eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Roma tilda de "grave e incomprensible" nacionalización de astillero galo STX

- PUBLICIDAD -

El Gobierno italiano consideró hoy "grave e incomprensible" la nacionalización temporal anunciada por el Gobierno francés de los astilleros STX France, a cuya propiedad mayoritaria aspira el grupo italiano de construcción naval Fincantieri.

Los ministros italianos de Economía, Pier Carlo Padoan, y de Desarrollo Económico, Carlo Calenda, criticaron en un comunicado conjunto la decisión de París de "no dar seguimiento a los acuerdos alcanzados".

"Acuerdos que garantizaban la protección de los niveles de empleo en Francia y de la experiencia francesa por medio de una gobernanza equilibrada y en una perspectiva auténticamente europea", según ambos ministros.

"Esperamos que frente a los compromisos ya asumidos por parte de Fincantieri para la protección de los intereses franceses no haya algún motivo por el cual la sociedad italiana, líder del sector, no pueda alcanzar la mayoría de STX", agregan Padoan y Calenda.

Ambos recuerdan que los astilleros franceses son una "sociedad hasta hoy bajo control del grupo coreano en dos tercios de su capital social".

Y aluden a la visita anunciada para la semana próxima del ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, a quien dicen que recibirán para escuchar "la propuesta del Gobierno francés partiendo de este presupuesto".

Y este lo resumen así: "Nacionalismo y proteccionismo no son bases aceptables sobre las cuales regular las relaciones entre dos grandes países europeos".

"Para realizar proyectos compartidos hacen falta confianza y respeto mutuo", concluyen Padoan y Calenda.

La reacción oficial italiana se conoció después de que Le Maire anunciara en París la "nacionalización temporal" de STX France con el fin, explicó, de mantener vivas las negociaciones con el grupo italiano Fincantieri para compartir su gestión.

Le Maire anunció en una comparecencia de prensa que el Estado, que hasta ahora poseía un tercio de la constructora naval de Saint-Nazaire (oeste de Francia), comprará los dos tercios restantes al grupo surcoreano STX Offshore and Shipbuilding, en proceso de bancarrota.

La operación costará unos 80 millones de euros y responde a la voluntad de "garantizar los puestos de trabajo" y "defender el interés estratégico de Francia", dijo el ministro galo.

Le Maire señaló que "la experiencia excepcional" de esos astilleros "debe permanecer en Francia", lo que a su juicio justifica la toma de control del grupo, que se negó a considerar una nacionalización.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha