eldiario.es

Menú

El Gobierno de Maroto miente al decir que la remodelación de Mendizorroza les pilla "por sorpresa"

Desde el Gobierno vasco aseguran que en varios encuentros celebrados el pasado 2013 trasladaron a los responsables municipales la necesidad de no demorar más esas mejoras de seguridad en el pabellón.

El Gobierno municipal anunció que fue el pasado 17 de enero cuando les plantearon tres nuevas actuaciones, las vías de evacuación al exterior, un nuevo sistema de extracción de humos en caso de incendios y un ascensor.

Ese simulado desconcierto ante las "nuevas exigencias" de obras en el polideportivo y su elevado coste le sirve de justificación al PP para retomar su apuesta por el infrautilizado recinto del Iradier Arena como escenario para el Jazz.

- PUBLICIDAD -

En el encuentro mantenido entre los responsables municipales y la Dirección de Juego y Espectáculos de Gobierno vasco el pasado 17 de enero, reunión de la que el Gobierno municial de Vitoria, en manos del popular Javier Maroto, aseguró salir sorprendido,  no se dijo nada nuevo. Ni las vías de evacuación al exterior, ni el sistema de extracción de humos en caso de incendios, ni el ascensor forman parte de un nuevo paquete de exigencias que cumplir en el pabellón de Mendizorroza marcadas por la dirección del Departamento de Interior tal y como aseguro el concejal Alfredo Iturritxa en su intervención en la Comisión municipal. Ante el resto de concejales y la prensa declaró que la comunicación de la necesidad de esas obras "les pilló por sorpresa", cuando esas exigencias junto a otras forman parte desde hace más de un año del orden del día de cada uno de los encuentros mantenidos entre ambas instituciones, según han asegurado a eldiarionorte.es fuentes del Gobierno vasco. 

El simulado desconcierto ante las "nuevas exigencias" de obras en el polideportivo pregonado por los populares y el alto coste que supondrá su ejecución, estimado en más de 300.000 euros,  le sirve de justificación al equipo de Gobierno para retomar su apuesta por el Iradier Arena como escenario para el Festival de Jazz. Se trata de un intento más del Ejecutivo de Javier Maroto de dar salida a un recinto infrautilizado desde su inauguración por parte del entonces alcalde, el también popular y ahora portavoz en el Congreso Alfonso Alonso, hace más de seis años. La instalación no ha convencido a promotores ni artistas que se quejan de la pésima acústica del espacio y del mal aislamiento exterior.

Nuevo intento de dar salida a un recinto "maldito"

Los pocos que recalan en Vitoria lo hacen animados por la política de descuentos aplicada en el precio del alquiler del recinto, una práctica que ha sido investigada por la Fiscalía tras una denuncia del PSE. Por 17 espectáculos de diferente índole celebrados el pasado año tan sólo se han recaudado 4.379 euros. El caso está ahora en manos del juez, quien decidirá si archivar la causa o abrir diligencias. 

El recinto "maldito" fue promovido por el Gobierno municipal del popular Alfonso Alonso en el marco de la reorganización urbanística de la manzana de la plaza de toros. Los populares pretendían que el coso -que le salió gratis a Vitoria a cambio de que FCC construyera los pisos y oficinas de la zona- serviría para albergar toda clase de espectáculos culturales y deportivos. Pero el evento cultural por excelencia en Vitoria, el Festival de Jazz, se niega en rotundo a trasladar allí sus conciertos. Prefieren continuar en el obsoleto pabellón de Mendizorroza antes que ir a la plaza. Si las remodelaciones planteadas por el Gobierno vasco en el pabellón de Mendizorroza le parecen muchas al equipo popular, las que tendrá que realizar en el Iradier Arena, a juzgar por el rechazo que suscita el multiusos, no van a ser menos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha