eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sánchez se ofrece como garante de estabilidad frente a Rajoy y un PP agotado

- PUBLICIDAD -
El Círculo de Economía plantea al PSOE la necesidad de reducir las incertidumbres políticas

El Círculo de Economía plantea al PSOE la necesidad de reducir las incertidumbres políticas

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha ofrecido hoy a su partido como garante de la estabilidad en España frente a un presidente del Gobierno como Mariano Rajoy al que ha caracterizado como "el mayor factor de inestabilidad" del país y un PP "agotado", "dividido" y "asediado por la corrupción".

Sánchez ha reivindicado su proyecto político de cara a las elecciones generales en su intervención en el XXXI Círculo de Economía de Sitges, donde ha expuesto algunas de las propuestas económicas y de regeneración democrática que el PSOE ha ido desgranando en los últimos meses.

Ante este foro, conformado por los principales empresarios catalanes, ha salido al paso de que Rajoy se muestre ante los españoles como el adalid de la estabilidad, máxime tras los resultados de las elecciones municipales y autonómicas del pasado domingo.

Ese mensaje del jefe del Ejecutivo ha sido rechazado por el líder de la oposición al afirmar que, en realidad, Rajoy es "el mayor factor de inestabilidad política, económica y territorial".

"El factor de inestabilidad en España se encuentra en la Moncloa y se llama Mariano Rajoy", ha subrayado antes de explicar que la inestabilidad proviene de decisiones como la reforma laboral, la amnistía fiscal o los recortes sociales, así como de no asumir responsabilidades por el caso Bárcenas o afrontar con "desdén" el problema territorial.

A su juicio, los comicios del 24 de mayo han puesto de manifiesto que el PP "está a las puertas de perder las elecciones" generales y que se trata de un partido "dividido", con un proyecto "agotado" y "asediado por la corrupción".

También considera demostrado que la mayoría de los españoles desea abrir un tiempo de cambio presidido por la estabilidad y el diálogo y en el que cree que debe abordarse una reforma de la Constitución, hacer frente a la corrupción y modernizar la economía para lograr una recuperación para todos.

Y cree que la única alternativa para dirigir "con humildad" ese nuevo tiempo es el PSOE. "Nosotros -ha augurado- gobernaremos ese cambio estable y coherente".

Ante las dudas sobre la unidad del PSOE que le ha planteado el presidente del Círculo, Antón Costas, Sánchez ha garantizado que está unido y es el que hace una autocrítica "más intensa y prolongada en el tiempo".

Así, ha asumido que su partido debe tomar nota de lo que ha pasado en las grandes ciudades el pasado domingo para volver a ser el proyecto que ilusione a los jóvenes.

Además, ha contrastado el que considera enriquecedor debate interno del PSOE con el surgimiento de fuerzas políticas muy vinculadas a una persona, un hecho que cree que resta riqueza al debate político dentro de esos partidos.

En cuanto al debate soberanista en Cataluña, ha exigido al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que renuncie a su "estrategia frentista" con el Estado, y a Rajoy que abandone su "inmovilismo" y avale una reforma de la Constitución.

Ha explicado que la alternativa que plantea el PSOE no rompe con el modelo autonómico, pero "lo hace evolucionar hacia fórmulas federales exitosas".

Respecto a las críticas de la Generalitat a la gestión del ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha precisado que sus errores no sólo los ha sufrido Cataluña, sino todos los españoles.

Además, en tono irónico y ante las informaciones que apuntan a un relevo de Wert por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha pedido a Rajoy que lo evite para que la educación y la cultura no tengan que "sufrir" a ambos en una misma legislatura.

Sánchez ha aprovechado su intervención para volver a pedir a Rajoy que comparezca en el Parlamento después de las nuevas decisiones judiciales sobre el caso Bárcenas y para enumerar las iniciativas que ha venido proponiendo para hacer frente a la corrupción.

En el ámbito económico ha expuesto igualmente algunas de las medidas que ha venido defendiendo para lograr una recuperación económica "justa" y se ha rebelado contra el mensaje de Rajoy de que la actual política económica es la única buena para España.

Por contra, cree que esa política haría de España uno de los países con un Estado del bienestar más débil de la UE en la próxima legislatura

Sánchez promete volcarse en la educación y la innovación, así como ayudar a las empresas para que puedan ser cada vez más grandes.

"Mi Gobierno será un gran dinamizador de la economía", ha asegurado el líder socialista, quien ha dicho que quienes quieran una educación pública, una sanidad universal y una mayor inversión en ciencia y tecnología, así como recuperar los derechos de los trabajadores y combatir la pobreza, podrán entenderse con su partido.

Una fuerza política que ha calificado de "ambiciosa" en contraposición con la "resignación" que, en su opinión, ofrece el PP.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha