eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Más de 7.000 menores fueron atendidos en 2016 en los servicios de Infancia y Familia del Ayuntamiento de Pamplona

Más de 7.000 menores fueron atendidos en 2016 en alguno de los tres programas o servicios de Infancia y Familia del Ayuntamiento de Pamplona.

- PUBLICIDAD -
Más de 7.000 menores fueron atendidos en 2016 en los servicios de Infancia y Familia del Ayuntamiento de Pamplona

Así lo han dado a conocer este miércoles en rueda de prensa la concejala delegada de Acción Social y Desarrollo Comunitario, Edurne Eguino, la directora del área, Marisol de la Nava, y la responsable de los programas de Infancia y Familia Ana Fernández, que han presentado las novedades y los datos que estos programas han arrojado el pasado año.

Según han indicado, el 2016 ha sido un año de "redefinición y refuerzo" en los programas de Infancia y Familia. El Área de Acción Social y Desarrollo Comunitario mantiene en este ámbito tres servicios diferentes, dos situados en lo que se considera Atención Primaria, y prestados desde los diferentes barrios de la ciudad, y uno de ámbito ciudad, que desarrolla funciones especializadas y se destina a intervenciones más concretas (prevención secundaria y terciaria).

Dentro de este último hay además un dispositivo específico: el Programa de Intervención Familiar (PIF) que realiza intervenciones educativas en algunas de las familias atendidas por el programa especializado.

En los tres servicios ha habido modificaciones y todos arrojan un incremento de atenciones en 2016. En Atención Primaria destaca en 2016 el incremento de profesionales y el trabajo desarrollado por este personal con el objeto de definir los programas a desarrollar desde los Equipos de Infancia y Familia de toda la ciudad. A su vez, los Servicios de Atención Preventiva Comunitaria, que se prestan en coordinación con asociaciones, se han extendido a cuatro barrios más.

En el ámbito especializado, se ha redefinido la población diana de cada programa, dejando para los Equipos de Infancia y Adolescencia en Dificultad Social (EAIA) la intervención en los casos moderados y que precisan más intensidad de intervención, reservando los más leves a los Equipos de Infancia y Familia de las Unidades de Barrio.

En concreto, el pasado año se atendieron desde de los Equipos de Infancia y Familia de toda la ciudad, a 792 familias y a 1.558 menores, 193 más que en el año 2015. Las actividades realizadas de prevención comunitaria, desde los Servicios de Acción Preventiva Comunitaria en los barrios abarcaron a 5.299 menores.

A su vez, los Equipos de Infancia y Adolescencia en Dificultad Social trabajaron con 120 familias, y 219 menores, casi triplicándose los casos atendidos en 2015. Y, dentro del EAIA, el Programa de Intervención familiar ha atendido a 148 familias, lo que significa que en la última década este tipo de intervenciones también se han triplicado.

Además, desde el Área se han realizado otras actuaciones en este ámbito como el establecimiento de trabajos previos para desarrollar un Plan de Infancia del Ayuntamiento de Pamplona; la participación en el II Plan de Infancia y Familia del Gobierno de Navarra; o el trabajo para diseñar un protocolo de detección de situaciones de desprotección en las Escuelas Infantiles, entre otras.

LOS EQUIPOS DE INFANCIA Y FAMILIA

Por otro lado, en 2016 se han consolidado cuatro nuevas plazas en los Equipos de Infancia de las Unidades de Barrio con perfiles de Trabajo Social e Integración Social. Estos equipos trabajan tanto a nivel individual y familiar, como comunitario, a través de diferentes programas. Son quienes valoran las situaciones de desprotección y se encargan también de los casos de 'desprotección leve'.

En 2016 estos equipos han trabajado con 792 familias, y 1558 menores, un 13% mas de menores atendidos que en 2015, año en que ascendieron a 1.365.

Desde el punto de vista de las franjas de género y edad de los menores, son siempre más los niños que las niñas atendidas, salvo entre los 16 y los 18 años, franja en la que la proporción se invierte. Los barrios que mayor número menores atendidos son Rochapea, con un 17,13% del total; Chantrea con un 14,31% y Milagrosa con un 14,24%.

ATENCIÓN PREVENTIVA COMUNITARIA

Por su parte, las Unidades de Barrio, en coordinación con asociaciones y federaciones infanto-juveniles, trabajan en los barrios de la ciudad. En 2016 este sistema de prevención universal y generalista se ha ampliado a cuatro barrios más de forma que en estos momentos lo tienen Chantrea, Rochapea, San Jorge, Casco Viejo, Echavacóiz, Mendillorri-Ripagaina y Milagrosa-Azpilagaña.

Las asociaciones contratadas para desarrollar estos proyectos son Sinar Zubi, Batean, Umetxea, Aldezar, Etxabacoiz Bizirik, Aldezar, Bideberri y Yoar. Esta ampliación se verá continuada en el tiempo ya que en 2017 se pretende ampliar la Atención Preventiva Comunitaria a Buztintxuri.

Los datos de 2016 de estas actividades, se sitúan en torno a los 5.300 menores, con una distribución equitativa por género. Las cifras avalan que el 57% de las actividades que se realizan tienen continuidad a lo largo del año, mientras que el 24% de ellas están asociadas a periodos de vacaciones.

El pasado año 3.061 personas realizaron actividades continuas (deportivas, culturales, formativas...) y 1.261 actividades estacionales. Además 570 menores participaron en campamentos y 407 adolescentes recibieron formación para poder participar como voluntarios en las actividades. El número de adolescentes que han participado en 2016 como personal voluntario ha ascendido a 544 personas.

DESPROTECCIÓN MODERADA

Por otra parte, los Equipos de Infancia y Adolescencia en Dificultad Social trabajan con familias y menores en situación de desprotección moderada. Desde este programa se trabaja con diferentes tipologías de desprotección o dificultad con el objetivo de mantener a los menores en su entrono, capacitar a los padres y madres y promocionar la autonomía personal de los adolescentes para el transito a la vida adulta.

En este ámbito ha venido a integrarse, desde 2016, el Programa de Intervención Familiar (PIF), gestionado por la cooperativa Kamira, que realiza intervenciones educativas dentro de los domicilios de familias atendidas por el EAIA.

Si en 2015 las familias atendidas fueron 49 y los menores 102 (un 11% más que en 2014), en 2016 las cifras de atenciones han sido mucho mayores: 120 familias, y 219 menores. El 69% de estas familias accedieron al servicio durante el año 2016, gracias al incremento de personal que se ha producido en el equipo. Entre los datos a tener en cuenta destaca que el 79% de las familias en el programa son monomarentales. La franja de edad que concentra el 68% de los casos es la de 5 a 15 años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha