eldiario.es

Menú

Madrid se prepara para un fin de año cerrado al tráfico masivo

El Ayuntamiento de la capital ha activado por primera vez el escenario 3 del protocolo de medidas anticontaminación 

Se prevé que el nivel de polución no mejore hasta después del fin de semana, coincidiendo con la celebración de Nochevieja y Año Nuevo

Guía: Todas las respuestas sobre las restricciones de tráfico en Madrid

- PUBLICIDAD -
Contaminación en Madrid. Foto: Sergio Cambelo | Flickr

Contaminación en Madrid. Foto: Sergio Cambelo | Flickr

Este jueves se ha activado el escenario 3 del protocolo por contaminación atmosférica en Madrid por primera vez en su historia. Este estadio añade la restricción de la circulación en la almendra central de la capital a la mitad de los vehículos desde las 06.30 a las 21.00 horas. Desde el Ayuntamiento reconocen que las previsiones meteorológicas "no son buenas", por lo que podría darse que durante los próximos días continúe activo el protocolo, coincidiendo con Nochevieja y Año Nuevo. 

Tal y como anunció este miércoles la primera teniente de alcalde, Marta Higueras, el Consistorio madrileño ha adoptado esta medida debido al "aumento de la contaminación de dióxido de nitrógeno (NO2) y las previsiones desfavorables de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para los próximos días".

Escenario 3

El escenario 3 del protocolo de medidas por episodios de alta contaminación recoge, además de las medidas ya en vigor en los escenarios 1 y 2, la prohibición de la circulación a los vehículos en el área interior a la M30, dependiendo de su matrícula. Así, los días pares se permite el tráfico a los automóviles con número de matrícula acabado en número par o 0; y los días impares, a los vehículos cuya matrícula termine en número impar. 

Si este estadio continua en vigor hasta el fin de semana, los vehículos con matrícula finalizada en cifra par no podrán transitar por  Madrid centro ni el sábado 31 de diciembre ni el domingo 1 de enero teniendo que recurrir a otros medios de transporte. Por el contrario, los conductores con matrícula terminada en impar no se verán afectados por la restricción ni en Nochevieja ni en Año Nuevo. 

Aquellos conductores que circulen por el centro de la ciudad sin permiso se expondrán a multas de 90 euros, o 45 en pronto pago. Las sanciones correrán a cargo de la Policía Municipal de Madrid, que realizará controles aleatorios a aquellos que circulen por el interior de la M30. Esta norma se aplica a todos los conductores madrileños, residan o no en el centro de Madrid, pero incluye varias excepciones.

El Consistorio recomienda a los madrileños que vayan a viajar al centro desde las diferentes partes del área metropolitana, el uso del transporte público, que se verá reforzado durante los días en los que el protocolo se encuentre activo.

A tal efecto, la Empresa Municipal de Transportes amplía la cobertura en un total de 55 líneas de la red de autobuses, que conectan, sobre todo, los distritos de la periferia con el centro de la capital. Ademas, se encuentra operativo un párking disuasorio en la avenida de Portugal para los conductores que accedan a Madrid por la carretera de Extremadura (A5). Allí podrán aparcar sin coste alguno durante el horario en el que se aplica la normativa.

Transporte público en Nochevieja y Año Nuevo

Fuentes del Gobierno regional han informado a eldiario.es que los medios de transporte público competencia de la Comunidad de Madrid continuarán con el Plan de Navidad vigente. Este plan incluye "un refuerzo estructural y una incorporación de 360 conductores", pero no se lanzará ningún dispositivo especial con motivo del protocolo anticontaminación. "El transporte público madrileño está lo suficientemente dimensionado" para este tipo de situaciones, dicen,  pero no descartar reforzar las líneas de autobuses interurbanos en caso de que fuera necesario.

Así las cosas la reducción del horario planificado para Año Nuevo continua en vigor en  Metro de Madrid, Metro Ligero, Cercanías Renfe y autobuses. En Año Nuevo, Metro de Madrid funcionará desde las 07.00 hasta las 21.40 en lugar del horario habitual, de 06.00 a 01.30. En el caso de los autobuses, las líneas diurnas terminarán a las 22.00 horas, y media hora más tarde comenzarán las nocturnas. El servicio de trenes de Cercanías Renfe, por su parte, también finalizará "antes de los horarios habituales". 

En la rueda de prensa que ofrecieron a los medios Marta Higueras y la responsable de sostenibilidad del Ayuntamiento, Paz Valiente, explicaron que durante las fiestas ha disminuido la afluencia de automóviles "al reducirse la hora punta", aunque ha aumentado "un poco" durante los horarios comerciales. 

"Las previsiones son malas" 

Aunque en esta época hay menos tráfico, "hasta febrero se suele dar una situación atmosférica muy difícil en Madrid": se origina un anticiclón que contribuye a que la emisión térmica producida en la ciudad se acumule y no ventile. Según ha explicado Ana Casals, portavoz de Aemet, se esperan cielos soleados y ausencia de viento todo el fin de semana y, hasta el domingo por la tarde o lunes por la mañana no se prevé una mejora de la situación. Será entonces cuando "la  llegada de una borrasca por el oeste peninsular afecte a Madrid y pueda dispersar la contaminación", ha explicado.

Desde el Ayuntamiento fueron claros en afirmar que "las previsiones son malas". "No vamos a anticipar ninguna decisión sin tener datos concretos", añadieron. Cada madrugada el Ayuntamiento recibe información de la Aemet y, en base a ella, el equipo municipal responsable se reúne por la mañana para dictaminar qué medidas se tomarán al día siguiente. Higueras aseguró que, a pesar de la imposiblidad de conocer la situación del tráfico madrileño con más de 24 horas de adelanto, se comunicarán los cambios "con la antelación suficiente para que no haya ningún problema". 

C's y PP critican las medidas

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, se ha manifestado en contra de las medidas, argumentando que no suelen dar resultado y acaban siendo perjudiciales para los ciudadanos. " Esto de las restricciones son viejas medidas que se han practicado en otros sitios, que no ha dado gran resultados y se convierte en gran problema para el acceso al trabajo de muchas personas que tienen la desgracia de no vivir en Madrid", ha comentado en el Congreso. 

También ha criticado la normativa el portavoz del PP adjunto en el Ayuntamiento de Madrid, Íñigo Henríquez de Luna, alegando que la restricción responde a una "política ideológica" del Gobierno municipal.

Desde Ciudadanos, su portavoz en el Ayuntamiento, Begoña Villacís, ha lamentado que el Consistorio restrinja el tráfico privado sin ofrecer al mismo tiempo alternativas a los ciudadanos como aparcamientos disuasorios o carriles para bicicletas. "No estamos trabajando en serio un par de calidad del aire, a largo plazo, con medidas con vocación de permanencia que atienden el problema estructural de la contaminación en Madrid", se ha lamentado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha