eldiario.es

Menú

La factura "colateral" de la M30 de Gallardón: 800 millones adicionales que no se contaron como sobrecostes

Numerosas obras vinculadas a la M30 fueron sacadas de su presupuesto y su coste fue asumido por las concejalías 

Con estos gastos adicionales la factura por la circunvalación de Madrid asciende a casi 10.200 millones

Los otros costes "colaterales": entre 12.000 a 15.000 árboles fueron talados, la mayoría de ellos sanos y algunos de especies protegidas

- PUBLICIDAD -
En el centro, el exalcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón

En el centro, el exalcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón

Los sobrecostes de la M30 son difíciles de cuantificar diez años después de que el entonces alcalde Alberto Ruiz Gallardón inaugurara por completo la obra estrella de su primer mandato. Así lo han denunciado en numerosas ocasiones el PSOE y Ahora Madrid, que ponen sobre la mesa una serie de sobrecostes "colaterales" que asumió el Ayuntamiento de Madrid de su presupuesto municipal y que nunca se cuantificaron como costes de M30 pese a que se hicieron para ese fin. Esa factura asciende al menos a 800 millones, pero "probablemente sea más", explican desde el PSOE.

¿Por qué? Porque durante el tiempo récord en el que Gallardón levantó la macroinfraestructura para llevarla a las elecciones que le supusieron la reelección en 2007, otras áreas de Gobierno también contribuyeron con parte de su presupuesto a que la vía saliera adelante. De los 9.400 millones que se cuantifican oficialmente que ha costado la infraestructura, 3.700 fueron por las obras, mientras que el resto se destinó a financiación y mantenimiento. Esa cantidad ascendería a 4.500 millones si se suman todas las obras adicionales e imprevisto que se tuvieron que hacer para llevar a cabo la vía. Lo presupuestado inicialmente, 2.500 millones se calcula, con estos costes adicionales se duplicó. El montante final con el mantenimiento y la financiación asciende a cerca de 10.200 millones de euros.

429 millones que asumió Medio Ambiente

El soterramiento en túneles de una parte importante de la M30 afectó a los colectores, en especial los que corren paralelos al río Manzanares. Además, regular el caudal del río y evitar avenidas que pudieran afectar a los túneles "llevó a la construcción de una red de estanques de tormentas a lo largo del cauce del Manzanares", explica a eldiario.es Mercedes González, del grupo municipal socialista. Los estudios técnicos de esas infraestructuras, la redacción de proyectos y la construcción de las mismas costaron 429 millones de euros que no fueron cargados sobre los proyectos de reforma de la M30, sino que fueron vía presupuestos del propio Ayuntamiento en el área de Medio Ambiente.

A eso hay que sumarle otros 25 millones de los proyectos de licitación de las obras de la vía. La ejecución de la construcción sí fueron cargadas al presupuesto para M30, pero la redacción de los proyectos, no. Asumió esta partida la concejalía de Urbanismo. Desde el Consistorio denuncian que, dado que los proyectos se redactaron por empresas diferentes a las que la ejecutaron (ACS, Ferrovial, OHL), eran estas las que debían haber autorizado el modificado que suponía encarecer las obras. "El proyectista debe mostrar su conformidad o disconformidad con el proyecto modificado, es imposible saber si se dio porque no tenemos acceso al expediente para ver si se tramitó", explican fuentes municipales.

"Los más de 800 millones que se gastaron en obras adicionales no vienen con el apellido M30, si se suma esa cantidad el coste total asciende a los 10.400 millones", subraya el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato.

Para llegar a estos cerca de 800 millones hay que sumar alguna partida más. 330 millones costaron algunas obras que pese estar vinculadas directamente a la M30 no se presupuestaron como tal: las obras de conexión del Distrito de Tetuán con la circunvalación, el eje Sor Ángela de la Cruz - Marques de Viana por un importe de 73,5 millones, las obras de conexión de la Avenida de la Ilustración con la Avenida Ventisquero de La Condesa que costaron 65,2 millones; las obras de construcción de un nuevo túnel en la Avenida de Pío XII, por 42,9 millones; las obras de prolongación del túnel de la calle O'Donnell, por 25 millones, y las obras de construcción del distribuidor subterráneo del A.P.R. 08.04 "Ciudad Deportiva", por 114 millones. Todas ellas a cargo del presupuesto de la concejalía de Urbanismo.

A esto hay que añadir la desaparición de las pistas de tenis de la Virgen del Puerto, el campo de deporte en el Parque de la Arganzuela y el campo de fútbol de Pirámides. En el área de deportes se presupuestaron 2,5 millones para sustituirlas por instalaciones deportivas en el Pasillo Verde. Tampoco se computaron como costes de la M30.

Gastos todavía no cuantificados

Mercedes González (PSOE) explica que "nunca se han cuantificado porque las asumieron las concejalías" y detalla otras acciones de las cuales todavía se desconoce el coste. Una de ellas fue el talado de arbolado público, denuncia la concejala del PSOE. "Las cifras manejadas hablan de 12.000 a 15.000 árboles talados, la inmensa mayoría de ellos perfectamente sanos, algunos de especies protegidas, incluso ejemplares singulares (en el Parque de la Arganzuela se llevaron por delante un roble de 300 años que estaba catalogado). ¿Cuál es el coste de todos esos árboles?", se pregunta Mercedes González.

En este sentido, cabe recordar que la justicia declaró ilegales las obras por la ausencia de la obligatoria Evaluación de Impacto Ambiental respondiendo a la denuncia de Ecologistas en Acción, una sentencia que fue ratificada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. El TSJM, como ya hizo antes el Juzgado de lo Contencioso nº 22, concluyó que era imprescindible la realización previa de un estudio de impacto ambiental, y que "trocear" la obra en diversos proyectos y el hecho de que sea una vía urbana era "irrelevante".

Otra acción "colateral" a las obras de la M-30 fue el derribo del edificio ubicado en la avenida Ciudad de Barcelona, junto al paso elevado de Vallecas, que hubo que derribar porque la tuneladora del by-pass sur pasaría a escasos metros de sus cimientos, y se temió por su desplome. "Hubo que trasladar y realojar a 40 familias en un edificio de la EMVS, que corrió con el coste correspondiente a ese realojo", explica la edil socialista.

Para Mercedes González los problemas que hoy vive Madrid con las cuentas intervenidas por Montoro es consecuencia del "ayuntamiento que dejó Gallardón". Pese a que el equipo de Gobierno de Manuela Carmena ha saneado las cuentas, la desorbitada deuda que dejó el exalcalde con estas obras -más de 7.000 millones- "hipotecaron la ciudad". "La deuda más grande que nunca ha tenido una ciudad europea", recuerda la edil socialista. Tampoco comprende "la mano dura hoy cuando no la hubo con este despilfarro. Hay que recordar que el primer plan económico que presentó el Ayuntamiento de Madrid fue por calle 30 y no se pudo ningún problema".

Estos sobrecostes adicionales son una demostración más de lo que ha significado económicamente y socialmente la M30. Las obras fueron "ilegales" y el modelo escogido para su gestión fue "ruinoso" para las arcas de la ciudad de Madrid, según se desprende de las principales conclusiones del dictamen de la comisión de investigación de la deuda de Madrid que se ha centrado en la M30, en la que participaron Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha