación Provincial todavía está dirigido por su propio equipo, ahora encabezada por su vicepresidente Medina, quien afirmaba ayer que durante la ausencia de Rus va a haber continuidad y que será quien de la cara presidiendo el pleno del día 19. La fidelidad de los suyos se alarga hasta la comisión de investigación sobre el caso Imelsa, donde ayer impidieron la comparecencia del propio Rus hasta después de las elecciones, hecho que provocó la dimisión del presidente de la comisión, Emili Altur (Compromís).

De momento Alfonso Rus tiene una semana donde puede maniobrar a la sombra, presionando dentro del partido y amenazando con volver justo antes de la visita de Rajoy, lo que salpicaría la imagen del líder del PP en su paso por Valencia. Los focos se posan así también sobre la gestión que haga de este asunto Alberto Fabra, que como reconoció ayer el presidente provisional de la Diputación, tiene una evidente relación "tensa" con Rus. Estos dos enemigos íntimos se las van a tener que ver durante estos siete días, recordando también que Rus no descartaba que fuera el propio Fabra quien estuviera detrás del "complot" que asegura se ha montado contra él, un complot de "fuego amigo" y que advierte destapará el día después de las elecciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha