eldiario.es

"Confiamos en que la gente sabe distinguir entre unos y otros"

Adel Najjar, imán en la mezquita de Badajoz, sobre la masacre de París

En Extremadura viven 70.000 musulmanes

- PUBLICIDAD -
Imán de Badajoz

Adel Najjar, imán de Badajoz

"Todos los que defendemos la libertad tenemos que estar en contra de la masacre, en contra de los asesinos de París". Así se expresa el portavoz de la Unión de Comunidades Islámicas de Extremadura e imán de la mezquita de Badajoz, Adel Najjar.

Asegura que su gente lo está pasando muy mal tras el terrible suceso a manos de radicales, que son momentos muy difíciles, pero que ha recibido muchas muestras de solidaridad y apoyo por parte de sus vecinos extremeños. "Nosotros también nos sentimos víctimas de lo ocurrido, pero confiamos en que la gente sabe distinguir entre unos y otros", expresa. Najjar, que procede de Gaza, tiene claro que el asesinato de 12 personas no tiene nada que ver con su mentalidad ni con su actitud, "pero es un momento difícil porque nos han hecho daño a los millones de musulmanes que convivimos en Europa".

"La masacre no se hizo pensando en el interés de los musulmanes sino con una mentalidad contraria al Islam. El radicalismo es ciego y este grupo de personas quiere secuestrar nuestra religión", subraya. Espera que este suceso no afecte a la convivencia en Extremadura, una tarea en la que lleva décadas trabajando.

En la región conviven actualmente unos 70.000 musulmanes y en el año 2011 la Fundación Pluralismo y Convivencia premió a la comunidad pacense como 'mejor referencia' a nivel nacional', un reconocimiento del que Najjar siempre se ha sentido muy orgulloso. Por ello, insiste: "La gran mayoría de musulmanes convive perfectamente en Europa, pues han aceptado formar parte de esta sociedad, y si hay episodios de islamofobia, deben combatirse a través del marco constitucional".

"Si no estamos de acuerdo con las caricaturas, la forma de protestar es dentro del marco de derecho de la Constitución Europea". Y añade: "Yo personalmente no creo que esas viñetas sean libertad de expresión. Ofender al profeta no es libertad de expresión. ¿Qué es lo que vamos a ganar con esas ofensas? Eso a los musulmanes nos duele mucho. No obstante, ¿matar a doce personas es defender al profeta? Para nada, eso nos duele mucho más, porque no tiene nada que ver con el Islam, sino con mentalidades sucias que sólo dañan".  

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha