eldiario.es

Menú

Frankfurt apuesta por el coche eléctrico mientras decide qué hacer con los diésel

Destacan modelos cero emisiones de tamaño contenido como los Mercedes EQA y Smart EQ, el Mini Electric Concept y el Honda Urban

La apuesta más futurista la representa el Audi Aicon con nivel 5 de conducción autónoma: ya sin volante, pedales ni cinturón de seguridad

- PUBLICIDAD -
Audi Aicon.

Audi Aicon.

Hasta el próximo día 24 de septiembre estará abierto al público el 67º Salón de Frankfurt, en una edición que recibe una auténtica avalancha de modelos electrificados y autónomos que se inclinan por una carrocería dominante, la del tipo todocamino o SUV.

Sin ánimo de detallarlos todos, los vehículos de este formato que más han llamado la atención de la prensa especializada en las jornadas consagradas a ella han sido el imponente BMW Concept X7 iPerformance, anticipo del futuro SUV grande de la marca bávara, los nuevos Porsche Cayenne, Toyota Land Cruiser y Jaguar E-Pace, el más modesto Citroën C3 Aircross y la versión revisada del superventas Dacia Duster, entre otros.

Nuevo Dacia Duster.

Nuevo Dacia Duster.

El grupo coreano que agrupa a Hyundai y Kia ha mostrado los todocamino del segmento B en los que ambas marcas tienen depositadas grandes esperanzas, el Kona y el Stonic respectivamente, y Volkswagen-Audi ha hecho lo propio con otros dos modelos que son primos hermanos: los Seat Arona y Skoda Karoq.

La apuesta más futurista del consorcio alemán consiste en dos declinaciones de una misma fórmula. Tanto el Volkswagen I. D. Crozz como el Audi Elaine garantizan 500 kilómetros de autonomía gracias a sus dos y tres motores eléctricos, y el segundo anuncia además conducción autónoma de nivel 4.

En otra vuelta de tuerca más, el Audi Aicon se presenta con cuatro motores eléctricos, entre 700 y 800 kilómetros de autonomía, nivel 5 de conducción autónoma y ya sin volante, pedales ni cinturón de seguridad…

Naturalmente, los ojos de todos (periodistas o no) se irán estos días hacia el fastuoso Mercedes-AMG Project One, que se sirve de su tecnología derivada directamente de la Fórmula 1 para alcanzar más de 1.000 caballos de potencia y una aceleración de 0 a 200 km/h (no 100) en menos de 6 segundos.

Mercedes-AMG Project One.

Mercedes-AMG Project One.

Junto a este hiperdeportivo se muestran los Lamborghini Aventador Roadster, Bentley Continental GT, Lotus Evora GT430, Porsche 911 GT3 Touring Package y Ferrari Portofino, sucesor del California T.

Entre los deportivos a escala humana, mencionemos el adelanto del futuro Kia Procee’d, las renacidas siglas GSI en el Opel Insignia y el Seat León Cupra R, de 310 CV y limitado a 799 unidades.

Abundantes son también los modelos 100% eléctricos de tamaño contenido como los Mercedes EQA y Smart EQ –futuro Car2Go autónomo–, el Mini Electric Concept y el pequeño Honda Urban, además de la tercera generación del eléctrico por excelencia, el Nissan Leaf, ahora con autonomía de 378 kilómetros.

Esta gran variedad de propuestas es la que brilla de puertas afuera del Salón. Mientras tanto, entre bastidores, la industria alemana –la que se exhibe de manera más directa en este motorshow que se alterna con el de París– se debate entre desmarcarse del todo o no de los motores diésel, que siguen suponiendo la mitad del mercado total en Europa.

- PUBLICIDAD -