eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Guterres alerta de que la UE pierde peso internacional por la crisis de los refugiados

- PUBLICIDAD -
António Guterres aspira a liderar una ONU que hable "más alto y más claro"

António Guterres aspira a liderar una ONU que hable "más alto y más claro"

El que fuera máximo responsable del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) durante una década, el portugués António Guterres, advirtió hoy de que la crisis de los refugiados es un reflejo de la debilidad del proyecto europeo.

"Cuando los proyectos se debilitan, la consecuencia inevitable es que pierden peso y capacidad de intervención en la escena internacional", alertó en una entrevista a EFE en Lisboa el político luso, candidato a suceder a Ban Ki-moon como secretario general de Naciones Unidas.

Guterres, que pasó diez años (2005-2015) al frente de la agencia de la ONU dedicada a los refugiados, recordó que el año pasado entraron en el "Viejo Continente" un millón de migrantes por vía marítima, un número "muy significativo" pero pequeño en comparación con el tamaño de la población europea, lejos de las cifras por ejemplo de Líbano, donde hay "un refugiado por cada tres libaneses".

"Fue terrible que Europa no fuera capaz de unirse para encontrar una solución", lamentó Guterres, quien enumeró las ventajas que hubiera tenido afrontar esta crisis de forma conjunta y con una posición común.

"Una Europa unida hubiera sido capaz de actuar preventivamente y evitar ese movimiento dando una respuesta eficaz en el plano humanitario tanto en los países de origen como en los que están en primera línea acogiendo refugiados", defendió.

Además, incidió en que con una "recepción adecuada" una vez llegados a la UE y un proceso de distribución "equitativo", esta corriente migratoria se habría producido "sin notarse prácticamente".

"En vez de eso, lo que tuvimos fue una multitud que atravesó los Balcanes de forma caótica, dando la impresión a muchos europeos de que se trataba de una invasión incontrolada que nadie era capaz de gestionar. Y eso explica en gran parte también las reacciones negativas que se dieron en la opinión pública y que llevaron a que las actitudes de los gobiernos fuesen más cerradas", razonó.

El político portugués, antiguo primer ministro y exlíder del Partido Socialista luso, admitió su decepción con la respuesta a esta crisis y recordó que él mismo fue uno de los mayores defensores de un proyecto europeo basado en la integración.

"Siempre tuve la convicción de que los problemas que Europa afronta son tales que sin unidad, sin una integración política, económica y social más fuerte, no tendrá capacidad de enfrentarlos y perderá peso en la escena internacional. Espero que un día sea posible invertir la actual tendencia", expresó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha