eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Merkel frena el reconocimiento del matrimonio homosexual en Alemania

El éxito del referéndum de Irlanda provocó una declaración de la Cámara Alta en favor de la igualdad en los matrimonios

Los conservadores de Merkel alegan que esa medida no está en el pacto de coalición que firmaron con los socialdemócratas

- PUBLICIDAD -
Una votación previa del Parlamento alemán da una gran mayoría para las ayudas a Grecia

El ministro de Economía, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, junto a Merkel en el Bundestag.

Entre las consecuencias internacionales asociadas a la abrumadora victoria del 'sí' en el referéndum irlandés sobre el matrimonio gay celebrado en mayo, figura el nuevo empuje a favor de los derechos del colectivo homosexual en Alemania. En el país de Angela Merkel, aunque las parejas del mismo sexo puedan acogerse a una figura legal que oficializa su vida en común, la Eingetragene Lebenspartnerschaft –“unión civil”–, los homosexuales no pueden contraer matrimonio.

Animado por el 'sí' en Irlanda, el Bundesrat (la Cámara Alta alemana) aprobó en junio una resolución a favor del reconocimiento del matrimonio homosexual y de los derechos de adopción para las parejas homosexuales. “El Bundesrat hace un llamamiento al Gobierno federal para poner fin a la discriminación contra las parejas del mismo sexo y para que se las trate de manera plenamente igualitaria frente a las parejas de distinto sexo en la ley federal”, se leía en el texto aprobado. Según dicho documento, acabar con esa marginación de las parejas homosexuales incluye realizar los cambios que precise el Código Civil para crear los “derechos de adopción” para las parejas del mismo sexo.

En la votación del Bundesrat, hubo 40 votos a favor de 69 posibles. “Esa votación es un símbolo, el segundo, de hecho, porque ya se votó algo así en 2013, para que las regiones regidas por partidos progresistas dijeran al Gobierno federal que hay que actuar en esta materia”, dice a eldiario.es desde Colonia en una conversación telefónica Klaus Jietz, secretario general de la Federación de Lesbianas y Gays de Alemania (LSVD, por sus siglas en alemán). Para él, la resolución del Bundesrat llegó como una “reacción al plebiscito irlandés, donde el triunfo del 'sí' fue muy claro, tanto que nunca nos habríamos imaginado un resultado así" (62% de votos por el 'sí').

Según algunas encuestas, hasta tres de cada cuatro alemanes están a favor de la legalización de lo que los activistas del colectivo de gays y lesbianas llaman Ehe für Alle, “el matrimonio para todos”. “No defendemos la idea de un matrimonio para los gays, sino la de un matrimonio igual para todos, para las parejas del mismo sexo y para las parejas de personas de sexo diferente”, explica la LSVD. En vista de lo popular en Alemania que es esta idea, Jietz entiende que incluso en el “Bundestag ya existe una mayoría que podría aprobar el matrimonio para todos”.

Maria Luise 'Malu' Dreyer, primera ministra socialdemócrata del Land de Renania-Palatinado, en el suroeste germano, se ha referido al matrimonio para todos como “una idea poderosa a la que le ha llegado la hora”. Sus colegas en el Ejecutivo del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) pueden pensar lo mismo. Pero, según Heiko Maas, ministro de Justicia germano y miembro del SPD, “aún no hemos alcanzado el objetivo” que sería aprobar una ley que igualara las uniones de homosexuales con las de heterosexuales.

"Prisioneros en la gran coalición"

Esto es así, entre otras cosas, porque “los socialdemócratas están prisioneros en la gran coalición”, según Jietz. Desde principios del año pasado, el SPD gobierna en coalición con la conservadora Unión Cristiano Demócrata (CDU) que lidera Angela Merkel. La cuestión del matrimonio homosexual no está incluida en el documento acordado por CDU y SPD tras las últimas elecciones generales y gracias al cual ambos partidos gobiernan formando una “gran coalición” que controla 505 de los 631 escaños del Bundestag.

“Los socialdemócratas no van a votar a favor de una ley del matrimonio para todos porque no van a romper la coalición por este tema”, lamenta Jietz. De ahí que el portavoz de la canciller, Steffen Seibert, haya recordado en este contexto que “los matrimonios de parejas del mismo sexo no son un objetivo para este Gobierno”.

Todo lo que esté fuera del acuerdo entre CDU y SPD, al parecer, no tiene cabida en la agenda del Ejecutivo. En este sentido, Thomas Jäger, bloguero y politólogo de la Universidad de Colonia ha señalado que el “Gobierno alemán es incapaz de hacer reformas de forma espontánea e incapaz de acompañar la evolución de los tiempos”, pues ni SPD ni CDU “tienen el coraje para afrontar nada que no sea lo previamente establecido en su acuerdo para formar la coalición”.

Desde el colectivo de gays y lesbianas apuntan que no prospera el matrimonio para todos por culpa de la CDU. “Los conservadores están bloqueando que se legisle sobre el matrimonio para todos”, según asegura el secretario general de la Federación de Lesbianas y Gays de Alemania.

La CDU tiene 255 escaños en el Bundestag y su partido hermano, la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), 56. La suma de ambos es más que suficiente para evitar que se legisle en esta delicada materia. “En los días de la negociación para alcanzar el acuerdo de coalición, la actual ministra de familia, Manuela Schwesig (socialdemócrata), ya amenazó con dejar las negociaciones porque los conservadores no querían abordar el tema, o sea, que éste es un asunto que levanta fricciones”, recuerda Jietz.

Además, “Angela Merkel no se deja impresionar”, mantiene el líder de la LSVD. Sobre esta materia, la canciller está siendo fiel a su instinto. En la última campaña electoral, la canciller dijo que le “costaba” aceptar la idea de que las parejas del mismo sexo alcancen una “igualdad total” porque se sentía “insegura” al pensar en los efectos de dicha igualdad sobre “el bienestar de los niños”. “Después de haber renunciado a cosas como la energía nuclear y haber aceptado muchas ideas del SPD, los conservadores alemanes se preguntan qué les separa de los socialdemócratas. Tal vez este tema del matrimonio para todos esté sirviendo a Merkel para marcar diferencias”, concluye Jietz.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha