eldiario.es

Menú

GALICIA

Santiago da quince días a los Franco para que devuelvan las estatuas de la catedral

El alcalde, de Compostela Aberta, envía un requerimiento a la hija del dictador anunciando acciones legales si no entrega las figuras y Feijoo lo apoya

La Fundación Francisco Franco ha anunciado este jueves que reabre el Pazo de Meirás a las visitas

Santiago encuentra los papeles que certifican que las esculturas en manos de los Franco son propiedad municipal

- PUBLICIDAD -
Esculturas del Pórtico de la Gloria en propiedad de los Franco

Esculturas del Pórtico de la Gloria en propiedad de los Franco

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, ha enviado un requerimiento a la familia del dictador Francisco Franco para que devuelva al Ayuntamiento las figuras del Pórtico de la Gloria de la catedral que tiene en su propiedad. En una carta a su hija, Carmen Franco, el regidor da quince días a los familiares del general golpista para que entreguen las figuras, antes de emprender acciones legales. Esta reclamación llega después de que el Ayuntamiento anunciase la semana pasada que encontró los documentos que acreditan que las esculturas de Abraham e Isaac son propiedad municipal.

Escrito remitido por el Ayuntamiento de Santiago a Carmen Franco reclamando las estatuas de la catedral

Escrito remitido por el Ayuntamiento de Santiago a Carmen Franco reclamando las estatuas de la catedral Praza Pública

Las estatuas se encuentran en la actualidad formando parte de una exposición temporal en el Pazo de Xelmírez, junto a la catedral, muestra que es continuidad de la que hubo en el Museo del Prado entre noviembre de 2016 y marzo de 2017 sobre la obra del Maestro Mateo. Sería el Museo de la Catedral y como exhibición permanente, según dice Noriega en la carta, el destino idóneo de las figuras.

Las dos estatuas, que representan a Abraham e Isaac, están en manos de la familia del dictador, a pesar de que no existe ningún documento de cesión por parte del Ayuntamiento de Santiago, que las adquirió en 1948 por 60.000 pesetas. Así se lo recuerda Noriega a la familia del dictador. El documento notarial de compraventa, así como el resto del expediente, fue encontrado tras un trabajo de documentación llevado a cabo en las últimas semanas en los archivos de la Universidad de Santiago de Compostela en colaboración con historiadores de esa institución. En ese documento se condiciona la venta a que las esculturas no salgan del patrimonio municipal ni por enajenación, donación, concesión de depósito o cualquier otra figura, ya que en caso contrario debería indemnizarse al propietario anterior con 400.000 pesetas.

El presidente de la Xunta, el popular Alberto Núñez Feijóo, enfrentado habitualmente con el gobierno local de Santiago, ha mostrado este jueves su apoyo a la decisión del Ayuntamiento. Según dijo, la actuación municipal es similar a la que pretende el Gobierno gallego para la devolución del Pazo de Meirás previa demostración de que Franco lo obtuvo de manera ilegal. “Si está documentada [la petición], me gustaría que el Ayuntamiento y el patrimonio de Galicia recuperase esos bienes”, dijo Feijóo, para añadir a continuación que “hay que acreditar pruebas, y creo que se construyó bien ese expediente”, en relación al trabajo de documentación realizado en Santiago. Feijóo argumentó que eso es también lo que quiere hacer la Xunta para que el Pazo de Meirás pase a titularidad pública, “primero acreditar la titularidad de esos bienes” para luego “acudir a los juzgados”. Esa propuesta, lanzada por Feijóo la semana pasada, despertó recelos en la oposición, que sospecha que el Gobierno gallego quiera hacer una comisión de estudio a la medida de sus intereses.

Feijóo también ha valorado este jueves la denuncia presentada este miércoles por el BNG ante la ONU contra los Franco. El presidente insinuó que BNG y En Marea estarían sobreactuando con su sucesión de iniciativas sobre el patrimonio de los Franco de las últimas semanas. “Ahora fueron a Suiza”, ironizó sobre los nacionalistas. Pero sobre la iniciativa en sí dijo que “está bien, nosotros no estamos para nada en contra de lo que se haga para recuperar el patrimonio”. Feijóo sí matizó que considera que otras actuaciones tienen más “utilidad”

La Fundación Francisco Franco vuelve a abrir Meirás

La decisión del Ayuntamiento de Santiago de reclamar por la vía judicial las estatuas coincide en el día con otra alrededor de la polémica sobre el patrimonio de los familiares del dictador. La Fundación Francisco Franco anunció que este viernes 22 de septiembre  se retomarán las visitas al Pazo de Meirás, que la entidad fascista había suspendido el pasado 8 de septiembre por "motivos de seguridad" y tras la  acción simbólica de ocupación que había llevado a cabo el BNG tan sólo unos días antes.

Las visitas, obligadas por la consideración del inmueble como Bien de Interés Cultural (BIC), se reinician este viernes con "cuatro turnos de una hora que serán a las 9, 10, 11 y 12 horas", tal y como aclara la Fundación en su página web, en la que aporta un teléfono y una dirección electrónica para hacer las reservas. Son los mismos que se indican en la página de Turismo de la Xunta de Galicia y a los que había que dirigirse antes de que se cancelasen las visitas.

Los últimos días dispuestos para las visitas a Meirás fueron el 30 y el 31 de agosto -en ese período estival los Franco concentran la teórica apertura de puertas en el inicio y en el final del mes para pasar las vacaciones sin interrupciones-. En la primera de esas jornadas miembros del BNG trasladaron su reivindicación de devolución del edificio al propio edificio mediante una ocupación simbólica que acrecentó el debate sobre la propiedad, entregada al general golpista en 1938 a través de una comisión liderada por el banquero Pedro Barrie de la Maza, organismo que canalizó aportaciones económicas obligatorias del personal público y recaudó dinero con patrullas supervisadas por la Falange.

La Fundación Franco respondió a esa acción de protesta con diversas críticas en redes sociales, pero también con un aviso en su sitio web, el mismo que empleó en las últimas semanas para difundir textos propagandísticos sobre la "grandeza" del dictador o con consignas negacionistas sobre la represión franquista. En ese aviso la entidad indicaba que "por motivos de seguridad" las visitas al Pazo de Meirás quedaban "canceladas hasta nueva orden".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha