eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

El Reyno Arena no abrirá antes de 2015

El Reyno Arena no abrirá en 2014, pese a que el consejero ha anunciado en varias ocasiones que la apertura estaba cerca.

Fuentes del ejecutivo confirman que no se está trabajando en la apertura sino en buscar una rentabilidad económica o social porque no hay dotación presupuestaria.

- PUBLICIDAD -
El pabellón Reyno Arena, visto tras la valla.

El pabellón Reyno Arena, visto tras la valla.

El Gobierno no tiene dinero para equipar el Reyno Arena, así que durante este 2014, aseguran que no se realizarán obras en el pabellón, por lo que su apertura se demora, como mínimo, al primer trimestre de 2015. Faltan cuestiones básicas como las señales de seguridad, el equipamiento de los vestuarios o el equipamiento deportivo sin el cual, es imposible que el recinto abra sus puertas. Se demora más el estreno del multiusos, a la espera del presupuesto disponible en 2015, año en el que se decidirá si finalmente se acomete el equipamiento o si el Reyno permanece cerrado. A día de hoy, reconocen fuentes del ejecutivo, no se está trabajando en la apertura del Reyno de Navarra Arena.

En marzo se constituyó la Mesa de Trabajo que trabaja para aclarar cuáles van a ser los usos del edificio, así como su modelo de gestión. En aquel momento, el consejero de políticas sociales anunció que en septiembre se licitarían las obras que faltan para poder conseguir la licencia de apertura, sin embargo, no ha sido así. Ni lo va a ser. El propio consejero decía que el pabellón "se abrirá, guste o no a algunos parlamentarios", y en junio de este año anunció que se abriría " próximamente", pero nada más lejos de la realidad, ya que, en ningún caso, abrirá antes de que termine el año. Fuentes del departamento confirman que no tienen en este momento dotación presupuestaria para hacerse cargo del equipamiento del recinto por lo que de ninguna manera podrán concluir los trabajos pendientes este año.

Desde Deporte y Juventud aseguran que los esfuerzos del Gobierno van encaminados, ahora, a decidir el modelo de gestión y el uso, ya que trabajar en ese equipamiento no tiene sentido porque no tienen asignación presupuestaria para poder hacerse cargo de los trabajos. Por otro lado, no descartan que la apertura pudiera producirse, a partir de 2015, en el corto plazo, ya que las obras que faltan por hacer son obras menores y no requerirían de mucho tiempo de construcción. En todo caso, a partir de enero, con el nuevo año presupuestario.

Una vez que se decida que hay dinero para concluir el recinto, los pasos a seguir serán aclarar con la dirección facultativa de la obra cuáles son las cuestiones que quedan pendientes, cuáles de ellas son prioritarias y necesarias para la licencia de apertura, y licitarlas. Aunque de momento, reconocen, no se está trabajando en ese sentido, sino en buscar una rentabilidad económica o social a la utilización del Reyno Arena.

La mesa de trabajo  busca soluciones para rentabilizar la inversión de 60 millones de euros que ha realizado el Gobierno de Navarra. Por un lado, plantean la rentabilidad económica, y en caso de no ser viable, al menos, reconocen, que el recinto tenga una rentabilidad social, que pueda ser utilizado por los navarros o que reporte algún tipo de beneficio a empresas o comercios de la Comunidad Foral. El ejemplo aportado es que pasen por él los escolares de Navarra, que miles de niños puedan utilizarlo al año.

Uso y gestión sin aclarar

También se anunció desde el Gobierno que en septiembre se aclararía el futuro de la infraestructura, y tampoco ha sido así. Únicamente se ha detallado que se abrirá de forma puntual, que la gestión no será completamente pública, y que la factura de mantenimiento asciende a 390.000 euros. Eso, con la puerta cerrada, factura que aumentaría en caso de comenzar a funcionar.

El Gobierno ha aplazado varias áreas que iba a albergar el recinto, como la zona a la que se iban a trasladar las federaciones deportivas o el museo del deporte, y no realizará esas inversiones hasta que haya dinero para ello, que no será, mínimo, hasta 2016. Unas actuaciones valoradas, a día de hoy, en 7 millones de euros que es, según el ejecutivo, el dinero que queda por ejecutar del total del proyecto, 60 millones de euros. De esta manera, esos 7 millones irán apareciendo en sucesivos presupuestos hasta que la situación económica mejore y llegue el ejercicio en el que, de verdad, puedan ser utilizados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha