eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno aprobará su medida estrella para abaratar la luz once meses después de anunciarla

El Consejo de Ministros aprobará este viernes un acuerdo para obligar a Gas Natural y Endesa a actuar como "creadores de mercado obligatorios" en el mercado gasista

La medida la anunció en enero el ministro de Energía y en abril la CNMC le propuso una metodología que su departamento ha estado analizando hasta ahora

También exigirá a los operadores aumentar las reservas de gas de cara al invierno, pero descarta cambiar el algoritmo que disparó la luz el 23 de octubre

- PUBLICIDAD -
El ministro Álvaro Nadal sitúa al PSOE "fuera de la izquierda moderada europea" por no apoyar el CETA

El ministro Álvaro Nadal, en una imagen de archivo.

El Consejo de Ministros prevé aprobar este viernes un acuerdo para obligar a las dos principales empresas del sector del gas en España, Gas Natural y Endesa, a actuar como "creadores de mercado obligatorios" en el mercado organizado de gas natural. La medida estrella que anunció el ministro de Energía, Álvaro Nadal, durante la crisis de precios de la luz del pasado enero, no va a estar en vigor, según fuentes de su departamento, hasta finales de este mes o principios de diciembre.

Será entonces cuando se publique la resolución que detalle las reglas (cantidades de gas, plazos y diferenciales de precios) por las que esas dos empresas deberán ceder sus existencias de gas a terceros en momentos puntuales de necesidad (como olas de frío o problemas de suministro) para, por ejemplo, alimentar las centrales eléctricas de ciclo combinado (que funcionan con gas natural).

Tras anunciar Nadal este mecanismo en enero, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) propuso en abril al ministerio una metodología para implantarlo y urgió el mes pasado a ponerlo en marcha. Energía atribuye el retraso a la necesidad de analizar en estos meses la metodología de la CNMC, que se va a mantener. También recuerda el ministerio que la situación de mercado del gas durante los meses de verano ha sido tranquila.

La medida forma parte de un pequeño paquete de iniciativas que prepara el departamento de Nadal para intentar mejorar el funcionamiento del mercado eléctrico suavizando puntas de precios "que no se deriven de la volatilidad lógica de las materias primas". Pero no se trata de "abaratar artificialmente los precios".

El ministerio trabaja en una reforma del mecanismo de interrumpibilidad (cortes de suministro a grandes industrias a cambio de precios bajos de la luz) para fomentar su uso cuando sea más barato hacerlo que recurrir a mecanismos de reserva de potencia como el que propició el pico de precios que el pasado 23 de octubre sufrieron los consumidores domésticos acogidos a la tarifa regulada del precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC).

Energía también va a remitir en breve a la CNMC una primera propuesta para acercar la casación en el mercado diario de electricidad al tiempo real, para que sus agentes puedan comprar y vender electricidad hasta el último momento de la entrega física.

Plan de invierno

En el ámbito del gas, trabaja como cada año en el denominado plan de invierno, que regula las obligaciones de los comercializadores para almacenar gas ante las olas de frío. A raíz de la mala experiencia del año pasado (faltó gas y hubo que pagarlo a precio de oro), se va elevar a 3,5 días de consumo, frente a los 2 actuales. La reforma, ya enviada a la CNMC, se sacó a información pública el mes pasado. En el sector creen que deja a los comercializadores en una posición complicada para ampliar las coberturas de sus contratos de gas a estas alturas del año.

Energía subraya que, pese al pico de precios de octubre, los precios de la luz están en niveles similares a los de 2015 aunque sean un 12% superiores a los de 2016, por efecto de la sequía (la energía hidroeléctrica produce la mitad que hace un año), la menor aportación de la eólica, el encarecimiento del petróleo (en máximos de dos años), gas y carbón y la indisponibilidad de aproximadamente un tercio de la potencia nuclear en Francia.

En enero, el ministro pronosticó que la factura de un consumidor tipo subiría 100 euros anuales este 2017. Ahora Energía no se atreve a ratificar esa predicción, ante la incertidumbre sobre las nucleares francesas y el precio del petróleo.

El Ministerio, que no ha dado una explicación a la espectacular subida de precios del 23 de octubre, recuerda que el episodio tuvo un impacto que "no llega a dos céntimos" de euro para una persona que en ese momento pusiera una lavadora. Descarta modificar el complejo algoritmo que la propició, porque "está suponiendo un ahorro muy significativo en los servicios de ajuste".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha