eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Regalar mascotas por Navidad

Por mucho que me encanten sus miradas, sus tonterías y sus mañas, tengo claro que el cuidado de un animal no es para cualquiera. La decisión de compartir tu vida con ellos sólo se puede tomar desde la serenidad y el conocimiento.

- PUBLICIDAD -
Cientos de perros y sus dueños participan en Perrotón, contra el abandono

Cientos de perros y sus dueños participan en un evento solidario contra el abandono. | EFE

Hace cuatro años, por estas fechas, Nina llegó a casa. Mezcla de bichón y vetetúasaberqué, la encontramos en el refugio que la protectora Aspacan tiene en Laredo. Un amor de perrita que cada vez que llego a casa, sin importar el tiempo que haya pasado, organiza una gran fiesta, me sonríe y me persigue hasta que se cerciora de que no me voy a volver a marchar.

Nina es "pequeña, peluda, suave; tan blanda por fuera, que se diría de algodón". Así es ella; aunque no penséis que no tiene su carácter: cuando salimos a la calle, escanea el adoquinado suelo de Bruselas en busca de comida, gruñe a los perros grandes y ladra a todas las motos que pasan derrochando el ruido de su motor.

Es una más de la familia. Cualquiera (bueno, casi cualquiera) que tenga perro sabe de lo que estoy hablando. Sin embargo, por mucho que me encanten sus miradas, sus tonterías y sus mañas, tengo claro que el cuidado de un animal no es para cualquiera. La decisión de compartir tu vida con ellos solo se puede tomar desde la serenidad y el conocimiento.

Por ejemplo, tenemos que saber que a un perro hay que sacarlo a pasear tres veces al día, llevarlo al veterinario y al peluquero, darle de comer, recoger sus excrementos, desparasitarlo, medicarlo cuando esté enfermo... ¡demonios, no es un tamagochi, es un ser vivo!

Regalos

Por eso, en esta época en la que tendemos a regalar cosas, me gustaría recordaros que los animales  ni son CDs, ni DVDs, ni bicicletas, ni libros, ni un vale por un viaje a la luna; los animales de compañía son seres vivos que sufren (sí, amigos taurinos, sí), que sienten, que ladran y a los que hay que educar y atender adecuadamente.

Son una maravillosa responsabilidad que hay que asumir y no un tierno regalo sorpresa. Por ejemplo, darle a un niño pequeño un perro y esperar que lo cuide como es debido es arriesgado. Deberíais asumir que, por muy responsable que sea el chaval, lo más normal es que vosotros mismos terminéis cuidando del animal sin posibilidad tregua (incluso, cuando os queráis ir de vacaciones y no sepáis qué hacer con él).

Y no, amigos míos, no me vale que lo abandonéis en una cuneta a los dos meses porque no sabíais de qué trataba todo esto. Pensad en que para el perro vosotros y vuestra familia lo sois TODO. Y dejarlo tirado, para que malviva el resto de sus días o para que sea atropellado es algo muy, muy, muy cruel.

Protectoras

Si después de todo esto aún queréis regalar un animalito, adelante. Obtendréis alegría, compañía y una aspiradora que limpiará el suelo de vuestra cocina con suma facilidad. Eso sí, desde estas líneas y con mi complejo de Pepito Grillo moviéndome las cuerdas vocales, me gustaría también deciros que antes de lanzaros a comprar un animal en una tienda, penséis en las vidas de todos aquellos que están en las perreras municipales o a cargo de las protectoras de animales (alabado sea su trabajo).

Pasad por alguna de estas instalaciones y ayudad a que una de estas mascotas viva feliz con vuestra familia. Por lo general, encontraréis maravillosos animales que solo necesitan sentir el calor de un hogar y que, además, no os van a costar ni un euro más que el de los trámites administrativos.

Por favor, si sois conscientes de la responsabilidad que suponen, si la aceptáis, y queréis dar el paso: ¡no compréis, adoptad! Os aseguro que os sentiréis mucho mejor y que no participaréis del oscuro negocio de la cría indiscriminada animales (sobre todo, cuando hay multitud de 'amiguitos' esperando una oportunidad para empaparos con su incondicional amor).

- Guau, guau, guau.

- Sí, Nina, sí. Vamos a la calle ya.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha