eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Entrevista | Mª José Beaumont, consejera navarra de Interior

"Si fuera verdad la falta de coordinación policial en Navarra, habría pedido explicaciones"

La consejera navarra de Presidencia, Justicia e Interior, un nombre que fue propuesto por EH Bildu para el nuevo Gobierno Foral, repasa la polémica por su nombramiento, sus aspiraciones al reclamar competencias al Estado y sus primeras medidas

Jorge Fernandez Díaz sembró dudas sobre la colaboración entre las fuerzas de seguridad, y Mª José Beaumont insiste en que "no es cierto que en Navarra no se intercambie información policial como se hacía antes"

La consejera recuerda que las competencias en seguridad que Navarra podría solicitar van desde Tráfico y Medio Ambiente a la política penitenciaria, aunque reconoce que hay medidas en las que puede haber menos oposición estatal

- PUBLICIDAD -
La consejera navarra es la responsable de la Policía Foral y Bomberos.

La consejera navarra es la responsable de la Policía Foral y Bomberos.

Pocas veces da una respuesta corta y, cuando lo hace, tiene un punto casi reivindicativo. Esas reacciones contrastan con el silencio de María José Beaumont Aristu (Artieda, 1956) tras su nombramiento como parte del Gobierno Foral y con cómo rompió ese silencio, el pasado 22 de julio, durante la investidura de Uxue Barkos como presidenta, simplemente con la lectura de un comunicado ante los medios de comunicación. Ella es la consejera navarra de Presidencia, Justicia e Interior propuesta por EH Bildu, la licenciada en Derecho que ha pasado de ser un referente de la Coordinadora de Itoiz, contraria al embalse, a la responsable de la Policía Foral. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, consideró que este nombramiento había sido  un “gravísimo error” y el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, incluso afirmó (luego matizó sus palabras) que, aunque las fuerzas de seguridad cumplirían sus funciones en Navarra, se amoldarían a esta nueva realidad “mientras no quede acreditado que se va a cumplir estrictamente la ley”. Beaumont repasa aquí esas relaciones con el Gobierno, sus aspiraciones en el traspaso de competencias en Interior y sus primeras medidas.

Usted ha asegurado que, cuando le propusieron ser consejera, no pensó que se generaría tanta polémica. ¿En serio no le pareció que daría que hablar una consejera de Interior propuesta por EH Bildu?

A ver, tomé una decisión en horas [le propuso el cargo Adolfo Araiz, cabeza de lista de EH Bildu al Parlamento de Navarra] y no pensé bajo ningún concepto que fuera a darse esa reacción. Aunque cuando se dio no me sorprendió. Desde el principio dije que al gobierno de Madrid no le gustaba el gobierno del cambio, con independencia de que se llamase Pedro, Juan o Mª José. Fueron días intensos y, por salud, decidí no leer nada. Aunque me sentí completamente arropada por la presidenta [se refiere a Uxue Barkos].

Y, entonces, ¿decidió romper su silencio con  la lectura de un comunicado? Ha dicho que cree que esa polémica era “flor de un día”, pero esa reacción confirma que midió mucho cada palabra.

Sabía que el día que apareciera habría muchos medios de comunicación; sinceramente, no pensaba que tantos. Casi no podía ni respirar entre tantas alcachofas. Pero yo siempre suelo llevar todo por escrito, no se trataba de intentar no salirme del guión.

¿Habría sido más fácil que hubiera sido propuesta directamente por Uxue Barkos o que la cartera fuera otra?

Yo he apoyado el gobierno del cambio y, si has estado durante tanto tiempo batallando desde el punto de vista profesional, social o cívico [se refiere a su labor en la Coordinadora de Itoiz], te sientes en la responsabilidad de participar en que las cosas se hagan de otra manera. Y no creo que habrían cambiado mucho las cosas si no me hubiera propuesto Bildu, porque habrían ido por otro lado.

¿Ha solicitado ya reunirse con el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz?

Estamos trabajando internamente en por dónde vamos a pedir a la Administración del Estado el traspaso de competencias con las que no contamos y que tenemos derecho a tener. Con el ministro de Justicia [Rafael Catalá] ya tengo una reunión, ha sido una propuesta suya, para aportar dinero a medios materiales para la administración de justicia. Lo digo porque ha sido una iniciativa del mismo gobierno en el que un ministro dijo no sé qué zarandajas… Además, en la Junta de Cooperación, entre la administración estatal y la navarra, que sirve para limar discrepancias en actuaciones legislativas o administrativas, en la primera reunión se llegó a un acuerdo para que el gobierno no interponga un recurso de inconstitucionalidad a la Ley foral de Administración Local [en  este artículo de Diario de Navarra se recoge el pacto], y ese acuerdo fue con el ministro Montoro.

Dijo, tras las palabras de Fernández Díaz, que no le preocupaba la polémica porque al ministro le quedaban “cuatro días” en el cargo. ¿Lo mantiene?

Lo mantengo porque me parece que ocurrirá. Es que casi estamos ya en campaña electoral y, por lo que percibo, habrá un cambio en la Administración General. Por eso creo que este ministro en concreto no será ministro de Interior, y tampoco creo que vaya a ganar el PP. Pero no se trata de lanzar balones fuera, el Ministerio de Interior no nos ha demandado un encuentro y nosotros no les hemos planteado nada a ellos.

Pero, tras las palabras del ministro, que abrían la puerta a  replantearse la colaboración entre las fuerzas de seguridad en Navarra, cuando había medios que hablaban de un repliegue de la Policía Nacional y la Guardia Civil en la comunidad, ¿no sería lo lógico llamarle para, cara a cara, solventar el tema?

Pero no es cierto que no se estén intercambiando informaciones en el plano policial como se estaba haciendo. Si hubiera sido verdad, claro que le habría pedido explicaciones. Y sobre ese repliegue, como lo han llamado algunos, que es una expresión militar, yo he hablado de un reajuste. Cuando negociemos el traspaso de competencias, que no está solo tráfico, sino también medio ambiente, espectáculos… podremos decir que si Policía Foral asume esas funciones, habrá que reajustar el número de efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil que las venían prestando. ¿Bastará con la plantilla de Policía Foral o habrá que aumentarla? Está claro que lo segundo. Veremos qué competencias son más asumibles en dos sentidos: que no exijan mayor inversión económica y que no haya tanta oposición de la Administración del Estado.

Antes de reunirme con el Ministerio de Interior, no sé si antes o en paralelo, tendré que tener un encuentro con… no sé si son coroneles o lo que sea. Pero no me preocupa porque la coordinación funciona como hasta ahora

Una de esas competencias es la política penitenciaria. Por lo que dice, ¿no sería realista pedirla ahora con este Gobierno central y este Gobierno Foral?

Probablemente hay competencias que sean más fáciles de conseguir, por el coste o porque, por la materia de la que se trata, la Administración del Estado puede poner menos problemas. Lo razonable será esperar a cómo se conforma el nuevo Gobierno y qué fuerzas lo integran.

Ahora mismo, entonces, Policía Nacional y Guardia Civil son necesarias en Navarra.

Claro. Y están ejerciendo funciones que son necesarias.

¿Tiene previsto reunirse con sus mandos en la Comunidad Foral?

Antes de reunirme con el Ministerio de Interior, no sé si antes o en paralelo, tendré que tener un encuentro con… no sé si son coroneles o lo que sea. Pero no me preocupa porque la coordinación funciona como hasta ahora.

Ahora en Pamplona ha habido críticas  por parte de UPN y PSN porque la Policía Nacional no podrá exponer una muestra sobre el terrorismo en la Ciudadela, después de que el Ayuntamiento (encabezado por Joseba Asiron, de EH Bildu) haya recordado que el lugar del evento ahora está reservado para usos artísticos. ¿No hay demasiadas tensiones?

Yo no lo ha percibido, sinceramente. No niego que exista, pero no me ha llegado.

Quería preguntarle por la decisión del alcalde de  estar dispuesto a asistir a homenajes a víctimas de ETA si las familias estaban de acuerdo con ello. ¿Lo ve como algo positivo?

Lo veo como algo positivo indudablemente, y comparto que lo haga como alcalde de Pamplona, eso que quede claro, pero esta materia en el Gobierno no me corresponde a mí, sino a la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales [Ana Ollo].

Sí es su competencia la Policía Foral. Durante la pasada legislatura hubo  muchas críticas sindicales que denunciaron el abandono del cuerpo. Hay mucha sensación de descontento…

Había.

¿Ya no la hay?

Que había descontento lo sabía. Y ahora, desde que llegamos nosotros, hay un estado de ánimo diferente. Hay protocolos que había que revisar, no se escuchaban las propuestas, hay que trabajar en una nueva estructura de la Policía Foral donde se reduce la escala de mando, con unas jefaturas más sectoriales y dando más protagonismo a gente que ha querido colaborar y no se le ha dejado. Va a haber muchos cambios, y se van a ver.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha