eldiario.es

Menú

Ortuzar afirma que PNV intentará gobernar en Álava con un acuerdo "a varias bandas"

Cree que Maroto debe "hacer un poco examen de conciencia" si quiere "seguir siendo alcalde" porque pueden "surgir alternativas"

- PUBLICIDAD -

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha asegurado que la intención de su formación es presidir los Ejecutivos de las tres Diputaciones vascas, por lo que ha asegurado que intentará gobernar en Álava con un acuerdo "a varias bandas".

Además, ha admitido que corresponde a Javier Maroto "abrir el baile" para intentar formar Gobierno en Vitoria, pero le ha advertido de que debe "hacer un poco examen de conciencia" si quiere "seguir siendo alcalde", porque ha quemado todas las naves con la oposición" durante la pasada legislatura y pueden "surgir alternativas".

En una entrevista concedida a RNE, recogida por Europa Press, Ortuzar el líder jeltzale se ha mostrado satisfecho "del apoyo ciudadano" que ha tenido su partido en todos los territorios de Euskadi y ha considerado que es "una buena noticia" para la formación jeltzale, pero "también para el país".

En este sentido, ha destacado que el PNV "ha hecho una campaña muy sincera, muy focalizada y con un mensaje muy claro de que este país necesitaba una forma de gobernar mucho más abierta, más transparente, más basada en el acuerdo y muy centrada en las prioridades que la sociedad ha puesto, que es salir de la crisis económica, crear empleo y, en el caso vasco, ser capaces de asentar la paz y la convivencia después de tantos años de violencia de ETA".

Andoni Ortuzar ha destacado que le hace especial ilusión haber logrado vencer en San Sebastián, que le ha arrebatado a EH Bildu, y ha recordado que ha logrado recuperar esta ciudad, que les había sido esquiva desde hace 28 años".

"Y ha sido el producto también de la dura batalla que hemos librado contra la forma de hacer política de la izquierda abertzale, que en estos cuatro últimos años ha tenido la Alcaldía de Donostia. Por eso, Donostia puede ser el símbolo de estas elecciones y este triunfo electoral", ha destacado.

A su juicio, la gestión de EH Bildu en Gipuzkoa "ha vacunado a la sociedad vasca ante la posibilidad de este tipo de gobiernos tan populistas que llegan a las elecciones diciendo una cosa y, cuando están ocupando el poder, hacen justo la contraria".

"Bildu se presentó como el cambio, como la participación ciudadana, la apertura, y cuando llegó, ha gobernado los ayuntamientos 'manu militari', la participación ciudadana ha brillado por su ausencia, han impuesto el 'ordeno y mando', han hecho unas políticas muy sectarias y la gente que ha quitado rápidamente del horizonte político", ha dicho.

Además, ha recordado que su formación ha sido la primera fuerza en las tres Juntas Generales, aunque ha admitido que "esa fortaleza es desigual, desde los justitos 13 escaños de Araba hasta los 23 mucho más desahogados de Bizkaia y pasando por Gipuzkoa".

Tras recordar que, durante la campaña, los jeltzales han abogado por los acuerdos para asentar "la nueva Euskadi del futuro", ha afirmado que ha habido "dos crisis" que han sido "un gran problema", pero hay que verlas "como una oportunidad".

"Estamos saliendo de una crisis moral y ética que han supuesto los 50 años de ETA y estamos saliendo de una crisis económica que también ha sido muy fuerte y muy dura en Euskadi, y que nos ha tenido, desde el año 2008 hasta ahora, que empezamos a ver la luz al final de túnel, postrados económicamente, con una situación muy difícil", ha añadido.

Por ello, cree que ahora "hay que aprovechar" que se está saliendo "de estas dos crisis, para construir una nueva Euskadi, la del futuro". "Y el PNV es consciente de que, a pesar de que ha tenido unos buenos resultados ahora o los tuvo hace dos años y pico en las elecciones autonómicas, este país es tan plural que no lo podemos hacer solos", ha manifestado.

El presidente del EBB ha señalado que en la Diputación alavesa van a necesitar "más acuerdos todavía, a varias bandas". "Nosotros aspiramos a gobernar las tres diputaciones. Creemos que nos corresponde legítimamente, porque hemos sido la fuerza con más escaños, a pesar de que en el caso alavés, es verdad que el PP está ahí cerquita, pero el PP, en la legislatura pasada, como en tantos otros sitios del Estado, ha quemado sus naves", ha añadido.

En esta línea, ha subrayado que "ha sido incapaz de llegar a ningún acuerdo con nadie". "En Euskadi el Partido Popular se ha autoaislado, él mismo se ha labrado un porvenir tan negro como el que tiene ahora porque no ha sido capaz de llegar a acuerdos, de hablar con nadie y los pocos acuerdos que ha hecho, que los ha hecho, además, con nosotros, luego no nos ha cumplido. Trae una mala tarjeta de presentación para intentar disputarnos ese liderazgo", ha indicado.

Andoni Ortuzar ha asegurado que es consciente de que de los 13 apoderados que han obtenido hasta los 26 necesarios, al PNV "le falta mucho". "Tenemos que buscar acuerdos con los otros partidos que estén dispuestos a arrimar el hombro. Yo creo que lo lograremos porque en Euskadi hay una larga tradición de pactos políticos. Nadie se rasga las vestiduras por tener que pactar y transigir y transar", ha aseverado.

MAROTO

El líder del PNV ha reconocido al alcalde de Vitoria, Javier Maroto (PP), que, al liderar la lista más votada, está legitimado para "abrir las conversaciones" con el fin de buscar mayorías suficientes que le dé estabilidad. "Le reconocemos esa posibilidad de abrir el baile", ha manifestado.

En su opinión, la situación de Vitoria "ha sido todavía más dura" que la de Álava. "El señor Maroto ha hecho una campaña electoral durísima con el tema de la inmigración de la RGI, ha jugado casi en el límite, y a veces lo ha rebasado, del populismo, casi situándose en planteamientos que rayaban con la xenofobia, y eso ha hecho que haya surgido una crispación entre él y el resto de partidos que puede tener consecuencias ahora", ha indicado.

Además, ha recordado que el dirigente popular, tras los comicios, ha salido "sacando pecho", cuando, a su entender, no está pare eso. "Es verdad que ha tenido unos buenos resultados, pero tiene una situación más compleja en su ayuntamiento que la que tenía la legislatura anterior porque ahora ya se ha enajenado cualquier posibilidad de acuerdo con los demás", ha dicho.

Por ello, cree que Javier Maroto "tiene que hacer un poco examen de conciencia y, si quiere seguir siendo alcalde y que no surjan alternativas, tiene que ponerse a la tarea". "El tiene nueve, pero los demás tienen 18. Puede haber alternativas y el PNV tiene memoria, aunque no la suele utilizar para mal. Al lehendakari Ibarretxe le quitó de en medio un pacto PSE-PP con menos legitimidad que la que tendría ahora la oposición para quitarle al señor Maroto", ha subrayado.

Ortuzar ha indicado que ahora "la pelota esté en su tejado, él tiene que trabajar un cambio en Vitoria porque ha salido reforzado en las elecciones, pero, al mismo tiempo, ha quemado todas las naves con la oposición". "Y, luego, veremos", ha dicho.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha