eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Hornachos convierte en fiesta su pasado morisco

La localidad pacense celebra hasta el 26 de junio el V Festival Morisco con mercado y ambientación callejera, música, teatro y visitas guiadas

Tomar té moruno, asistir en directo a la actuación de un faquir o de un encantador de serpientes es posible durante estos días

- PUBLICIDAD -
Hornachos Festival Morisco

El pasado morisco de Hornachos está presente en sus monumentos y en sus calles. Normal, porque hasta 1610 toda la población de esta localidad pacense era morisca y  en  esa fecha se vio forzada a emigrar tras la expulsión decretada durante el reinado Felipe III. Salieron con la casa a cuestas y eligieron como destino la costa norteafricana, donde crearon la República de Salé con la que actualmente están hermanados, aunque después intentaron comprarle la villa al rey por aquello de que uno siempre quiere volver al lugar en el que se encuentran sus raíces.

Todo ese pasado se está investigando y recuperando en los últimos años. Fruto de ello es el Centro de Interpretación de la Cultura Morisca de Hornachos que se abrió en 2011 y, también, la quinta edición de su Festival Morisco que convierte la historia en motivo de fiesta callejera. Se va a celebrar hasta el día 26 con ambientación y animación, mercado de época en el entorno de San Francisco, recreaciones teatrales de momentos de conflicto que se vivieron previamente a la expulsión, visitas guiadas, conferencias y música.

Faquires y encantadores de serpientes

El zoco es uno de los escenarios principales del Festival Morisco de Hornachos, ese punto de reunión en el que se vive especialmente el ambiente festivo. Abre a las 19.00 horas del viernes 24 de junio y echará el cierre a las puertas de la madrugada. El fin de semana amplía el horario de 12.00 a 15.00 y de 19.00 a 00.00, con bailarinas, músicos y hasta un encantador de serpientes. Uno de los toques exóticos que recuerdan ese pasado musulmán de Hornachos, donde además habrá actuación de un faquir el sábado a la una de la madrugada, con cama de pinchos y bocanadas de fuego.

En ese mercado está muy presente la lucha a la que tuvo que hacer frente el pueblo y se hace visible con un campamento morisco, exposición de armas, exhibición de tiro y de atuendos militares, entre otras actividades relacionadas con lo castrense.

La gastronomía también encuentra sitio en el Festival Morisco de Hornachos, donde se puede probar té moruno y postres caseros elaborados con recetas de base árabe.

El teatro de calle se vive en esta celebración, el viernes a las 22.30 con la Noche de Ánimas, que meterá el susto en el cuerpo de más de uno y el sábado a las 20.30, con la representación de los momentos más conflictivos que se vivieron previamente a la expulsión. Y hay sitio para la música, moderna y culta. La primera sonará el sábado en el Moriscorock 2016, con The Buzzos, La Ira y Escuela de Calor desde las 23.00 en la Plaza del Pilar de San Francisco y la segunda el domingo, a las 21.00, en el conventual de San Francisco y en las voces de la Coral Municipal de Hornachos.

Conocer la localidad de la mano de guías especializados es otra alternativa que se ofrece el sábado y el domingo con salida a las diez de la mañana desde la Oficina de Turismo.

El Festival Morisco de Hornachos es otro producto turístico de recreación histórica con el que se da a conocer el pasado de Extremadura de una forma entretenida.

 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha