eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Alianza libia anuncia la reconquista de Sirte, que estaba en poder del EI

- PUBLICIDAD -
La Alianza libia anuncia la reconquista de Sirte, que estaba en poder del EI

La Alianza libia anuncia la reconquista de Sirte, que estaba en poder del EI

La Alianza de milicias del oeste de Libia anunció hoy la reconquista de la ciudad mediterránea de Sirte, que estaba en manos de la rama libia del grupo yihadista Estado Islámico (EI) desde febrero de 2015.

Fuentes de la alianza aseguraron a Efe que, aunque las operaciones de rastreo prosiguen en una zona de unas diez casas junto al paseo marítimo, las milicias ya controlan el barrio de Bahariya, el último que quedaba en manos de los radicales.

"Aún resta por inspeccionar una decena de túneles y sótanos en un área de una decena de casas próximas al paseo marítimo. Se trata de almacenes y guaridas donde se escondían los terroristas y donde acumulaban armas, equipo informáticos y de comunicación", explicó el portavoz.

El oficial -miembro de las milicias de Misrata, que han liderado la ofensiva- dijo que el avance en esta zona será muy lento, pues se teme que los yihadistas hayan dejado trampas explosivas, como ya hicieran en otras áreas de esta ciudad en la que nació y murió años después, apaleado, el que fuera líder libio Muamar al Gadafi.

"Después de estos dos últimos días de combate, no esperamos ya toparnos con más resistencia. Sirte está controlada", recalcó el portavoz.

Subrayó que a lo largo de las últimas horas se entregaron más de una veintena de mujeres y niños, muchos de ellos de países del norte de África, como Túnez, que vivían junto a los yihadistas.

"En esta zona encontramos durante el días los cadáveres de una decena de terroristas que resistían", agregó.

Las milicias del oeste de Libia emprendieron en junio pasado una ofensiva militar para recuperar el control del puerto mediterráneo de Sirte, la ciudad-franquicia más occidental en poder de radicales aliados con el Estado Islámico en Siria e Irak.

Tras dos meses sin apenas avances, las tropas libias comenzaron a abrir una brecha a partir del primero de agosto, fecha en la que Estados Unidos se sumó a la ofensiva con bombardeos aéreos sobre esta urbe, situada a escasos kilómetros de territorio italiano.

Desde entonces, la aviación militar estadounidense ha realizado más de 420 misiones de combate, según datos ofrecidos por el comando central del Pentágono en África.

La ofensiva ha tenido un alto coste para Misrata, que ha liderado a un grupo heterogéneo de milicias de las ciudades del oeste de Libia en coordinación con el llamado Gobierno de unidad nacional que designó en abril la ONU y que ahora sostiene en Trípoli, pese a que carece de legitimidad.

"Durante estos seis meses de ofensiva han muerto 771 milicianos y 3.210 han resultado heridos de gravedad", reveló este lunes el portavoz médico, Akram Glawam.

Libia es un Estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que hace cinco años la comunidad internacional apoyara el alzamiento rebelde en Bengasi y contribuyera militarmente a la caída de Al Gadafi.

Cinco años después, dos gobiernos -uno en Trípoli (oeste) y otro en el Tobruk (este)- luchan por hacerse con el poder y el control de los recursos petroleros con ayuda de decenas de milicias que cambian a menudo de bando.

De la situación se han beneficiado grupos yihadistas, como la rama libia del Estado Islámico, Boko Haram o la organización de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), que han penetrado y extendido su influencia en el país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha