eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Albert Rivera exige al Constitucional que resuelva el recurso para poder controlar al Gobierno en funciones

El líder de Ciudadanos se muestra satisfecho de que el ministro De Guindos acuda esta tarde al Congreso a dar explicaciones sobre el nombramiento frustrado de Soria

Incluso se atribuye el "éxito" dado que Ciudadanos consideró que podría haber eludido sus responsabilidades también en la Comisión de Economía

Rivera ha pedido nuevamente una "mesa a tres" entre su partido, el PP y el PSOE para desbloquear la situación y evitar otra posible "alternativa inviable de 44 partidos"

Pide una "contrapropuesta" en Cataluña a los partidos y a Rajoy para que el independentismo "no sea lo más suculento para los catalanes"

- PUBLICIDAD -
Rivera insta al Tribunal Constitucional a resolver ya si el Parlamento puede o no controlar al Gobierno

Rivera insta al Tribunal Constitucional a resolver ya si el Parlamento puede o no controlar al Gobierno

Albert Rivera ha hecho este martes un paréntesis en las campañas electorales de Galicia y el País Vasco, en donde se está volcando, para acudir a un desayuno informativo en Madrid organizado por la agencia Europa Press. Rodeado de numerosos cargos de su partido, el líder de Ciudadanos ha exigido al Tribunal Constitucional que resuelva cuanto antes el conflicto de competencias que mantiene con el Parlamento para que el Gobierno pueda ser sometido al control de los grupos.

Rivera cree que de esta manera se evitarían situaciones como la que está protagonizando el ministro de Economía en funciones, Luis De Guindos, que, con la complicidad de la presidenta del Congreso,  Ana Pastor, se ha negado a acudir a un pleno del Congreso para explicar el nombramiento frustrado del extitular de Industria, José Manuel Soria.  

De Guindos comparecerá esta tarde, pero en Comisión, un formato mucho más cómodo para el Gobierno. Rivera ha negado que su grupo haya contribuido para que se aprobara este formato y no el del pleno, y ha recordado que Ciudadanos apoyó en la Junta de Portavoces esa opción. Es más, incluso se ha atribuido el hecho de que al final el ministro venga a la Cámara.

"Había dos opciones para obligar a que venga De Guindos. A mí solo me importa que dé explicaciones y hoy se las vamos a estar pidiendo porque queremos saber qué ha ocurrido con el nombramiento de Soria", ha aclarado Rivera.

El líder de Ciudadanos, en su intervención, ha vuelto también a pedir al PP y al PSOE un último esfuerzo para que intenten aparcar sus diferencias y se sienten en una mesa "a tres" para negociar al menos 100 reformas en las que puede haber consenso entre ellos, dentro del acuerdo de 150 medidas que cerró su partido con el PP.

Rivera ha reconocido que lo ve difícil pero ha insistido en que él "es optimista porque no me queda otra", aunque ha desvelado que las relaciones con el líder del PSOE son prácticamente inexistente. De hecho, aún no le ha llamado. "Si el señor Sánchez quiere formar una alternativa con 44 partidos y los independentistas, con sus 85 escaños esa alternativa no es viable", ha reiterado.

"En la vida uno debe de asumir los resultados y asumir la realidad", ha recordado a Sánchez, al que ha pedido que "sea realista".

Rivera prácticamente no se ha salido de su guión habitual y ha reiterado los mismos mensajes dirigidos a Sánchez y a Rajoy para que no esperen más para desbloquear la situación política y no tener que ir a unas terceras elecciones. En este sentido, ha vuelto a alertar de que si no hay presupuestos antes del 15 de octubre España se arriesga a la multa multimillonaria que nos va a imponer Europa.

"Algunos están intentando acabar con la paciencia de los españoles", ha lamentado el líder naranja.

En el desayuno, Rivera también se ha referido al "desafío" que siguen lanzando "los independentistas" en Cataluña y les ha invitado a sentarse también a la mesa para abrir "un diálogo fluido, normal y democrático".

"Yo no puedo sentarme en la mesa si uno está arriba en la montaña proclamando la independencia", ha señalado, mientras criticaba a Mariano Rajoy por "minimizar" la situación.

Dicho esto, el líder naranja ha reconocido que tampoco tiene "una solución mágica" a lo que pasa en Cataluña, por lo que ha abogado por empezar a trabajar en una "contrapropuesta" y un "proyecto común español", para que el independentismo "no sea lo más suculento para los catalanes".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha