eldiario.es

Menú

El insoportable postureo del PP valenciano

- PUBLICIDAD -

“Postureo” es un término poco ortodoxo y utilizado mucho por los jóvenes que viene a significar algo así como “hacer que se hace pero en realidad no hacer nada”; es decir, escenificar algo de cara a la galería pero sin el menor atisbo de verdad. Viene esto a cuenta de que cada vez son más frecuentes, y también más irritantes, todo hay que decirlo, las acciones de postureo de nuestros gobernantes, del PP valenciano. Veamos dos ejemplos.

En primer lugar tenemos a la Generalitat Valenciana y sus dirigentes del PP dándose golpes en el pecho, llevándose el puño a la frente y diciendo que en la próxima legislatura habrá una nueva financiación autonómica, que Fabra no será candidato si no la consigue. Todo muy dramático. Y también un postureo ridículo si tenemos en cuenta que el señor Rajoy y el señor Montoro son del mismo partido que el señor Fabra, es decir del PP, que el PP lleva 20 años gobernando la Comunidad Valenciana y que, de esos 20 años, 12 ha gobernado también en Madrid. Además, el PP de la Comunidad Valenciana hubiese tenido sumamente fácil lograr la nueva financiación autonómica que prometieron hace ya cuatro años; hubiese bastado simplemente con que los diputados valencianos se hubiesen negado a aprobar los Presupuestos Generales del Estado. En la misma patética línea de postureo se ha movido el señor Alberto Fabra cuando fue a Europa a decir que la Comunidad Valenciana estaba infrafinanciada: oiga usted, que ha gobernado y gobierna su partido. Tenga la decencia de no presentarse si ha tenido la indignidad de no plantarse, de callarse y de aprobar usted y su partido sistemáticamente los PGE, unos PGE que encima nos han discriminado y nos discriminan de forma brutal. Y no monten, ni usted ni los suyos, espectáculos que lo único que intentan ocultar es que no ha habido revisión de la financiación autonómica y que estamos encarando las elecciones autonómicas siendo la Comunidad autónoma peor financiada de España. Y eso saben que, si este país no ha perdido la dignidad, les pasará una factura terrible.

En segundo lugar, como ejemplo patético del postureo del PP valenciano, y dejando al margen la anunciada bajada de impuestos que nunca se produjo salvo para los que no la nesitaban, tenemos que ahora se hagan el señor Fabra and company los escandalizados con la corrupción de la Comunidad Valenciana, una corrupción tan brutal que ha motivado incluso reportajes especiales por parte de la prensa británica. Es decir, el señor Fabra y su equipo se cree que los valencianos somos tan lerdos, tan ignorantes como para creernos que él era un ser ajeno, un ser que ni era tonto ni al mismo tiempo se enteraba de nada de lo que ocurría en el Partido de los 100 imputados, que ni él veía, ni escuchaba. Lo que es seguro es de que no hablaba nada ocupado como estaba en subir la cucaña del ascenso político en su partido.

Postureo en definitiva, pero también insulto a la inteligencia de los españoles y sobre todo de los valencianos. Claro que es tanta la impunidad, electoral y de otro tipo, a la que están acostumbrados que piensan que van a volver a salir de rositas. ¿Lo consentiremos? Yo apuesto a que esta vez no.         

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha