eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno dice que trabajar en el extranjero "enriquece, abre la mente y fortalece habilidades sociales"

El ministro de Exteriores asegura que no se ha expulsado "a nadie": "Quienes salen fuera muestran una iniciaitva, una inquietud y una amplitud de miras"

El Gobierno dice que veta las iniciativas de la oposición en el Congreso porque cuestan 15.000 millones

El PSOE exige al Gobierno que inhabilite a los responsables de la quiebra de las autopistas

130 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El Gobierno reitera su compromiso con la unidad y la soberanía de Libia

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis. EFE

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha restado importancia a la emigración que se ha disparado en España durante los años de crisis. El titular de Exteriores ha querido desdramatizar la marcha de miles de jóvenes al extranjero en busca de empleo: "I rse fuera a vivir, a trabajar, enriquece, abre la mente y fortalece habilidades sociales".

Ha sido la respuesta del Gobierno en la sesión de control a la pregunta planteada por el diputado de Unidos Podemos Pablo Bustinduy, que ha acusado al PP de haber "expulsado" a miles de jóvenes que han "tenido que emigrar". "Esta gente no se ha ido, les han expulsado sus políticas de austeridad", ha expresado. 

"Esa visión apocalíptica y demagógica no se compromete con la realidad. No hemos expulsado a nadie", ha respondido Dastis: "Está pintando una visión de los años 60. Actualmente quienes salen fuera muestran una iniciativa, una inquietud, una amplitud de miras, adaptabilidad y apertura a nuevos horizontes".

Para el ministro "irse fuera a vivir, a trabajar, enriquece, abre la mente y fortalece habilidades sociales". "No supone rehuir responsabilidades sino adaptarse a un mundo mejor", ha terminado Dastis, a quien los diputados han interrumpido en varias ocasiones durante su contestación. 

El Gobierno defiende sus vetos

Otro de los asuntos abordados en la sesión de control ha sido el de los vetos que ha impuesto el Gobierno a la tramitación parlamentaria de varias propuestas de la oposición amparándose en el artículo 134 de la Constitución que le permite oponerse a la discusión en el Congreso de determinadas iniciativas si suponen un aumento del gasto no previsto en los presupuestos. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha cuantificado en 15.000 millones de euros el gasto que supondrían las medidas propuestas por los grupos y que el Ejecutivo ha vetado.

"En esas disconformidades esta Cámara gastaba 15.000 millones de euros -ha explicado Sáenz de Santamaría en la sesión de control-. Eso es la mitad del dinero de los ministerios". La vicepresidenta ha asegurado que "si de una tacada se gastan 15.000 millones" habría dificultades para hacer frente al pago de servicios públicos, como la sanidad. 

Además, se ha escudado en que durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero se vetaron 96 iniciativas de la oposición. Ese ha sido otro de los argumentos de la vicepresidenta en su respuesta a la diputada de Unidos Podemos Carolina Bescansa, que le ha afeado que el Gobierno "secuestre" el Congreso con una media de "un veto cada tres días". 

Sáenz de Santamaría ha asegurado que el Ejecutivo "no secuestra nada". "Lo demuestra que se han debatido 18 proposiciones de ley", ha argumentado. "Lo que este Gobierno trata de hacer es preservar la recuperación. Por gastar sin control este país estuvo a punto del rescate -ha afirmado la vicepresidenta-. Alguien tiene que ser responsable. En este caso será el Gobierno". 

El "y tú más" de las autopistas

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha tenido que dar explicaciones por la quiebra de las autopistas, cuyo rescate va a suponer unos 5.500 millones de euros a las arcas públicas. El PSOE ha acusado al PP de haber cometido un "hito de mala gestión" con las radiales y ha pedido al Gobierno que se inhabilite a los responsables de la quiebra.

"No se pueden ir de rositas", ha expresado el diputado socialista César Ramos, que ha reprochado a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que dijera que "no iba a costar un duro" el rescate de las autopistas cuando estaba al frente de Fomento o que Rafael Catalá dijera que "era un buen negocio". "¿Para quién?", se ha preguntado Ramos.

El titular de Fomento ha usado su intervención para reprochar lo mal que lo hizo en esa materia cuando estaba en el Gobierno. "No están ustedes para dar lecciones sobre este asunto", ha respondido De la Serna, que ha hablado de los préstamos participativos a concesionarias, de las cuentas de compensación de esos gastos o del incremento de las tarifas y plazos consesionales. "Si quiere responsabilidades mire a sus compañeros de escaño, que también tuvieron mucho que ver con esto", ha espetado.

Ciudadanos también ha preguntado al ministro "qué piensa hacer para depurar responsabilidades por la chapuza" de las autopistas. De la Serna ha asegurado que  tratará de "minimizar ese impacto" a través de la adopción de medidas. "Pretenden dar lecciones de buena gestión y son junto al PSOE los responsables de unas autopistas sin coches, de trenes sin pasajeros y aeropuertos sin aviones". "Aproveche para mirar a los ojos a los españoles y pedir perdón", le ha dicho al ministro José Manuel Villegas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha