Focos

El escándalo de las tarjetas fuerza la dimisión de la presidenta de la fundación Caja Madrid

Carmen Cafranga, hasta ahora presidenta de la fundación, es socia de Lourdes Cavero, esposa del presidente madrileño, Ignacio González

La Comunidad de Madrid, presente en el patronato de la fundación, había pedido este jueves por la mañana el cese de Cafranga

González ha anunciado también la destitución del director general de Economía por el escándalo de las tarjetas de Caja Madrid

Pablo Abejas fue presidente de la Comisión de Control de la entidad y disfrutó de una tarjeta con un límite de 50.000 euros anuales libres de impuestos

35 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Carmen Cafranga, expresidenta de la Fundación Caja Madrid

Carmen Cafranga, expresidenta de la Fundación Caja Madrid. / Foto: Obra Social Caja Madrid

El escándalo de las tarjetas de crédito de Caja Madrid ha forzado la dimisión de la presidenta de la fundación. Carmen Canfranga ha anunciado su cese con un comunicado en el que afirmaba que se producía "con el fin de preservar los intereses de la Fundación Obra Social y Monte de Piedad de Madrid". El portavoz del Gobierno regional madrileño, Salvador Victoria, había pedido este jueves por la mañana, su dimisión.

Como ha adelantado este jueves eldiario.es, Cafranga, además de Antonio Cámara, están en la relación de beneficiados por las tarjetas black de las que llegaron a cobrar más de 175.000 euros cada uno. Ambos eran amigos de Aznar. Cafranga, además, comparte un negocio con Lourdes Cavero, la esposa del propio presidente de Madrid, Ignacio González.

En su comunicado, Canfranga también destaca su "firme convicción" de haber actuado "siempre" con "plena legalidad", y, en todo caso, ha indicado que "si a la luz de la clarificación jurídica de los hechos hubiere lugar a ello", tiene el "firme compromiso de hacer voluntariamente las reparaciones a las que hubiere lugar". Y explica que el sistema de compensación a los consejeros de la desaparecida entidad financiera, de la que es heredera la Fundación,está documentado y definido en sus órganos de gobierno desde 1988. "Es un modelo generalizado en este tipo de entidades y en numerosas empresas y estaba sometido a los más rigurosos sistemas de control y fiscalización, tanto internos como del Banco de España y de los demás organismos supervisores y reguladores competentes", ha asegurado, destacando que las opiniones jurídicas consultadas "descartan cualquier irregularidad de tipo penal".

Por otra parte, Cafranga señala que la Fiscalía Anticorrupción se ha limitado a remitir al Juzgado que instruye el llamado 'Caso Bankia' la documentación facilitada por el FROB, "para que el material sea examinado por los peritos del Banco de España en el contexto de la pericia que ya les venía encargada". En este sentido, aclara que no existe respecto de su persona ni de la Fundación "imputación judicial de ningún tipo como tampoco existe acusación por esta cuestión de las tarjetas de empresa contra los consejeros y cargos electos de Caja Madrid".

No obstante, explica que deja la presidencia de la Fundación "con el fin de despejar toda sospecha de instrumentalización" de la misma en su favor. Sobre el uso de las tarjetas, añade que "como es evidente", desde los años ochenta hasta la creación de Bankia en 2011 "han pasado por la entidad Caja Madrid un conjunto de personalidades que han utilizado las tarjetas de empresa y cuya probidad es incuestionable. Poner en cuestión que el sistema se hacía con plena legalidad, con gestión propia de la entidad y con absoluta transparencia, ya que precisamente el modelo de las tarjetas de empresa aseguraba el máximo control, choca con una realidad acrisolada en el tiempo".

Cafranga, amiga de Aznar

De Caja Madrid solo queda ya la obra social. Dos de sus responsables, la presidenta de la Fundación, Carmen Cafranga, y otro de los miembros del patronato, Antonio Cámara, aparecen en los listados que investiga la Fiscalía Anticorrupción.

Cafranga y Cámara, además de haber usado las tarjetas black comparten la amistad personal del expresidente del Gobierno, José María Aznar. Cámara llegó a ser el secretario personal del exdirigente popular.

La presidenta de la Fundación es también socia de la esposa del propio presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, quien ha pedido hoy su dimisión a través de su portavoz.

Destitución del director general de Economía madrileño

El presidente del Gobierno regional, Ignacio González, además, ha pedido este jueves la destitución de su director general de Economía, Estadística e Innovación Tecnológica, Pablo Abejas, por su implicación en el escándalo de las tarjetas de crédito sin control y libres de impuestos de Caja Madrid. El anuncio se ha realizado un día después de que se conociera que la Fiscalía Anticorrupción investiga el uso de estas tarjetas y un año después de que su existencia fuera desvelara por eldiario.es gracias a los correos de Blesa.

Abejas fue uno de los hombres en Caja Madrid Esperanza Aguirre cuando se abrió una guerra en el seno del PP por el control de la entidad que enfrentó a la expresidenta de Madrid con Miguel Blesa. En 2009, el expresidente de la entidad maniobró para expulsarle de la Presidencia de la Comisión de Garantías de la entidad.

Abejas, desde su puesto, tenía capacidad de interferir en el proceso electoral abierto en la caja en favor de las posturas de Aguirre. Finalmente, la aún presidenta del PP de Madrid dio su brazo a torcer y Miguel Blesa renovó por un mandato más al frente de la entidad. Sería el último.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha