eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Déficit de fósforo

Vincular a Machado con el franquismo es indignante, una burla para quien murió en el exilio y se hizo universal y también la constatación de lo que la falta de fósforo en la dieta de algunos puede ocasionar.

- PUBLICIDAD -
Machado, retratado por Alfonso en el Café de las Salesas, Madrid, 1934

Antonio Machado, retratado en el madrileño Café de las Salesas en 1934.

El alcalde de Sabadell, Maties Serracant, ha dicho: 'Machado se queda', a propósito de un informe sobre cambios en el nomenclátor de la ciudad. El informe, elaborado por el historiador Josep Abad, proponía la retirada del callejero de los nombres de Quevedo, Calderón de la Barca, Bécquer, Goya, Tirso de Molina, Espronceda, Góngora y Antonio Machado. Y al pobre Leandro Fernández de Moratín no lo han mentado porque se conoce que no está colgado en ninguna calle.

La lista de Abad se justifica en que estos autores son "hostiles a la lengua, cultura y nación catalanas" e integrantes del "modelo pseudocultural franquista", lo cual hace preguntarse qué culpa tenían Bécquer y Goya de que un siglo después una dictadura los asumiera como propios como asumió la Cueva de Altamira y no por ello nadie con dos dedos de frente pide su destrucción.

La declaración del alcalde suena a esos enérgicos rechazados que los próceres realizan cuando los planes se les tuercen. La escandalera que se ha montado con la propuesta de Machado ha sido fina y al alcalde le han llamado de todo. Serracant, de Crida per Sabadell, entidad en la que se integra la CUP, en esto no se diferencia de los denostados españoles. Español o catalán, todos son especialistas en que el marrón se lo coma otro, porque este no es un atributo del territorio, es universal.

Yo animaría al alcalde Serracant a que quitara la placa de Antonio Machado. Por una razón muy sencilla: hay que merecerse a Machado. Todos nosotros podemos honrar en el callejero a aquellos hombres y mujeres que consideremos dignos de recordar. Pero también las poblaciones han de merecerse a Fleming, Madame Curie y Machado. Hasta ahora no pensaba que una población no tuviera suficiente entidad como para vincular su nombre con el de una gran figura, pero cada vez tengo más dudas sobre ello.

El autor de 'Campos de Castilla' murió a los dos días de exiliarse. Cruzó la frontera con Francia y falleció en Collioure. Si hubiera vivido más habría tenido muchas papeletas de acabar en un campo de concentración como otros muchos exiliados españoles a los que Serrano Súñer declaró apátridas cuando los nazis se interesaron por su estatus jurídico. Franco, que tampoco hubiera querido ver una placa de Machado en Sabadell, o en ningún otro sitio, estaría de acuerdo con el historiador-baluarte de los valores eternos de lo catalán y sospecho que con mucha gente de la CUP.

Vincular a Machado con el franquismo es indignante, una burla para quien murió en el exilio y se hizo universal y también la constatación de lo que la falta de fósforo en la dieta de algunos puede ocasionar.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha