eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

El profesor de la Universidad de Navarra Íñigo González acompaña a las Fuerzas Armadas en tres misiones de paz

Íñigo González, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de Navarra, viajó recientemente con las Fuerzas Armadas a tres misiones de paz en Italia, Turquía y el Líbano.

- PUBLICIDAD -

Durante cuatro días pudo conocer de primera mano la labor de los militares españoles en zonas donde organismos internacionales -la Unión Europea, la OTAN y la ONU, respectivamente- requieren la presencia del ejército. La expedición fue posible gracias al acuerdo entre la Subdelegación del Ministerio de Defensa en Navarra y la Universidad.

En primer lugar, el experto visitó a la Fragata Navarra en el Puerto de Catania (Sicilia). La operación tiene por objetivo combatir el tráfico de personas, regular los flujos de migración y evitar las muertes en el Mediterráneo. El día previo a la llegada del docente, los marines rescataron a 703 personas. "No sé si conseguirán terminar con las mafias, pero esos compatriotas de la Armada salvan vidas. Les importan todas, también se encargan de los mafiosos que capturan", ha afirmado González en un comunicado refiriéndose a los traficantes que actúan en las costas de Libia.

El siguiente destino fue la base aérea de Incirlik. El ejército español se encuentra allí desde enero de 2015, cuando a petición de Turquía la OTAN reforzó la defensa mediante el despliegue de misiles Patriot. Estos artefactos de última tecnología interceptan en apenas un minuto y medio los proyectiles que Siria lanza desde el otro lado de la frontera. "Esta misión de apoyo a Turquía pone de manifiesto el compromiso de España en conseguir la protección, la pacificación y la estabilidad en el área donde nos encontramos", ha manifestado el profesor.

Por último, acudió a la Base Miguel de Cervantes, en Beirut. Desde esta se organiza la Fuerza Internacional de Pacificación en el Líbano (UNIFIL), que -debido a la invasión por parte de Israel en 2006- intenta restaurar la autoridad del gobierno libanés y asegurar la retirada del ejército israelí. Se trata de una misión de contención, pues los actores pueden hacer uso de la fuerza en cualquier momento.

Varias mañanas el experto en Relaciones Internacionales practicó deporte con algunos miembros de la Brigada Paracaidista (BRIPAC). Estos le explicaron que las fuerzas armadas, la policía y la población libanesas "ven a los militares españoles como profesionales que intentan mejorar el medio".

El día de su despedida, el comandante de la BRIPAC obsequió a González con una insignia del cuerpo. "Veo una inmensa capacidad de empatía de nuestras Fuerzas Armadas con las personas que atienden allí donde van. Creo que esto marca la diferencia", ha expresado Íñigo González.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha