eldiario.es

Menú

Echávarri: "En Alicante existía una sociedad de la corrupción"

El alcalde ha explicado en el 'Fórum Europa. Tribuna Mediterránea' que había “cooperadores necesarios”, “encubridores” y “muchos beneficiarios”

El primer edil socialista carga contra empresarios alicantinos y sus estructuras "moribundas" que "hace mucho que no aportan nada a la ciudad”

El president de la Generalitat ha pedido dejar atrás "rivalidades estériles y enfrentamientos absurdos" entre Castellón, Valencia y Alicante

- PUBLICIDAD -
El president Ximo Puig saluda al alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, en el Forum Europa

El president Ximo Puig saluda al alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, en el Forum Europa

El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, ha asegurado este lunes en el ‘Fórum Europa. Tribuna Mediterránea’ que en la ciudad “existía una sociedad de la corrupción” con “cooperadores necesarios”, “encubridores” y “muchos beneficiarios”.

Así lo ha aseverado Echávarri en el foro de debate organizado por Nueva Economía Fórum en Valencia, en el que se comprometió a tomar las decisiones “en el ayuntamiento” y no en “despachos ajenos” y a convertir Alicante en una ciudad “decente” y ejemplo de la transparencia para el final de esta legislatura.

Para ello, Echávarri ha pedido, en presencia de muchos empresarios alicantinos desplazados a Valencia, que el sector empresarial local se reorganice y que deje atrás estructuras “moribundas” que solo se preocupan “de seguir respirando, pero que hace mucho que no aportan nada a la ciudad. Porque nadie sujeto a reproducción asistida es capaz de alzar la voz frente el dueño del respirador”.

Alicante, dijo el nuevo alcalde de la ciudad, necesita un lobby empresarial “potente” e interlocutor ante el propio ayuntamiento y hacia el exterior, “reivindicativo, pero leal a la ciudad. No queremos empresarios vasallos, queremos empresarios libres y los tenemos”.

Arropado por el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig; el alcalde de Valencia, Joan Ribó; la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco; el alcalde de Elche, Carlos González; el expresidente del Congreso de los Diputados y varios consejeros de la Generalitat, Echávarri pidió también al sector una “patronal propia”, que no sea sucursalista de la valenciana y que “no mendigue lo que nos corresponde”, sino lo que sea “justo” para Alicante.

Así, el alcalde solicitó a los empresarios “que vayan de la mano del ayuntamiento” para pedir mejores accesos al aeropuerto de la provincia o la conexión ferroviaria entre el puerto, el aeropuerto y la ciudad.

"Limpiar" la imagen del Ayuntamiento

Sin embargo, Echávarri señaló que, para que eso ocurra, para que un empresario “vaya con el alcalde o concejal”, se debe “limpiar” la imagen del ayuntamiento. “¿Quién va a querer ir de la mano de alguien que ha sido uno de los máximos exponentes de despilfarro y de corrupción?”, se preguntó el alcalde en referencia al equipo de gobierno anterior. “En Alicante existía una sociedad de la corrupción, con responsables directos, cooperadores necesarios, encubridores y beneficiarios. Muchos beneficiarios; directos e indirectos”, señaló.

Acabar con la corrupción, a su juicio, solo se consigue con liderazgo y “dejando claro que todas las decisiones se toman en el ayuntamiento, no en despachos ajenos; que la iniciativa de la ciudad la llevamos los que hemos sido elegidos democráticamente para hacerlo”, aseguró el alcalde, diciendo además que su equipo trabajará de forma “clara y ejemplar” para que al final de legislatura, Alicante sea una ciudad “decente y excelente”, así como un ejemplo de “trasparencia”, igual como tiempo atrás fue “ejemplo de corrupción en toda España”.

Dejar atrás "rivalidades estériles"

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha apostado por tener “una concepción y una mirada múltiple cuando vemos la Comunitat Valenciana” alejada del centralismo y desde la complicidad, al tiempo que lamentaba que “muchas veces en Valencia no se tiene en cuenta la potencia real de Alicante y Castellón”. En concreto, ha subrayado que la economía de Alicante supone un tercio de la economía de la región y es la quinta provincia de España con una aportación al PIB del 3%.

Puig ha resaltado que la Comunitat Valenciana vive un nuevo tiempo de diálogo y alianza entre las ciudades y ha apelado a dejar atrás “las rivalidades estériles y los enfrentamientos absurdos que preñan de irracionalidad la relación entre nuestras grandes ciudades” porque “lo que hace grande a un país es la suma de potencialidades”.

Además ha subrayado la necesidad de buscar alianzas entre las distintas ciudades y de cambiar de perspectiva y “pasar de las visiones centralistas a las visiones descentralizadoras, del dirigismo a la colaboración, de la imposición al respeto entre ciudades, ciudadanos y entidades”.

Así se ha expresado el president Ximo Puig, quien ha destacado la historia de éxito de la Universidad de Alicante así como la contribución de la OAMI al crecimiento de la ciudad y ha apostado por rescatar para el progreso de la ciudad proyectos como La Ciudad de la Luz.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha