eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Consejo de la UE estudia cambios en su posición sobre la reforma pesquera

- PUBLICIDAD -

El Consejo de la Unión Europea contempla la posibilidad de introducir cambios en su posición para negociar con la Eurocámara y la Comisión Europea la reforma de la Política Pesquera Común, que afectaría a algunos asuntos sensibles para los países, informaron hoy fuentes comunitarias.

Los Estados miembros de la UE, a nivel de sus embajadores en Bruselas, estudian un borrador de propuesta de la presidencia de turno irlandesa de la Unión para "ajustar" algunos de los puntos que resultan más delicados a la hora de lograr un consenso, como el rendimiento máximo sostenible (RMS), la regionalización, la prohibición de los descartes o la capacidad pesquera.

El objetivo sería introducir algunas modificaciones en el mandato negociador acordado por el Consejo en febrero, con la idea de agilizar la negociación con el Parlamento Europeo y la Comisión e intentar cerrar un acuerdo a finales de mayo o principios de junio.

Los ministros comunitarios de Agricultura y Pesca podrían debatir la propuesta de modificación de mandato de la presidencia en su próxima reunión, que tendrá lugar en Bruselas el 13 y 14 de mayo, apuntaron las fuentes.

Entre los asuntos que podrían someterse a cambios en el texto del Consejo (que será llevado a la mesa de negociación con la Eurocámara y la Comisión Europea, y que por tanto no será definitivo hasta que se logre un acuerdo a tres bandas) figura el de la obligación de desembarcar toda la captura en puerto y prohibir, como regla general, los descartes.

Estados como España, Francia, Italia, Bélgica, Grecia, Eslovenia o Rumanía insisten en que la aplicación de esas nuevas normas, enfocadas a alcanzar una explotación pesquera más ecológica y sostenible, debe ser simultánea para que resulten eficaces.

Además, España, Portugal o Eslovenia creen que no es necesario ampliar el campo de aplicación de la prohibición de los descartes, y que no es preciso imponer más restricciones sobre las condiciones "de minimis", la aceptación de una cantidad limitada de descartes.

El texto cerrado en febrero parado por el Consejo de Ministros de la UE señalaba que la prohibición de los descartes se aplicaría para las especies pelágicas a partir de 2014; en el mar Báltico, desde 2015; en los caladeros del noroeste y suroeste y en el mar del Norte, en 2016 y en el Mediterráneo en 2017.

Por lo que respecta a la regla "de minimis", los ministros habían acordado que, en el primer año de transición, se aceptara un porcentaje de descartes de hasta el 9 %, al igual que en el segundo, en tanto que se redujera al 8 % a partir del tercer año y, desde el quinto, se estableciera en el 7 %.

El ministro español del ramo, Miguel Arias Cañete, dijo a Efe al término del último Consejo de Pesca de la Unión del pasado 22 de abril que España solicita la "flexibilidad necesaria" para que la flota pueda cumplir con las nuevas obligaciones, y "un calendario progresivo" para adaptar las técnicas de pesqueras.

En lo que se refiere al RMS (los índices de mortalidad por pesca a niveles que permitan la recuperación de las poblaciones en 2020), países como España, Alemania, Polonia, Portugal o Grecia debaten actualmente que la nueva formulación del texto en el mandato "no es lo suficientemente clara", apuntan las fuentes.

Otro punto que podría ser modificado es el de la regionalización, en el que países como Reino Unido, Finlandia o Bélgica opinan que la composición de los comités consultivos regionales no debería ser modificada.

Sobre la capacidad pesquera, Estados como España, Francia, Reino Unido, Bélgica o Rumanía consideran que las disposiciones propuestas son "demasiado restrictivas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha