eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El FMI cuestiona optimismo de Lisboa y cree que el espíritu reformador decae

- PUBLICIDAD -

El Fondo Monetario Internacional (FMI) cuestionó hoy las optimistas previsiones económicas que maneja el Gobierno portugués, como ya hizo la Comisión Europea, y alertó de que el espíritu reformador del país "flaquea".

En un documento divulgado hoy como conclusión de la primera visita al país de la troika tras el cierre con éxito de su rescate financiero en mayo, el FMI redujo las estimativas de crecimiento de Portugal tanto para este año como para el próximo, además de empeorar sus cálculos sobre el déficit público.

Concretamente, pronosticó una subida del PIB del 0,8 % para 2014 y del 1,2 % para 2015, frente el incremento del 1 % y del 1,5 % calculado por el Ejecutivo luso, respectivamente.

En cuanto al déficit, auguró que Lisboa terminará el actual ejercicio con un valor equivalente al 5 % del PIB (frente al 4,8 % que prevé el INE luso) y 2015 en el 3,4 % del PIB, lejos del 2,7 % prometido por el Gobierno y por encima del límite del 3 % de la UE.

"El Presupuesto General del Estado para 2015 -aprobado por el Parlamento la semana pasada- no está en línea con los compromisos acordados en el marco fiscal a medio plazo", alertó el FMI, que apuntó "a un déficit sensiblemente superior" debido a que sus estimaciones sobre crecimiento e ingresos fiscales son "más conservadoras" que las del Ejecutivo.

Los técnicos del organismo internacional, que comenzaron su visita a Lisboa el pasado 28 de octubre, se mostraron especialmente críticos con el impulso reformador mostrado por el país desde que en mayo cerró su programa de asistencia financiera.

Este espíritu "parece haber flaqueado", en opinión del FMI, que cita como ejemplo el reciente aumento del salario mínimo, que entró en vigor el pasado mes de octubre y que se elevó en 20 euros, desde 485 euros mensuales a 505 (calculados en catorce pagas).

En el documento se considera que esta subida "fue prematura" dadas las condiciones del mercado laboral luso y que incluso podría "hacer más difícil para los trabajadores menos cualificados encontrar un empleo e incluso mantener sus puestos de trabajo".

El crecimiento a medio plazo de la economía portuguesa es calificado de "insuficiente" para reanimar ese mercado laboral, por lo que el FMI insistió en profundizar la apuesta por un aumento de las exportaciones.

"La incapacidad de alcanzar este reto de crecimiento probablemente provocaría que continuase el elevado número de trabajadores que decide emigrar", señala el texto.

El FMI reconoció que la mejora de la competitividad externa de Portugal es "de indudable dificultad", pero incidió en que el único camino es la adopción de reformas que conviertan más atractivo al país.

En el lado positivo, el organismo internacional situó la "preservación de la estabilidad financiera" pese al terremoto provocado por la crisis del Banco Espírito Santo (BES), así como el exitoso regreso a las emisiones de deuda a largo plazo de Portugal, que ahora consigue vender sus obligaciones a cambio de intereses sostenibles.

La visita de los técnicos de la UE y el FMI a Lisboa se repetirá cada seis meses con el objetivo de controlar los progresos lusos, según fuentes oficiales, y esa monitorización se mantendrá hasta que el país devuelva la mayor parte del préstamo de 78.000 millones de euros que le fue concedido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha