eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

El riesgo de heladas dificulta aún más la circulación por la red de carreteras, afectada por el temporal

La AEMET activa la alerta roja por riesgo extremo de aludes en el Pirineo y el Gobierno foral llama a abstenerse de viajar en coche

- PUBLICIDAD -

Las previsiones meteorológicas anuncian un descenso de las temperaturas durante la tarde de este domingo, con posibles heladas, circunstancia que dificultará aún más la circulación por las carreteras navarras, afectadas por el temporal de lluvia y nieve.

La Agencia Estatal de Meteorología mantiene activada la alerta naranja por riesgo importante de precipitaciones en forma de nieve en toda la Comunidad excepto en la Ribera y ha activado la alerta roja por riesgo extremo de aludes en el Pirineo, según ha informado el Gobierno foral en un comunicado.

Por todo ello, el Gobierno de Navarra reitera su llamamiento a la prudencia y aconseja a los ciudadanos que se abstengan de viajar en vehículos particulares y que no realicen salidas al monte o a disfrutar de la nieve.

Durante la pasada noche no se han producido incidencias ni accidentes de importancia en las carreteras. En estos momentos está abierta al tráfico la red principal, con la excepción de la N-113 (Pamplona-Madrid), que se encuentra cortada entre los pk. 75 y 77 por desbordamiento del río Ebro, y la Autovía de Leitzaran, que se encuentra cerrada para el tráfico pesado siendo necesario el uso de cadenas para el resto de vehículos.

Asimismo está cortada la salida a Arruazu de la Autovía de la Barranca (A-10), en sentido Vitoria, por inundación del paso inferior. Ya se puede circular por la A-1, que ha sido reabierta en sentido norte tras solucionarse el problema generado por un desprendimiento en Guipúzcoa.

En la red secundaria son numerosos los tramos afectados, por lo que se recomienda a los conductores, en el caso de que deban salir a la carretera y hacerlo en vehículo privado, que consulten el estado de las mismas antes de iniciar viaje, tanto en el portal de Internet del Gobierno de Navarra, como en el teléfono 848-42 35 00.

Un dispositivo integrado por 106 máquinas quitanieves trabaja desde las 18 horas de este pasado sábado para mantener operativa la red viaria.

POSIBILIDAD DE INUNDACIONES

En la mitad sur de Navarra, y en especial en la Ribera, persiste la posibilidad de inundaciones a causa de la crecida de los ríos, que es significativa en el caso del Ebro y cuyo pico se esperaba que llegara a Tudela en torno a las 15.30 horas, si bien las últimas previsiones apuntan a un ligero repunte que podría hacer que el caudal siguiera aumentado levemente hasta las 22 horas, aproximadamente.

Los responsables de protección civil de la Agencia Navarra de Emergencias han alertado a las autoridades locales de la zona, que han tomado las medidas oportunas para minimizar los datos y las posibles afecciones a la población.

Los desbordamientos registrados en las últimas horas van remitiendo y la situación tiende a la normalidad. Los bomberos del parque comarcal continúan realizando labores de achique en Estella y en diversas naves del polígono industrial de Lodosa, mientras que en San Adrián el desbordamiento del río ha afectado a campos de cultivo y ha obligado al cierre preventivo de algunas calles.

En Funes se han visto afectadas alrededor de 40 bajeras y sótanos de la margen izquierda, lo que ha requerido la intervención de los bomberos de Peralta.

El pico de la avenida del Ebro ya ha superado Castejón con un nivel algo inferior al previsto, aunque la fuerza de la corriente ha roto una de las cotas de protección y el desbordamiento ha ocasionado la inundación y el corte de la carretera N-113 (Pamplona-Madrid).

Las inclemencias meteorológicas han podido ser la causa de las averías telefónicas en algunas localidades de Tierra Estella y de los cortes de luz registrados en los valle de Roncal y Salazar, problemas que ya están en vías de solución.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha